EN EL CORAZÓN DE LA CAMARGA

  • Puerto

    Marsella

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Cultural, Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR70.0

  • Horas de duración

    7.0

  • Código excursión

    00QA

Descripción

Nos adentramos en la región de la Camarga, muy virgen y sugerente, visitamos un parque ornitológico para descubrir de cerca la flora y fauna de este pedacito de tierra que limita con el mar y visitamos la hermosa Saintes-Maries-de-la-Mer durante una pausa dedicada a las compras y al relax.



Lo que vamos a ver
  • Tour por la Camarga
  • Parque Ornitológico del Pont de Gau
  • Visita guiada a pie por el parque
  • Saintes-Maries-de-la-Mer: visita libre


Lo que haremos
  • Dejamos Marsella y nos encontramos en los espectaculares terrenos de la Camarga, en una sucesión de marismas, charcas y arrozales, donde la naturaleza domina aún virgen y prístina.
  • Durante el trayecto, nos dejamos llevar por las encantadoras vistas y podríamos tener la fortuna de divisar los famosos caballos blancos que vive en estado salvaje, o los imponentes toros bravos que pastan en el páramo.
  • Nos detenemos en el imprescindible Parque Ornitológico del Pont de Gau, que une los placeres del paseo con el descubrimiento de la mayor parte de las especies de aves que habitan y transitan por la región, entre las que se encuentran el grácil flamenco, en el pasado al borde de la extinción y además, garzas, garcetas y cigüeñas.
  • A través de los senderos, las pasarelas elevadas y los caminos estratégicos, gozamos de una visita guiada a pie, por dentro de parque, que se extiende a lo largo de 60 hectáreas de naturaleza virgen, donde la flora y la fauna viven en armonía en sus hábitats naturales.
  • Al término de la visita, dejamos el parque y llegamos a la capital de la Camarga, Saintes-Maries-de-la-Mer, un pequeño pueblo de pescadores de casas blancas, donde reina una atmósfera sugerente y relajada.
  • Aquí disponemos de tiempo libre para explorar el centro de forma totalmente autónoma. Podemos curiosear en las tiendas, disfrutar de la pausa para degustar las especialidades culinarias de la Camarga o visitar los monumentos del pueblo, para después volver al barco.

Qué hay que saber

0