ITINERARIO CISTERCIENSE Y MEDIEVAL: MONASTERIO DE POBLET Y MONTBLANC

  • Puerto

    Tarragona

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR64.95

  • Horas de duración

    5.0

  • Código excursión

    00XL

Descripción

Un viaje atrás en el tiempo para descubrir la historia y las tradiciones de Cataluña. Santa María de Poblet es el monasterio cisterciense más grande de Europa; por su parte, la villa ducal de Montblanc aún conserva su mágica atmósfera medieval.



Lo que vamos a ver
  • L'Espluga de Francolí, Monasterio de Santa María de Poblet * Montblanc, recinto amurallado, iglesia de Sant Miquel, Palacio Real, Plaça Major, iglesia de Santa María la Mayor


Lo que haremos
  • Este itinerario nos descubre la herencia histórica y artística de la orden del Císter, fundada por el abad francés Bernardo de Claraval. El espíritu austero de esta congregación dio vida a un estilo propio, durante el periodo de transición entre el románico y el gótico. Salimos en autocar de Tarragona para dirigirnos hacia el interior, a través de pueblos, montañas y el valle del río Francolí. En L'Espluga de Francolí visitamos el Monasterio de Santa María de Poblet, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este complejo, rodeado por un bellísimo bosque, es el monasterio cisterciense —habitado— más grande de Europa. Fue fundado en 1151 gracias a una generosa donación de Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, y desempeñó un papel importante en la vida de la comarca, ya que sus numerosas posesiones impulsaron la repoblación y el cultivo de las tierras recién arrebatadas a los musulmanes. Posee una iglesia (con varios sepulcros reales) y un claustro primitivo (de los siglos XII-XIV), rodeados por diversos ambientes, así como edificios de varias épocas hasta el siglo XVIII, entre los que se encuentra el Palacio del Abad, las capillas de Sant Jordi y Santa Caterina, el Palacio Real, el antiguo claustro de Sant Esteve y la sacristía nueva. El monasterio recibió protección especial de la corona hasta el siglo XIX, cuando los monjes se vieron obligados a abandonarlo como consecuencia de las leyes de desamortización eclesiástica. El monasterio cayó entonces en un estado de abandono que duró hasta 1940, cuando volvió a reabrirse al culto y se inició un proyecto de restauración para devolverle su antiguo esplendor. Después de una agradable visita al monasterio, subimos a bordo del autocar rumbo a la encantadora villa medieval de Montblanc. Este pueblo y su impresionante recinto amurallado (de 1,7 km de largo), que se encuentran entre los mejor conservados de Cataluña, mantienen el ambiente medieval de lo que una vez fue residencia de reyes y caballeros. Montblanc alcanzó su máximo esplendor durante el reinado de Jaime I el Conquistador. Desde la iglesia de Sant Francesc, fuera de las murallas, llegamos a la Puerta de San Jorge, donde, según la leyenda, el santo, patrón de Cataluña, mató al dragón. Dentro de las murallas, el guía nos enseña la iglesia románica de Sant Miquel, el Palacio Real, la Plaça Major y la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico y fachada barroca (visita exterior). Durante la visita a Montblanc, apreciamos el estilo de vida de los habitantes, las tiendas tradicionales y el ambiente relajado y tranquilo de las calles de esta extraordinaria villa ducal.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.