Lagos encantados, montañas nevadas, patrimonio histórico y artístico oculto en pequeñas calles, y muchos animales, empezando por los pingüinos. Bienvenidos a Tierra de Fuego la etapa más lejana del crucero de Costa Luminosa hacia Sudamérica, con salida el 6 de enero de 2022. Un viaje mágico que llegará a dos lugares increíbles: Punta Arenas y Ushuaia.
Una Sudamérica espectacular entre glaciares, lagos vírgenes, museos históricos y unos habitantes muy acogedores.

Naturaleza fascinante y una ciudad pintoresca

Punta Arenas es una pequeña joya situada en el sur de Chile, que os sorprenderá por su casco antiguo, sus casitas de colores con tejado inclinado, pero sobre todo por la calidez de sus gentes. Uno de los sitios más impresionantes es la Plaza de Armas, donde se encuentra su catedral. Para aquellos que deseen disfrutar del ambiente y rodearse completamente de naturaleza, es imprescindible dar un paseo por la Avenida Costanera, desde donde se puede ver a lo lejos Tierra de Fuego. Desde Punta Arenas se va hasta la encantadora Isla Magdalena, hogar de una nutrida colonia de pingüinos de Magallanes.

Paseos, deportes extremos y museos históricos

La siguiente parada del viaje nos llevará al extremo meridional de Argentina, conocido como “el fin del mundo”. Ushuaia, limitada por el estrecho de Magallanes y el Canal de Beagle, es un paraíso que fue descubierto por el explorador Fernando Magallanes. Se trata del lugar ideal para los enamorados de la naturaleza en estado puro y los deportes extremos como el esquí, el senderismo o la escalada. Aunque también es un espacio perfecto para dejarse rodear por sus colores: el azul de los lagos y las cimas nevadas, el blanco de los glaciares o el verde jaspeado de los bosques.

También allí hay muchas atracciones por visitar, por ejemplo el “Museo del Fin del Mundo”, que conserva un gran archivo de los acontecimientos locales y cede espacios para exposiciones temporales. Otra interesante estructura es el museo Yamana, dedicado a los nativos de esta zona, a sus tradiciones y a su cultura milenaria.

La fascinación de Tierra de Fuego os elevará el espíritu y os ayudará a apreciar todos los matices de la naturaleza. Descubriréis un Chile y una Argentina todavía alejados de la modernidad y muy unidos a las costumbres tradicionales.