CRUCERO EN CATAMARÁN POR LA COSTA OCCIDENTAL

  • Puerto

    Kingstown

  • Nivel de dificultad

    no disponible

  • Tipo

    Visita turística, Relax

  • Precio

    Adultos

    EUR75.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    029D

Descripción

Zarpamos a bordo de un divertido crucero en catamarán cargado de emociones: admiramos las magníficas vistas panorámicas de la costa, exploramos el set de rodaje de una famosa película de Hollywood, nos relajamos en una magnífica playa de arena negra y disfrutamos a bordo con música y algo de beber. No se puede pedir más.



Lo que vamos a ver
  • Crucero en catamarán
  • Bahía de Wallilabou
  • Visita del set de rodaje de «Piratas del Caribe»
  • Parada y relax en la playa
  • Bebida y aperitivo a bordo
  • Música y entretenimiento durante el viaje de vuelta
  • Posible avistamiento de ballenas y delfines


Lo que haremos
  • Subimos a bordo de un catamarán a vela y zarpamos empujados por el viento a lo largo de la costa occidental de San Vicente, donde se suceden las tranquilas playas de arena volcánica acariciadas por el sol y las ensenadas resguardadas, a las que se puede acceder solo en barco.
  • Durante la navegación, nuestro guía nos indicará los lugares más interesantes para observar, incluidos aquellos que han sido escenario de la famosa película "Piratas del Caribe".
  • Precisamente siguiendo la pista de Jack Sparrow llegamos a la bahía de Wallilabou, donde el set de la película permanece intacto: veleros, cañones, fuertes, cabañas en ruinas e incluso esqueletos colgados. Hay algo para todos los gustos: ¡podemos liberar nuestra fantasía y tomar simpáticas fotografías!
  • Retomamos la navegación para llegar a una maravillosa playa de brillante arena negra de evidente origen volcánico y dejamos que nos deslumbren las aguas cristalinas del mar, en las que podemos nadar o hacer snorkelling.
  • Pero la diversión no se acaba aquí: volvemos a bordo y nos sirven aperitivos ligeros y deliciosas bebidas, como ponche de ron y zumos.
  • El catamarán se anima con una agradable fiesta a bordo con música: ¡nos dejamos llevar por el ritmo irresistible de los bailes caribeños!
  • Mientras el sol se pone y todo se llena de una cálida luz rosada, observamos las plácidas aguas que nos rodean: podemos avistar las ballenas y delfines que a menudo siguen la ruta de nuestro catamarán.
  • Por último volveremos al muelle y desde allí al barco.

Qué hay que saber
  • La playa no esta equipada; no hay ni sombrillas, ni tumbonas ni bar y el acceso es libre.