LAS DOS PERLAS DE LAS SEYCHELLES: ISLAS DE PRASLIN Y LA DIGUE

  • Puerto

    Victoria

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Excursión a la naturaleza, Relax, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR230.0

  • Horas de duración

    10.0

  • Código excursión

    014K

Descripción

Una mágica jornada tropical entre las dos perlas de las Seychelles, con playas fabulosas y el mar azul, pero no solo eso. Paseamos también por una maravillosa reserva natural, declarada Patrimonio por la UNESCO, descubrimos las técnicas de elaboración del coco y probamos la comida típica criolla. ¡Un completísimo viaje a dos auténticos paraísos!



Lo que vamos a ver
  • Isla de Praslin
  • Paseo por la reserva natural Vallée de Mai
  • Isla de La Digue
  • Union Estate
  • Playa de Anse Source d'Argent
  • Comida buffet de especialidades criollas
  • Anse Lazio


Lo que haremos
  • Desde Victoria, capital de la isla de Mahé y puerta de entrada a las Seychelles, para subir a bordo de una embarcación que nos lleva a la isla de Praslin, la segunda en tamaño del archipiélago.
  • Desembarcamos en el muelle de Baie Sainte Anne y llegamos en minibús a la reserva natural Vallée de Mai.
  • Comenzamos entonces un paseo de aproximadamente una hora de duración por el corazón de la isla, en compañía de nuestro guía. Nos fascina la Vallée de Mai; en tiempos se le considerada el paraíso terrenal y hoy —merecidamente— forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
  • Su bosque ofrece refugio a numerosas especies singulares y sorprendentes de flora y fauna, entre ellas el coco de mar, la semilla más grande del mundo, uno de los símbolos de las Seychelles y la principal fuente de alimento del papagayo negro, un pájaro muy raro que ha escogido este lugar como su hábitat.
  • Volvemos a salir por la playa de Anse lazio, donde hacemos una breve parada para hacer fotos y relajarnos sobre la finísima arena.
  • Tras una relajante pausa o un baño nos trasladamos al restaurante para la comida, consistente en un buffet de especialidades criollas.
  • Tras un breve trayecto en lancha, llegamos a la segunda etapa de nuestra excursión, la isla de La Digue, un lugar fascinante en el que se respira un ambiente relajado, casi intemporal.
  • En La Digue no se permite el uso de automóviles ni autobuses privados; solo pueden utilizarse los coloridos medios de transporte típicos, que usamos para desplazarnos por la isla.
  • Visitamos la Union Estate, una antigua finca donde admiramos una auténtica casa colonial (desde el exterior), conocemos las técnicas de extracción de la copra del coco y observamos a las simpáticas tortugas gigantes de las Seychelles.
  • A bordo de un colorido minibús  nos dirigimos a continuación a la playa de Anse Source d’Argent. Llama la atención por sus imponentes y escenográficos bloques de granito; muchos consideran la más bonita de las Seychelles y hasta una de las más bellas del mundo. De hecho, ha servido de escenario para muchísimos anuncios y reportajes fotográficos.

  • Regresamos a Praslin en lancha y, desde allí, continuamos hacia Mahé hasta regresar al barco.


Qué hay que saber
  • Se recomienda llevar calzado cómodo.
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • La disponibilidad de guías en español es limitada; en el caso de que no estén disponibles, la excursión se hará en inglés o francés.
  • Se recomienda llevar un repelente de insectos.