TROGIR Y SPLIT

  • Puerto

    Split

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural, Compras

  • Precio

    Adultos

    EUR40.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    01KH

Descripción

Un viaje en el tiempo entre murallas romanas, palacios medievales e imponentes fortificaciones, en dos ciudades llenas de historia.



Lo que vamos a ver
  • Trogir: recinto amurallado, Catedral de San Lorenzo, campanario
  • Split: Visita de orientación y tiempo libre


Lo que haremos
  • Nuestra excursión empieza con una visita a la ciudad medieval de Trogir, situada en una isla conectada a tierra firme por un pequeño puente, fundada el siglo III a.C. por colonos griegos, que le dieron el nombre de Tragurion, o "isla de las cabras". En primer lugar nos adentramos en el recinto amurallado, ampliado varias veces a lo largo de los siglos, y atravesamos las características callejuelas flanqueadas por casas de piedra, palacios, iglesias y monasterios.
  • A continuación llegamos a la Catedral de San Lorenzo, cuya construcción requirió cuatro siglos de obras. La fachada principal, realizada por el arquitecto local Radovan y finalizada en 1240, está considerada una auténtica obra maestra del arte medieval. El campanario, del siglo XIV, tiene una altura de 47 metros y presenta tres estilos arquitectónicos distintos.
  • Al final del paseo disponemos de tiempo libre para contemplar de cerca las bellezas de esta espléndida ciudad que, desde 1997, está bajo la protección de la UNESCO.
  • Regresando al autobús, pondremos dirección a Split para una pequeña visita dejándoles un poco de tiempo libre para explorar por su propia cuenta o realizar algunas compras antes de regresar al barco.

Qué hay que saber
  • Se recomienda llevar ropa adecuada para los lugares de culto que se visitan.
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.
  • La excursión finaliza en el centro histórico de Split. Los pasajeros deben regresar a pie por su cuenta, respetando la hora de ?¡Todos a bordo!? que se indica en el Diario di Bordo.