VISITA DE RÍO Y DEL ESTADIO MARACANÀ

  • Puerto

    Río de Janeiro

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR130.0

  • Horas de duración

    8.0

  • Código excursión

    00XP

Descripción

Descubrimos Río de Janeiro con una excursión en la que visitamos los símbolos más representativos de la ciudad y de todo Brasil: desde la estatua del Cristo Redentor hasta el estadio Maracaná pasando por vistas panorámicas impresionantes.



Lo que vamos a ver
  • Barrio de Cosme Velho: casas de colores En tren hasta el cerro del Corcovado Estatua del Cristo Redentor: impresionantes vistas panorámicas Almuerzo en una churrasquería Barrios de Leblón, Ipanema y Copacabana: playas famosas* Estadio Maracaná


Lo que haremos
  • Desde el puerto subimos al autocar y atravesamos el centro de la ciudad hasta llegar barrio de Cosme Velho, situado a los pies del cerro del Corcovado. Entre residencias neocoloniales y jardines secretos, la belleza de esta zona del sur de Río se encuentra en los paisajes bucólicos y en el encanto de otra época de sus casas de colores.
  • Una vez en la estación, subimos a bordo del tren que nos lleva hasta la cima del cerro del Corcovado, uno de los dos promontorios de Río de Janeiro, famoso en Brasil y en todo el mundo por la estatua del Cristo Redentor. La estatua, de estilo Art Déco, tiene 38 metros de altura (de los cuales 8 metros corresponden a la base), pesa 1145 toneladas, se eleva majestuosa sobre el mar y la bahía, a 700 metros sobre el nivel del mar, y en 2007 fue incluida entre las siete maravillas del mundo moderno. Es el símbolo por excelencia de la ciudad de Río y de Brasil y representa al Cristo Redentor abrazando abiertamente a la humanidad.
  • A nuestra llegada a los pies de la estatua podemos divisar unas impresionantes vistas panorámicas a 360 ​​° de toda la ciudad, sus playas, la bahía de Guanabara, el centro, el Pan de Azúcar, los lagos y los diferentes barrios.
  • Posteriormente bajamos del Corcovado y tomamos de nuevo el autocar, que nos lleva a una churrasquería en la que nos servirán el almuerzo.
  • Después almorzar, continuamos nuestra excursión para dirigirnos a los barrios de Leblón, Ipanema y Copacabana, famosos en todo el mundo por sus hermosas playas siempre llenas de gente. Desde aquí llegamos a la última etapa de nuestra excursión, el estadio de Maracaná, uno de los estadios de fútbol más famosos en todo el mundo, que fue construido en 1950 con motivo del mundial de fútbol con capacidad para aproximadamente 160 000 espectadores (tras la última renovación se ha reducido a 78 000 espectadores).
  • Al final de la excursión volvemos al muelle pasando por el centro de la ciudad.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • En caso de mal tiempo, los ascensores y escaleras mecánicas que llevan hasta la estatua del Cristo Redentor no funcionan.
  • El orden de las visitas puede sufrir variaciones.
  • El recorrido para llegar a la cima de la montaña se puede realizar en tren o en minivan (ida y vuelta).
  • En el caso de afluencia masiva en las estaciones, habrá que esperar un poco antes de subir al tren turístico o a la minivan.
  • La visibilidad depende de las condiciones climáticas, por lo que la vista panorámica desde el Pan de Azúcar o el Corcovado puede ser limitada o incluso ausente.
  • Los medios de transporte utilizados podrían ser de pequeñas dimensiones y podrían no tener aire acondicionado, micrófono o no estar en conformidad con los estándares europeos.
  • Se recomienda llevar repelente para insectos.
  • Hay un número limitado disponible de guías de habla inglesa; por este motivo, podría estar prevista la presencia de un traductor local en el autocar/barco.
  • La excursión no es aconsejable para los pasajeros con movilidad reducida.
  • Se ha modificado el programa de la excursión: se ha añadido la visita al estadio Maracaná en lugar de la visita al Pan de Azúcar, ya efectuada en la correspondiente excursión.