PREMIUM EXPERIENCE: DE LA VILLA CIMBRONE DE RAVELLO AL IMPERECEDERO POSITANO

  • Puerto

    Salerno

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR145.0

  • Horas de duración

    8.5

  • Código excursión

    002P

Descripción

Ravello, con su encantadora Villa Cimbrone, y Positano con su historia milenaria: las perlas de la costa amalfitana llenan de magia esta excursión.



Lo que vamos a ver
  • Ravello, Villa Cimbrone y sus jardines, mirador del Infinito * Positano, centro histórico, compras


Lo que haremos
  • Salimos en dirección a Ravello, una de las perlas de la costa amalfitana, donde encontramos la encantadora Villa Cimbrone. En el verano de 1835, los exuberantes jardines de la villa fueron definidos por el viajero alemán Gregorovius como de una belleza "incomparable... que surge entre las rosas y las adelfas sobre un altiplano desde el que la mirada se pierde en el mar". Los jardines tienen orígenes remotos que se funden con la propia historia de Ravello. Están decorados con estatuas, templetes, inscripciones, fuentes, grutas naturales y sinuosidades creadas con arte; su máximo exponente es el escenográfico mirador del Infinito, desde el que podemos contemplar lo que el escritor Gore Vidal definió como "las vistas más hermosas del mundo". Después de la visita a esta bellísima villa, nos espera un delicioso almuerzo en un restaurante local. A continuación nos dirigimos a Positano, perla de la costa amalfitana y uno de los destinos turísticos más espectaculares y famosos de Italia. Los orígenes de Positano se pierden en la noche de los tiempos y, como suele ocurrir, la historia y la leyenda acaban fundiéndose entre sí; según la leyenda, Positano fue fundada por Poseidón, dios del mar, por amor a la ninfa Pasitea. Visitamos a pie el característico pueblecito. Disfrutamos de la belleza de su laberinto de calles y callejuelas que se entrelazan y enmarañan en una curiosa sucesión de casitas blancas, cúpulas, arcadas y escaleras excavadas en la roca. A continuación tenemos un poco de tiempo libre para hacer algunas compras en las numerosas y coloristas tiendas de artesanía local, en las que encontramos una amplia variedad de tejidos típicos y prendas originales. Aquí nació en los años sesenta la famosa "moda Positano": de hecho, los habitantes del lugar, para atender las necesidades de la exigente clientela de la época que buscaba prendas frescas y ligeras para ir a la playa, se convirtieron en sastres y utilizaron foulards, toallas de lino, e incluso los ajuares de las mujeres, para crear pareos, bermudas, pantalones cortos, vestidos y hasta trajes de noche, ideales para llevar en la magnífica bahía dorada de Positano.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.