SIGUIENDO LAS CASCADAS

  • Puerto

    Seyðisfjörður

  • Nivel de dificultad

    Difícil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza

  • Precio

    Adultos

    EUR90.0

  • Horas de duración

    2.5

  • Código excursión

    00PK

Descripción

Nos sumergimos en una naturaleza de película para descubrir la historia y los misterios de una región cautivadora.



Lo que vamos a ver
  • Seyðisfjörður, el pueblo vanidoso Vestdalur, misteriosa reserva natural protegida Vestdalseyri, una pequeña ciudad abandonada desde hace medio siglo


Lo que haremos
  • Empezamos el recorrido con un bonito paseo hacia el pequeño pueblo de Seyðisfjörður, enclavado en un paisaje encantador, entre cascadas, montañas y océano: la ocasión perfecta para sumergirse en la belleza de la naturaleza islandesa. Llama la atención por sus casitas que, vistas desde el fiordo, parecen estar posando para una foto genial. Lo cierto es que se proyectaron con gran maestría, y con respeto hacia un paisaje de una belleza deslumbrante. Junto a la meseta y la pequeña cascada que protegen sus espaldas, las casas se reflejan alegres en el fiordo, aportándole color incluso cuando no hay sol. A pesar de sus reducidas dimensiones, Seyðisfjörður tiene una dinámica vida cultural, con un centro artístico y diversos museos. Acompañados por nuestro guía, exploramos el valle de Vestdalur, una reserva natural protegida que cuenta con una rica flora silvestre. Lo más destacado de este es un lago y una cueva donde hace algunos años unos investigadores encontraron los huesos de una mujer y cerca de cuatrocientas perlas que actualmente se conservan en el Museo Nacional de Islandia. Después, continuamos por Vestdalseyri, una pequeña ciudad que en su día albergaba una estación ballenera y una de las mayores cooperativas del país. Poblada desde 1851, a pesar de su magnífica ubicación y clima favorable, fue abandonada por los últimos habitantes en 1963, tras un prolongado declive. * Durante el recorrido, pasamos por una serie de hermosas cascadas, perfectas para hacer una foto. Por último, volvemos al autocar para regresar al muelle.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.