LA ANTIGUA CIUDAD ROMANA DE TARRAGONA

  • Puerto

    Tarragona

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    00XJ

Descripción

Una visita imprescindible a la espléndida Tarragona, perla de la Costa Dorada y una ciudad con un pasado glorioso, incluida en la lista de Patrimonios Mundiales de la Humanidad de la UNESCO.



Lo que vamos a ver
  • Tarragona, recorrido panorámico Portal del Roser, antiguas murallas, Plaça de la Font Catedral de Santa María * Circo romano, anfiteatro


Lo que haremos
  • Tarragona es el principal centro portuario del sur de Cataluña y también una antigua ciudad romana que atesora fascinantes testimonios de un extraordinario pasado. Su complejo arqueológico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Empezamos la visita con un recorrido panorámico con vistas al Mediterráneo que nos lleva a la antigua puerta de la ciudad, el Portal del Roser, desde donde podemos admirar la construcción romana más antigua de España: el recinto amurallado de la ciudad romana de Tarragona. Estas murallas, construidas entre los siglos II y I a.C., todavía imponen con sus impresionantes 6 metros de altura y más de 4 metros de espesor total. Para hacernos una idea de cómo era Tarragona en la antigüedad, vemos una detallada maqueta de la Tarraco romana, que representa a la ciudad en el siglo II d.C, la época de su máximo esplendor. Continuamos la visita paseando entre sus calles y admirando la deliciosa Plaça de la Font. Llegamos hasta la Catedral de Santa María (visita exterior), que se erige sobre una mezquita musulmana levantada a su vez sobre un templo romano dedicado a Júpiter. Esta preciosa catedral combina los estilos románico y barroco. Su gran rosetón a menudo se compara con el de templos mucho más famosos, como la propia Notre Dame de París. Vemos después el interior del Circo romano, uno de los tesoros arqueológicos más significativos de la ciudad, construido en torno al siglo I d.C. por orden del emperador Domiciano. Utilizado antiguamente para las carreras de bigas y cuadrigas, mide 325 x 115 metros y se cree que tenía aforo para más de 30.000 espectadores. El Circo de Tarragona es uno de los mejor conservados de Occidente, si bien su estructura todavía hoy permanece oculta bajo viejos edificios del siglo XIX. Nuestro itinerario lleva nuestros pasos hasta el Anfiteatro (visita exterior), una construcción que data de inicios del siglo II, en donde se realizaban sacrificios y espectáculos de gladiadores. En el centro del Anfiteatro se pueden admirar los restos de la planta de una basílica visigoda, levantada para conmemorar el sacrificio de San Fructuoso y sus diáconos. Después de la visita, disponemos de un poco de tiempo libre para admirar el magnífico panorama del Mediterráneo.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.