Si sueñas con paisajes naturales capaces de dejarte sin aliento, con la posibilidad de practicar tus deportes de invierno favoritos y de hacer unas experiencias nuevas en compañía de tu familia, de tu pareja o de tu grupo de amigos, Noruega es sin duda el destino ideal para tus próximas vacaciones. En efecto, este país es un verdadero espectáculo natural, el paraíso de los amantes de la naturaleza y de los animales: es el lugar ideal para pasar unos días al aire libre con tus seres queridos.

Uno de los destinos más interesantes del país es Molde, una pequeña ciudad ubicada en la costa noroeste y rodeada por los elementos típicos de la impresionante naturaleza de Noruega, es decir las montañas altas y los increíbles fiordos. Así que no te pierdas la ocasión para conocer en detalles todo lo que Molde, Noruega, puede ofrecer a los amantes de los viajes:

En donde queda Molde y cómo llegar

La ciudad de Molde se encuentra en la costa noroeste de Noruega, particularmente en la zona de los célebres fiordos noruegos, es decir los símbolos de la belleza de la naturaleza de este país. Entonces, puede ser muy útil para los turistas saber que para llegar a este lugar mágico y especial hay varias opciones.

Ante todo, es posible viajar en tren de las otras ciudades principales de Noruega, como por ejemplo la capital, Oslo. De otra forma, es posible también tomar un autobús desde la capital del país, o, por último, es posible alquilar un coche y llegar manejando hasta Molde.

Estatua Rose Maiden, ayuntamiento de Molde

La ciudad de Molde, Noruega, es conocida como “ciudad de las rosas”, ya que por muchos años en este lugar se han cultivado rosas. Se trata, entonces, de la característica distintiva de la ciudad: no es una casualidad, pues, que la estatua que se encuentra cerca del ayuntamiento de Molde representa justamente esta peculiaridad.

De hecho, se trata de una estatua de bronce del año 1971 llamada “Rose Maiden”, cuya protagonista es una doncella que lleva varias rosas en los brazos. Alrededor de la estatua hay los chorros de una fuente que crean una atmósfera muy sugestiva y romántica. La ubicación de esta estatua, por supuesto, no es casual, ya que el techo del ayuntamiento de la ciudad está caracterizado por la colección de rosas más grande de Molde.

El Museo Romsdal

El Museo Romsdal es uno de los más importantes de la ciudad y de Noruega en general. Fue abierto en el año 1912 y representa sin duda una de las atracciones más valiosas de la ciudad y del país, ya que expone en detalles todo lo que hay que saber sobre la cultura de Noruega. En consecuencia, visitar el Museo Romsdal en compañía de la familia, de la pareja o de los amigos permite conocer todo sobre la magia de Molde y de Noruega.

Este museo, además, está caracterizado por una excelente y considerable biblioteca y, por último, es la sede del célebre Molde International Jazz Festival, uno de los eventos clave para la ciudad que es conocido en todo el mundo.

Las Montañas de Romsdal

Molde, Noruega, está rodeada por los magníficos y típicos fiordos y por numerosas montañas, que crean unos paisajes espectaculares. Entre las más considerables sin duda hay las célebres Montañas de Romsdal, que son de las más altas del país.

Parte de esta cordillera, además, se encuentra en el territorio del Parque Nacional Reinheim, abierto en el año 2006 y caracterizado por una superficie de más o menos 1970 kilómetros cuadrados. Así que las Montañas de Romsdal son las verdaderas protagonistas de los alrededores de Molde y crean unos paisajes que saben robar el corazón de todos los amantes de la naturaleza.

La Isla Hjertoya

La Isla Hjertoya no se encuentra muy lejos de Molde, ya que el viaje en barco para llegar ahí, que sale desde el puerto turístico de la ciudad, es decir el Reknemoloen, es de más o menos 10 minutos.

El punto fuerte de esta isla, además, es sin duda la naturaleza. En efecto, en Hjertoya es posible pasear por los varios caminos admirando el paisaje maravilloso, nadar en el mar, pescar o alquilar pequeños botes para explorar los alrededores de la isla. Por último, es también posible visitar el Museo de la Pesca de Hjertoya, que permite conocer una parte muy importante de la cultura y de la economía local.

Esquiar en el Tusten Skiheiser

El esquí es uno de los deportes más divertidos para practicar en Noruega. En efecto, en Noruega es posible practicar muchos deportes de invierno relacionados al esquí, como por ejemplo snowboard y kitesquí. Por consiguiente, si estás planeando viajar a Noruega en compañía de tus seres queridos, sin duda hay que tener en cuenta esta experiencia extraordinaria tan central en la cultura del país.

En los alrededores de Molde es posible practicar tus deportes de invierno favoritos en Tusten Skiheiser, a pocos kilómetros de distancia de la ciudad. En este centro, en efecto, es posible compartir con quien quieras esta experiencia y esquiar admirando el extraordinario paisaje de las montañas de Molde. 

Los fiordos

Los fiordos noruegos son sin duda unos de los símbolos de este extraordinario y fascinante país. En total, en Noruega hay más de mil fiordos, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de brazos de mar, que parecen pequeños lagos, rodeados por grandes acantilados.

Visitarlos permite a los turistas conocer una de las características más sugestivas de Noruega y de admirar unas verdaderas maravillas naturales en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos. En la zona de Molde, por supuesto, es posible visitar algunos de los fiordos noruegos más encantadores.

El camino y el mirador de Varden

Otro lugar imprescindible de los alrededore de Molde, Noruega, que sin duda hay que visitar junto a tu familia, a tu pareja o a tu grupo de amigos es el extraordinario mirador de Varden, en donde es posible disfrutar de una vista excepcional sobre los paisajes de Molde, los fiordos y las Montañas de Romsdal.

El mirador, en efecto, se encuentra a más de 400 metros sobre el nivel del mar, lo cual permite disfrutar del mágico paisaje desde una perspectiva muy especial. Es posible llegar al mirador subiendo a una colina que se encuentra cerca de la ciudad del Molde y siguiendo el camino hasta el punto más alto.

Otros lugares de interés para visitar en Noruega

Noruega es sin duda uno de los países más fascinantes y encantadores del Norte de Europa. Se trata de un destino caracterizado por una increíble naturaleza y por unos paisajes inolvidables capaces de dejar sin aliento a todos los turistas. Pues, ten en cuenta los mejores lugares que visitar en Noruega  para armar el itinerario del viaje de tus sueños.

Por ejemplo, sin duda no te puedes perder la capital, es decir Oslo, y Bergen, segunda ciudad más grande del país y antigua capital. Imposible olvidarse, después, del célebre fiordo de Geiranger, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y del extraordinario archipiélago de las Islas Lofoten.

Descubre el Norte de Europa viajando con Costa

En consecuencia, Noruega puede ser el destino ideal para tus próximas vacaciones en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos, ya que se trata de un país de una belleza increíble que cuenta con muchas actividades que hacer.

De otra forma, no te olvides nunca de todos los otros numerosos lugares de interés que caracterizan el Norte de Europa y que cuentan con un importante legado histórico y cultural y con una naturaleza salvaje e indomable. Hay que saber, pues, que Costa Cruceros te lleva a visitarlos todos: ¿qué estás esperando?