DIVERSIÓN POR NÁPOLES COMO AUTÉNTICOS NAPOLITANOS

  • Puerto

    Nápoles

  • Nivel de dificultad

    no disponible

  • Tipo

    Cultural, Divertida

  • Precio

    Adultos

    EUR40.0

  • Horas de duración

    5.5

  • Código excursión

    02H1

Descripción

Paseamos por el centro de Nápoles admirando destinos insólitos, diferentes del clásico paseo por la ciudad, para conocer de cerca la realidad partenopea, utilizando el transporte público que nos reserva sorpresas espectaculares y cruzando sugerentes barrios populares, sin olvidar un tentempié final al más puro estilo napolitano.



Lo que vamos a ver
  • Plaza del Plebiscito
  • Palacio Real e iglesia de S. Francisco de Paula
  • Estación de Toledo
  • Mercado de Pignasecca
  • Funicular de Montesanto
  • Cartuja y Museo de San Martín
  • Típica comida callejera napolitana


Lo que haremos
  • Abandonamos el puerto a pie e iniciamos un paseo por el centro de la ciudad, haciendo una primera parada en la Plaza del Plebiscito, una de las más bonitas y famosas de Nápoles que nos deja estupefactos por sus enormes dimensiones: 25.000 metros cuadrados, ideales para albergar grandes manifestaciones.
  • Aquí podemos admirar el estupendo Palacio Real, una de las cuatro residencias utilizadas por los soberanos de la familia de los Borbones durante el período del Reinado de las dos Sicilias, y la Iglesia de San Francisco de Paula, cuya fachada nos ofrece una visión espectacular.
  • Desde la Plaza del Ayuntamiento subimos al metro para llegar a la estación de Toledo, un auténtico proyecto escenográfico, caracterizado por una gran espectacularidad. Completamente revestida de mosaicos, la estación retoma los temas de la luz y del agua, y está engalanada con una instalación luminosa de Robert Wilson que reproduce las olas del mar.
  • Después salimos por vía Toledo, famosa por las bonitas tiendas y boutiques, y cruzamos el variopinto mercado de Pignasecca, el más antiguo de Nápoles, que nos permite admirar un espectáculo sugerente y folclórico de la ciudad: junto a exposiciones de pescado, fruta, verdura, frituras y dulces típicos para consumir en la calle nos encontramos puestos de todo tipo, con prendas de ropa, accesorios y CDs de música.
  • Llegamos a la estación del funicular de Montesanto, una de las tres que unen la parte baja de la ciudad con el Vomero, y subimos hasta llegar a la Cartuja de San Martín, un imponente monasterio construido en el siglo XIV que actualmente alberga una extraordinaria colección de arte dedicada a la ciudad, incluyendo una exposición de belenes de la escuela napolitana.
  • Tras la visita al museo, nos detenemos para admirar las magníficas vistas desde la cima de la colina, que dominan toda la ciudad. ¡Unas vistas impresionantes!
  • Después volvemos en funicular al centro histórico de Nápoles, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde nos despedimos de la ciudad partenopea con la degustación de comida callejera típicamente napolitana antes de volver al barco a pie.

Qué hay que saber

0