TINDARI: LA ACRÓPOLIS Y EL SANTUARIO DE LA VIRGEN NEGRA

  • Puerto

    Mesina

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    4.5

  • Código excursión

    0207

Descripción

Zona arqueológica, Santuario Mariano e increíble paisaje a plomo sobre el mar: Tindari constituye una fascinante unión entre naturaleza, historia y espiritualidad.



Lo que vamos a ver
  • Golfo de Patti Zona arqueológica: Teatro grecorromano, Termas, Gymnasium Santuario de la Virgen Negra * Lagos de Marinello


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto de Mesina para llegar en autocar a la localidad de Tindari. Durante el trayecto contemplamos el espléndido golfo de Patti, que nos regala maravillosos escenarios naturales desde los que podemos vislumbrar incluso las islas Eolias en algunos puntos. Al llegar a Tindari, una de las últimas colonias griegas de Sicilia, fundada en el año 396 a.C. por Dionisio, tirano de Siracusa, iniciamos nuestro paseo entre los vestigios de la zona arqueológica. De acuerdo con los restos encontrados durante las excavaciones, el complejo pertenecería al siglo IV a.C. Su particularidad reside en que aúna técnicas constructivas típicas de la tradición helenística y elementos característicos de la cultura arquitectónica romana. La estructura comprende el teatro grecorromano, las termas y el gymnasium. No obstante, nuestro viaje en el tiempo no termina aquí. Nos trasladamos al Santuario de la Virgen Negra que se remonta al periodo bizantino. Cuenta la leyenda que en el año 726 el emperador de Oriente León III impidió, mediante un edicto, el culto de las estatuas sagradas. Para protegerlas, los ciudadanos se las confiaron a los marineros. Debido a este hecho, la Virgen Negra se conservaba en una caja en el interior de un buque mercante que llegó a Tindari a causa de una tempestad. Cuando amainó la tormenta, el barco no pudo desplazarse hasta que la caja que contenía la estatua fue descargada en el lugar. Desde el santuario se pueden contemplar unas increíbles vistas de los lagos de Marinello, únicos en el Mediterráneo por su disposición natural. Al finalizar la visita, y antes de regresar al barco, aprovechamos algo de tiempo libre para sacar alguna fotografía o curiosear entre las numerosas tiendas de recuerdos.

Qué hay que saber
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.