TRASLADO A MAHO BEACH

  • Puerto

    San Martín

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Relax

  • Precio

    Adultos

    EUR41.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    005G

Descripción

Una experiencia en la playa distinta a lo habitual. Además del espléndido Mar Caribe y de la arena blanca, Maho Beach ofrece la emoción de ver grandes aviones de líneas aéreas volando a pocos metros del suelo. ¡Un espectáculo que se ha hecho famoso en el mundo entero!



Lo que vamos a ver
  • Maho Beach
  • Harold Jack Lookout
  • Compras en Philipsburg


Lo que haremos
  • Partimos del muelle en minibus en dirección al oeste para llegar a la famosa Maho Beach, una tira estrecha de arena blanca entre el mar y la pista nº10 del aeropuerto Princess Juliana de St. Maarten.
  • Los aviones que sobrevuelan la playa a baja cota se han convertido en una auténtica atracción turística y todos los años, muchísimos curiosos, apasionados de los aviones, fotógrafos y turistas, abarrotan la playa a la espera de que un avión grande de cualquier aerolínea pase a pocos metros de su cabeza.
  • Las aguas cristalinas del mar invitan a tumbarse en la arena blanca y a relajarse. In situ hay disponibles numerosos restaurantes y bares, además de instalaciones donde pueden contratarse deportes acuáticos y sombrillas. * ¡Nuestra estancia en Maho Beach goza de todas las comodidades!
  • Tumbados en la arena o sentados saboreando una magnífica bebida, podemos vivir también nosotros la borrachera de jets que aterrizan, avistados desde los paneles informativos con los horarios de las salidas y las llegadas del día que los directores de los locales de la zona colocan aposta en la playa.
  • Dos horas después, los minibus nos llevan al Harold Jack Lookout, un mirador panorámico desde el que se pueden admirar numerosas bahías por toda la costa, ideal para sacar fotos de recuerdo.
  • De vuelta al barco, es posible hacer una parada opcional en Philipsburg para hacer unas compras.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • No olviden la toalla, las gafas de sol y la protección solar.
  • En la excursión no está prevista la presencia de un guía.