LAS ESPECTUCULARES MONTAÑAS DE LAS HIGHLANDS

  • Puerto

    Oban

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR125.0

  • Horas de duración

    8

  • Código excursión

    02M1

Descripción

Viajamos por la región montañosa de las Highlands escocesas, admirando vistas impresionantes entre las más evocadoras de Escocia, incluso desde un espectacular funicular.



Lo que vamos a ver
  • Litoral del fiordo Loch Linnhe
  • Valle de Glen Nevis
  • Funicular en el monte Aonach Mor
  • Tentempié en la cima
  • Fort William: almuerzo por libre
  • Valle de Glencoe
  • Rannoch Moor y Tyndrum
  • Ruinas del castillo de Kilchurn


Lo que haremos
  • Dejamos Oban a bordo de un autobús y costeamos el pintoresco y accidentado litoral del gran fiordo llamado Loch Linnhe, que se serpentea profundamente hacia el interior ofreciéndonos panoramas impresionantes.
  • Entramos en el valle de Glen Nevis uno de los más evocadores de toda Escocia, dominado por la cima del Ben Nevis, el monte más alto de la región.
  • Llegamos a las laderas del monte Aonach Mor, donde subimos a bordo de un espectacular funicular que sube hacia la cima con un recorrido de casi dos kilómetros y medio, desenvolviéndose entre paisajes naturales impresionantes.
  • Cuando llegamos a la cima nos quedamos fascinados mirando, desde el restaurante con terraza panorámica, la vista fabulosa del Ben Nevis que destaca contra el cielo a 1344 metros de altitud. Aquí nos ofrecen un delicioso tentempié a base de café y galletas.
  • Después volvemos al valle con el funicular y hacemos una parada en Fort William, una hermosa población que se encuentra en el extremo del Loch Linnhe, donde tenemos tiempo libre a nuestra disposición para almorzar a nuestro aire.
  • Retomamos el viaje atravesando el vale de Glencoe rodeado de imponentes montañas donde podemos admirar algunos de los paisajes naturales más evocadores de las Highlands. En este preciso lugar, tuvo lugar en 1692 el épico enfrentamiento entre los clanes MacDonald y Campbell. Hacemos una breve parada para disfrutar plenamente de las fabulosas vistas de montaña, muy populares entre excursionistas y amantes del trekking.
  • Proseguimos el viaje a través de la solitaria y surrealista *Rannoch Moor, una gran extensión de páramo, praderas de brezo y pinos batidos por el viento.
  • Descendemos hacia Tyndrum, población que se desarrolla en la época de la fiebre del oro en el siglo XIX, donde hacemos una parada para reponer fuerzas antes de emprender el viaje de vuelta.
  • Mientras regresamos a Oban, vislumbramos las evocadoras ruinas del castillo de Kilchurn, que data del siglo XIII y uno de los más fotografiados de Escocia. Se refleja en las aguas del Loch Awe rodeado de montañas.