DE MOLDE A HÅHOLMEN

  • Puerto

    Molde

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR155.0

  • Horas de duración

    7.5

  • Código excursión

    01FK

Descripción

Una jornada para descubrir lo mejor de la alta Noruega: experimentamos la emoción de atravesar la espectacular Vía del Atlántico, llegamos en barco a la isla de Håholmen, donde nos espera un fantástico almuerzo, nos dirigimos a Bud con sus vistas impresionantes sobre el Atlántico y volvemos a Molde para acaparar otras vistas.



Lo que vamos a ver
  • Tour panorámico de Molde
  • Vía del Atlántico
  • Isla de Håholmen
  • Almuerzo en la isla
  • Bud y fuerte de Ergan
  • Punto panorámico de Varden


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto a bordo de un autobús para realizar un tour panorámico por Molde, que se asoma al fiordo del mismo nombre y está rodeada de numerosos picos que sirven de escenario a los perfumadísimos campos de cultivo de rosas en las pendientes soleadas que rodean la ciudad.
  • Nos adentramos después en la espectacular Vía del Atlántico, que une una sucesión de rocas e islotes mediante carreteras elevadas y puentes que desafían a las olas del mar, ofreciendo paisajes impresionantes para capturar con nuestra cámara de fotos durante las paradas.
  • Dejamos después la Vía del Atlántico y subimos a bordo de una embarcación para un llevar a cabo un breve crucero hacia la isla de Håholmen, incluida en un pequeño archipiélago formado por 20 islas e islotes.
  • Salpicada de casitas típicas y bellos restaurantes, Håholmen es desde siempre lugar de encuentro de pescadores, marineros y comerciantes en ruta desde y hacia Lofoten durante la estación de pesca de la merluza.  
  • Mientras permanecemos allí, degustamos un buen almuerzo y tenemos la oportunidad de ver un vídeo que nos permite conocer mejor el lugar.
  • Después del almuerzo, nos dirigimos a **Bud**, pueblo pintoresco de pescadores que a lo largo de los siglos ha prosperado gracias a su situación privilegiada de acceso al mar.
  • Aquí visitamos el fuerte de Ergan, fortificación costera erigida y utilizada en los años de la guerra entre 1940 y 1945, y transformada en la actualidad en museo y monumento funerario conmemorativo del conflicto mundial. Desde esta posición sobreelevada, podemos admirar la inmensidad del Océano Atlántico.
  • Nuestra última parada es Molde, donde nos detenemos en el punto panorámico de Varden. Desde el mirador disfrutamos de una fantástica vista del fiordo del Romsdal con sus miles de islas pequeñitas, antes de volver al barco.