EL ESPLÉNDIDO PALACIO REAL DE CASERTA

  • Puerto

    Salerno

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR75.0

  • Horas de duración

    4.5

  • Código excursión

    00DY

Descripción

Una magnífica residencia real con una arquitectura imponente que, según los deseos del rey de Nápoles Carlos de Borbón, no tiene nada que envidiar al palacio de Versalles.



Lo que vamos a ver
  • Palacio Real de Caserta, visita guiada * Visita libre del parque


Lo que haremos
  • Salimos del puerto de Salerno en autocar con destino al Palacio Real de Caserta, una magnífica residencia histórica que perteneció a los Borbones de Nápoles. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es también uno de los lugares más visitados del extraordinario patrimonio artístico italiano. Su construcción se debe al rey de Nápoles Carlos de Borbón (que luego sería Carlos III de España). Cautivado por la belleza del paisaje de Caserta y deseoso de ofrecer una sede digna al gobierno de Nápoles y a su corte, quiso que se construyera un palacio real que pudiera rivalizar con el de Versalles. El proyecto, confiado a Luigi Vanvitelli, fue aprobado por el rey en 1751. La primera piedra se colocó el 20 de enero de 1752, en el transcurso de una solemne ceremonia en presencia de la familia real y con escuadrones de caballería y dragones formados para marcar el perímetro del edificio. El rey dispuso que el proyecto incluyera, además del palacio, un parque y el arreglo de la zona urbana circundante, incluida la construcción de un nuevo acueducto. El palacio real está rodeado por un amplio parque que ocupa tres kilómetros de longitud y está subdividido en dos sectores: el jardín de estilo italiano, en el que se encuentran varias fuentes y la famosa cascada Grande, y el jardín de estilo inglés, que se caracteriza por un denso bosque. Una vez concluida la interesantísima visita guiada por el interior del Palacio Real, que nos permitirá ver de cerca sus majestuosas estancias, tendremos tiempo libre suficiente para *visitar a nuestro aire el parque de la que está considerada como una de las creaciones arquitectónicas más armónicas del mundo.