EXCURSIÓN EN BARCA CON SESIÓN DE AVISTAMIENTO DE AVES

  • Puerto

    Grundafjord

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza

  • Precio

    Adultos

    EUR120.0

  • Horas de duración

    3.0

  • Código excursión

    00KV

Descripción

Una excursión llena de aventura, entre islas inexploradas, un pueblo de pescadores y la fauna ártica.



Lo que vamos a ver
  • Snæfellsnes, Islandia en miniatura, el volcán Snæfellsnes Pueblo de monjas y pescadores de Stykkishólmur Bahía de Breiðafjörður, avistamiento de aves


Lo que haremos
  • Empezamos este increíble recorrido en lancha, navegando alrededor de las inexploradas islas que se extienden a lo largo de la península de Snæfellsnes, llamada la “Islandia en miniatura” por las abundantes bellezas naturales típicas de Islandia que pueden encontrarse en esta zona. Un ejemplo de ello es el famoso volcán Snæfellsnes, con más de 1.400 metros de altura y un glaciar en su cumbre: un contrasentido que le valió una mención especial en la conocida novela “Viaje al centro de la Tierra”, de Julio Verne. Empezamos el viaje con una pintoresca panorámica a través del ilimitado paisaje hasta la localidad de Stykkishólmur, un pueblo de pescadores que desde hace siglos sirve como centro de intercambio y comercio gracias a su favorable ubicación. En Stykkishólmur, subimos a bordo de un ferry que nos lleva al archipiélago de las aventuras, donde nos dejamos estremecer por los remolinos de las corrientes, y las numerosas islas con inusuales y bellísimas formaciones rocosas y columnas basálticas. Los aficionados a la ornitología pueden prepararse para una experiencia inolvidable: inmensas colonias de frailecillos –las aves más emblemáticas de Islandia— y otras muchas especies de pájaros nidifican entre las escolleras y las columnas basálticas de esta región. No se asustan si nos acercamos, lo cual permite sacar fotos únicas. Vemos frailecillos, pigargos europeos de cola blanca, cormoranes moñudos, araos aliblancos, gaviotas y, con un poco de suerte, hasta algunas simpáticas focas. Las aguas de la bahía de Breiðafjörður están repletas de vida marina y comida: el capitán nos muestra esa riqueza arrastrando un salabre lleno de delicias. Los más aventureros pueden incluso capturar algunas especies marinas con sus propias manos. ¡No hay marisco más fresco que este!

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • La excursión se realiza con guía de habla inglesa.