Santiago de Chile, situada en la cordillera de los Andes y a orillas del río Mapocho, es un verdadero espectáculo. De unos 700 km² de ancho, ofrece un panorama único: rascacielos que se mezclan con los contornos montañosos de los Andes. Una riqueza que se basa en una mezcla perfecta de belleza artística y natural y en la evidencia de su pasado indígena o colonial.

El resultado final es una arquitectura moderna que crea un mismo lenguaje y visión entre museos, plazas, calles y villas. Por su encanto, la ciudad también fue elegida por el poeta Pablo Neruda como residencia durante parte de su vida. Museos ricos en historia, arte y naturaleza, parques, arcos de triunfo y estructuras que se remontan a la época colonial: un festín para los aficionados y los curiosos.

La capital chilena alberga muchos edificios gubernamentales, pero también es el centro financiero y cultural del país. Es una de las capitales de Sudamérica donde se vive mejor y se tiene la más alta calidad de vida. Hay varias razones para visitar Santiago con interés y descubrir con Costa Cruceros cuáles son los tesoros y atracciones que no puedes perderte.

Paradas imprescindibles en Santiago de Chile

  • Plaza de Armas
  • Cerro de San Cristóbal
  • Barrio de Bellavista
  • Centro Artesanal Los Dominicos
  • Isla Negra
  • Casa-museo de Pablo Neruda
  • Parque Metropolitano
  • Museo de Arte Precolombino de Chile
  • Parque Forestal
  • Cerca de Santiago: Valle de Casablanca

Plaza de Armas

El corazón y centro histórico de Santiago es la Plaza de Armas. Una plaza llena de artistas callejeros y tiendas; un lugar de encuentro y reunión. Nació al mismo tiempo que la capital en 1541. Fue diseñada con líneas planas y una forma de "tablero de ajedrez" para integrarse armoniosamente con monumentos, palacios y edificios. En la época colonial fue el verdadero centro comercial del país, ya que todos los mercados fueron trasladados a ella. Alrededor del área se encuentran edificios y atracciones particulares.

Una de las principales es la Catedral Metropolitana de Santiago, famosa por su capacidad de combinar diferentes estilos, incluyendo el neoclásico y el barroco. Puedes ver un ejemplo en las columnas o en el campanario. Su historia siempre ha sido muy turbulenta, debido a varios incendios y a un terremoto que la dañó gravemente. La estructura actual es similar a la original de Gioacchino Toesca de 1748. En su interior, hay una colección de frescos religiosos y arcos decorados. También se encuentra la cripta de Diego Portales, un famoso empresario y político chileno que fue asesinado.

El Palacio de la Moneda es uno de los símbolos de Santiago: es la residencia del presidente de la República, y nació gracias al proyecto del arquitecto Toesca. Los apasionados de la historia también deben visitar el Museo Histórico Nacional y la Palacio Municipal de Santiago, así como la Oficina Central de Correos, residencia del conquistador Pedro Valdivia y, actualmente, la sede de los gobernadores de Chile.

Desde aquí, se abren paso las galerías y pasajes más importantes del centro de la ciudad, así como las principales avenidas peatonales. A pocos pasos podrás "umergirte " en el Mercado Central, que sigue siendo un importante punto de venta de pescado fresco, al mismo tiempo que se ha convertido en uno de los lugares más populares y frecuentados por los turistas que visitan Santiago de Chile. Cruzando los puestos de los pescaderos, se pueden ver todas las especies marinas que se capturan en el Pacífico.

Cerro de San Cristóbal

Prepárate para disfrutar de un panorama único que representa el enorme Parque Metropolitano de Santiago, el mayor parque urbano que todo el mundo conocido como Cerro de San Cristóbal.  Subiendo a la cima de la colina a 880 metros, con un característico funicular (elemento histórico de Santiago que data de 1925) tendrás la oportunidad de disfrutar de una vista panorámica de la ciudad desde su mirador. Los más afortunados en un día despejado incluso podrán ver los Andes.

Entre los tesoros que no hay que perderse en la zona está el Santuario de la Inmaculada Concepción. La estatua de la Virgen María de 22 metros de altura, al pie de la cual hay un anfiteatro, es impresionante.

El Zoológico Municipal, en cambio, es una visita obligada para los niños, con muchas especies típicas de la región: zorro andino, cóndor e incluso pingüinos. Para los amantes de la elegancia y el diseño, hay un jardín de estilo japonés en el que podrás relajarte, y dos piscinas en las que puede refrescarte. También hay muchos otros servicios que te permitirán pasar un día sin preocupaciones.

Barrio de Bellavista

El barrio de Bellavista es considerado uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar. Es popular por su ambiente especial, por lo que es conocido como el barrio bohemio o francés de Santiago. Charlas, risas, un poco de vino o un cóctel. La oferta es amplia, dada la interminable cantidad de restaurantes, pubs, bares y discotecas que te esperan durante toda la noche.

Es el barrio que nunca duerme, pero donde encontrarás también cultura y al arte. Pasea por las coloridas calles, y admira sus tiendas, edificios coloniales, los murales y el arte urbano, para entender la mezcla de influencias. Este espacio se ha transformado en una galería de arte al aire libre, un continuo juego de creatividad en el que artistas e intelectuales juegan un papel protagonista. Será seguramente una de las razones por las que el poeta Pablo Neruda decidió instalarse en este barrio.

El encanto continúa con exposiciones, teatros, restaurantes y salones de baile ricamente decorados tanto en el interior como en el exterior. Aquí también se pueden comprar artesanías populares hechas de lapislázuli: hermosa piedra semipreciosa azul que abunda en yacimientos en el norte de Chile.

Centro Artesanal Los Dominicos

Un ajetreo que ha enamorado los corazones de los chilenos. En el corazón del barrio de Las Condes, se encuentra el Centro de Artesanía Los Dominicos. Aquí, los turistas vienen de todas partes para ver y comprar artesanías locales, joyas, mantas y tejidos mapuches, cerámica hecha a mano, artesanías de cobre, etc.  Hay más de 160 talleres artesanales construidos siguiendo la tradición de barro y paja (adobe) al estilo del campo chileno y explotando algunas estructuras más antiguas que eran presentes en la zona.

Los artesanos hicieron suya la zona y se trasladaron cerca de la iglesia de San Vicente Ferrer, un edificio característico por su doble cúpula. Aquellos que son un poco alérgicos a las compras, podrás disfrutar de conciertos y espectáculos organizados, o relajarse en su jardín botánico.

Por supuesto, también hay un espacio donde puedes conocer la cocina de Chile: el típico pastel de maíz, algunas empanadas o simplemente zumos naturales para refrescarte y continuar con energía tu visita a Santiago.

Isla Negra

Isla Negra es un pueblo ubicado en la costa central de Chile, en la provincia de San Antonio. Se llamaba Las Gaviotas, pero su fama y su nuevo nombre le fueron dados por el poeta Pablo Neruda, al que impresionó el color de sus rocas.

Neruda construyó aquí su casa favorita, que en la actualidad es un museo dirigido por la Fundación Neruda, que conserva testimonios de la vida y obra del poeta. La casa conserva su atmósfera íntima y se pueden admirar sus colecciones, desde grabados a mapas antiguos, hasta las herramientas que necesitaba para dar vida a su arte: las plumas con la tinta con la que escribía, su escritorio y su cama. Otras curiosidades son un globo terráqueo del siglo XVIII, cajas con insectos extraños y máscaras de diferentes formas y orígenes.

Isla Negra es una obra de arte con forma de barco, las conchas forman parte del suelo y los objetos cuentan sus viajes, su vida cotidiana, su poética y también sus obsesiones, como su colección de mascarones, decoraciones de madera que había en los galeones. Al salir, encontrareis en el jardín la tumba de Neruda, que descansa junto a su esposa Matilde Urrutia. Un sencillo sepulcro cubierto de flores y rematado por una lápida negra.

Casa-Museo de Pablo Neruda

Enredada es el significado de la palabra quechua "Chascona", nombre de la casa, al pie del Cerro de San Cristóbal, que Pablo Neruda había construido para Matilde Urrutia, su tercera esposa, que vivió allí hasta 1985. Se pueden experimentar muchas cosas durante la visita a partir de los objetos que Neruda había recogido durante sus viajes: Hay varias obras de arte como un retrato de Matilde de Diego Rivera (el gran pintor mexicano, esposo de Frida Kahlo) así como pinturas de Picasso.

La casa se convirtió en un motor de nuevas ideas y sugerencias para el poeta. Neruda era miembro del Partido Comunista, por ello, durante el golpe de Estado de 1973, la casa fue atacada y se destruyeron libros, pinturas y objetos diversos. Hoy en día la casa es un museo que se puede visitar.

Los interiores son extravagantes y muy particulares, empezando por el comedor, cuyo tema es la naturaleza muerta. También se puede ver el estudio del poeta, donde se encuentra la mesa en la que escribía. Retrocederás en el tiempo a través de los detalles y objetos, desde las alfombras hasta la chimenea. El dormitorio tiene vistas a una cascada. 

Dentro de la casa también hay también una galería de fotos, una tienda de regalos y una cafetería, para aquellos que quieran tomar un descanso Gracias a una terraza, podrás tener una vista estupenda de toda la ciudad. Neruda compró una tercera casa en Valparaíso, un pueblo de marineros y poetas a cien kilómetros de Santiago.

Parque Metropolitano

Santiago tiene un alma muy "verde", como lo demuestra el Parque Metropolitano, uno de los lugares más populares de la capital. Es la zona de descanso por excelencia, con sus 722 hectáreas de extensión. Las familias vienen aquí para excursiones, picnics o deportes, pero también para cursos de yoga o meditación. No hace falta decir que también se puede dar un paseo a pie o incluso en bicicleta. La historia del parque está estrechamente ligada al alcalde Alberto Mackenna Subercaseaux, quien inició el proyecto de engrosamiento de la zona con la vegetación típica. Así, a partir de 1921, se creó un maravilloso bosque.

Museo Chileno de Arte Precolombino

Un pequeño microcosmos en el que hay de todo: tradiciones, curiosidad, historia y progreso. Es el Museo Chileno de Arte Precolombino. El objetivo de Sergio Larraín García-Moreno, coleccionista y arquitecto, en 1981, era difundir y potenciar la cultura chilena, antes de la llegada de los españoles.  La primera parte del museo está dedicada a la historia de los primeros asentamientos de las culturas aborígenes, incluyendo a los aymaras e incas. Otros elementos característicos de la exposición son las chemamüll, estatuas funerarias que se colocaban encima de las tumbas para facilitar el paso a la vida después de la muerte.

Una sección del museo está dedicada al arte precolombino, un viaje que lleva a sus visitantes desde Centroamérica hasta los Andes. Un espacio es, en cambio, reservado a los hallazgos encontrados en el territorio chileno antes de la llegada de los españoles: hay varios objetos como plumas, huesos y piedras.

Parque Forestal

Con paisajes mágicos, casi cinematográficos, un área se extiende a lo largo de 17 hectáreas, entre diferentes tipos de árboles: el Parque Forestal, el lugar más encantador y pintoresco de Santiago. Es un espacio regenerador, que se extiende a lo largo del río Mapocho. El parque está situado en el centro de la capital, y en él muchos chilenos hacen un desvío para alejarse del tráfico y del ruido. Es una hermosa zona para la actividad física, caminar o montar en bicicleta para descubrir las bellezas de Santiago.

Cuenta con un parque infantil y varias esculturas dispuestas por todo el parque, entre ellas el monumento al poeta y periodista nicaragüense Rubén Darío, el monumento a los escritores de la independencia, el busto a Cristóbal Colón y la fuente alemana, entre otros. El Parque Forestal es una zona verde de importancia histórica y paisajística que es uno de los principales lugares de recreo de la capital. El diseño y las posibilidades de elección recuerdan a los parques europeos: el proyecto fue encargado en 1900 al arquitecto paisajista George Dubois.

Alrededor de Santiago: Valle de Casablanca

En el Valle de Casablanca, ubicado en los valles de la zona central, se pueden degustar los mejores vinos de Chile, tanto blancos como tintos. Una zona bucólica, que ha sabido conservar sus tradiciones, pero también transformar y adaptarse a los tiempos. Clima templado, suelos fértiles y vinos con cuerpo son los elementos por los que la zona ha logrado ser reconocida internacionalmente.

El valle se encuentra a 80 km de Santiago y toma su nombre de la reina Bárbara de Casablanca, esposa de Fernando VII, rey de España. Su fama y producción también han aumentado gracias a su capacidad de valorización del territorio, como la ejecución de obras hidráulicas que permiten un adecuado riego de la zona o la construcción de presas. Hay muchas bodegas donde es posible realizar una visita guiada con degustación de vinos y productos típicos.

Descubre los encantos de Santiago de Chile con Costa Cruceros

Santiago es una ciudad viva, hermosa, colorida y acogedora. Rica en historia, desde su fundación en 1541. La cultura está al alcance de todos con su gastronomía y sus barrios, que te invitan a pasear y personalizar tus rutas, refrescarte en los bares de la capital o en los mercados que exaltan la artesanía local (como el típico mercado de Los Dominicos). Con Costa Cruceros puedes visitar el centro histórico, la casa museo de Neruda, así como su residencia en Isla Negra. La cultura, las tradiciones, el arte y las influencias crean un mosaico interesante, dinámico y en constante evolución.

Santiago está ubicado en el corazón del Valle del Maipo, el valle del cual provienen muchos de los vinos chilenos más apreciados del mundo. Los viñedos de Santiago y sus alrededores son uno de los atractivos más importantes de la ciudad, especialmente para aquellos que aprecian la cultura del vino y la historia de este país.

Los platos típicos de la gastronomía chilena harán que este viaje sea aún más especial. No puede faltar el pebre, una salsa con ajo y tomate, que se sirve con tortitas y acompañado de una sopa. El menú se completa con el choripán, una salchicha especial de cerdo a la parrilla. Luego están las empanadas rellenas y el Lomo de Cordero al horno.

Santiago puede ofrecerte esto y mucho más: todo lo que tienes que hacer es comenzar a pensar en tus próximas vacaciones y dejarte sorprender con Costa Cruceros.

Zarpa con Costa Cruceros