PREMIUM: SOBREVOLANDO EL ?CÍRCULO DE ORO?, VUELO ENTRE VOLCANES Y GLACIARES

  • Puerto

    Reikiavik

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Fishing

  • Precio

    Adultos

    EUR550.0

  • Horas de duración

    2.5

  • Código excursión

    00RX

Descripción

Sobrevolamos algunas de las atracciones naturales más espectaculares de Islandia: desde los volcanes Tindfjöll, Eyjafjöll y Heckla, al famoso Círculo de Oro, en un carrusel de paisajes naturales insólitos que nos dejan recuerdos imborrables.



Lo que vamos a ver
  • Glaciar Tindfjöll y la legendaria cumbre de Ýmir Volcán Heckla, la puerta del infierno “Círculo de Oro”: Gullfoss, Geysir y Thingvellir * Landmannalaugar, un inolvidable y pintoresco oasis.


Lo que haremos
  • En esta inolvidable excursión aérea sobrevolamos el volcán y el glaciar de Tindfjöll. Desde esta impresionante perspectiva, contemplamos la cumbre de Ýmir, la más alta de la cadena montañosa que se extiende al sur del glaciar. Ýmir es el nombre del legendario gigante de cuyo cuerpo, según la mitología nórdica, surgió nuestro planeta por deseo de los dioses. A continuación, observamos el glaciar que cubre la caldera del Eyjafjöll, aquel volcán que se hizo célebre en 2010 cuando escupió una enorme nube de cenizas e interrumpió el tráfico aéreo internacional durante varios días. Entre glaciares y trechos nevados divisamos el Heckla, el volcán islandés más conocido, que en la Edad Media se consideraba la puerta del infierno. Es un volcán muy activo: su última erupción fue en el año 2000 y, en la actualidad, los geólogos lo tienen bajo estrecha vigilancia. Poco después, ponemos rumbo hacia el llamado Círculo de Oro, formado por las tres atracciones más célebres de Islandia. Sobrevolamos primero la llanura Thingvellir, que significa “llanura del Parlamento”, dado que este enclave fue durante años el lugar de encuentro de los parlamentarios islandeses. Hoy en día, es un Parque Nacional declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por sus características naturales únicas fruto del solapamiento de dos placas tectónicas. Proseguimos rumbo a Gullfoss, la “Cascada de Oro”, muy escénica, con sus juegos de luces y el doble salto de las tumultuosas aguas del río Hvitá. Alcanzamos poco después la zona geotermal de Geysir, donde podemos observar en directo los característicos chorros de agua y vapor. Continuamos por Thórsmörk, literalmente el “Bosque de Thor”, accesible exclusivamente en todoterreno o con vehículos especiales. Es un territorio agreste y espléndido: un valle protegido por tres glaciares, modelados por las fuerzas de la naturaleza y atravesados por ríos glaciales bastante traicioneros. Acabamos esta sensacional excursión con el oasis de Landmannalaugar. Decir que es pintoresco es quedarse muy corto. Se le considera una de las perlas del paisaje, gracias a la fuerte presencia de riolita, lava negra, cenizas rosas y azules del volcán de Bláhnjúkur, así como los matices rojos, marrones y amarillos de las laderas de las mesetas adyacentes, que producen un extraordinario caleidoscopio de colores. Vemos también un campo de lava de obsidiana que se extiende desde los cálidos manantiales sulfurosos hasta un riachuelo de agua natural templada a lo largo de un pequeño oasis verdoso. Y el río Jökulgilsá, de color lechoso, que discurre placido hacia el océano.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • La excursión se realiza con guía de habla inglesa.
  • La ruta de vuelo puede variar en función de las condiciones meteorológicas.