¿Samba o tango? ¿Cristo Redentor u Obelisco? ¿Estadio Maracaná o la Bombonera? Río de Janeiro y Buenos Aires son dos ciudades increíbles, llenas de ritmo, folclore, historia y tradiciones. Dos mundos aparentemente diferentes con muchos puntos en común, empezando por los colores, los bailes y la cantidad de emblemáticos monumentos. Vamos a descubrir en primicia los secretos de estas dos ciudades donde atracará el Costa Luminosa en sus cruceros, con salida a partir del 6 de enero de 2022.
Barrios con mucha vida, estadios de fútbol que han hecho historia y monumentos que ocultan leyendas: Río de Janeiro y Buenos Aires.

La nueva maravilla del mundo y su estadio

El Cristo Redentor es el símbolo de la ciudad de Río de Janeiro, una de las nuevas siete maravillas del mundo. Desde 1931 protege la ciudad desde la cima del monte Corcovado. Mide 31 metros y los brazos del Cristo tienen una apertura de 28 metros. Guglielmo Marconi fue el primero en encender sus luces mediante una señal desde Roma. Pero la ciudad tiene otro icono, esta vez deportivo: es el mítico estadio de Maracaná reestructurado durante las Olimpiadas de Río en 2016.

El Obelisco y la magia de la Bombonera

Buenos Aires contraataca con el Obelisco, construido en 1936 para celebrar los 400 años de la fundación de la ciudad. Está en la plaza de la República, uno de los centros urbanos más emblemáticos. La construcción se alza en sus 67,5 metros y desde 2007 tiene un nuevo sistema de iluminación. Este monumento también esconde una curiosidad en su parte más alta: se dice que hay una carta destinada a quien decida demolerlo. Al igual que Río, Buenos Aires tiene una “joya” de estadio conocido como “La Bombonera”. Es el campo del Boca Juniors y tiene incluso un museo.

El Sambódromo, los barrios y el tango

La samba es el espíritu de Brasil y de Río de Janeiro. Una de las atracciones que no hay que dejar de ver es el Sambódromo, una estructura que cobra vida durante el Carnaval, pero que durante todo el año es la sede de desfiles, acontecimientos, manifestaciones en sus más de 700 metros de largo. El barrio donde está situado se llama Cidade Nova y es famoso por sus colores y su ambiente, pero sobre todo por su escalinata, perfecta para hacerse un selfie.

En cambio, Buenos Aires es la patria del tango. No hay lugar, barrio o rincón donde no se sienta el perfume de su historia o se evoque su particular atractivo, empezando por La Boca. Entre los lugares que queremos destacar está el Caminito, un museo al aire libre; una calle de 100 metros con edificios de colores, bares y locales pintorescos donde se baila. Se trata de un lugar único donde podréis mezclaros con artistas y bailarines, y formar parte de una coreografía que se compone directamente en la calle.

Esto es solo un entrante de lo que será el viaje único que desde enero de 2022 os llevará al corazón de dos naciones. Viviréis dos mundos llenos de matices, tradiciones y maneras de ver la vida bajo otro prisma. Preparaos para subir con nosotros a bordo del Costa Luminosa y para enamoraos de Brasil y Argentina.