okyo es una ciudad fascinante y encantadora que cada año atrae a innumerables turistas. En efecto, entre varios museos diferentes, muchos lugares de diversión o en donde hacer compras, barrios modernos e innovadores, jardines llenos de los árboles símbolo de Japón, y todos los edificios antiguos testigos de una tradición milenaria, hay mucho que ver en Tokyo. Averigua, además, lo mejor que hay que ver en Japon.

La capital de Japón sabe ofrecer actividades para todo tipo de turistas y para personas de todas las edades. Si deseas descubrir más sobre la historia y la cultura japonesa, puedes visitar los templos, el palacio imperial y varios museos. De lo contrario, si deseas divertirte puedes descubrir la magia de Disneyland o visitar Odaiba, en que hay gente a toda hora haciendo compras y desconectando de la rutina. En ambos casos, Tokyo sabrá sorprenderte.

Pues, desvela todo eso y visita los 14 lugares más hermosos que hay que ver en Tokyo:

Templo Sensō-ji

Uno de los templos budistas más importantes y el más antiguo de toda Tokyo, Sensō-ji es una etapa imprescindible de la visita de la ciudad. Está ubicado en Asakusa, un barrio bastante célebre de la ciudad. Aquí, además del templo Sensō-ji, se encuentra el santuario sintoísta.

Según la leyenda local, el templo ha sido construido en el siglo VII, cuando dos hermanos han encontrado a Kannon, venerada por los budistas, y han decidido dedicarle un templo para que todos pudieran adorarla. A lo largo de los años, Sensō-ji ha ganado importancia: por consiguiente se han añadido varios edificios al conjunto del templo. Algunos de estos han sido dañados durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente reconstruidos. Hoy en día el conjunto de edificios de Sensō-ji se puede visitar y constituye una atracción fundamental para la ciudad.

Tokyo Skytree

Antes conocida como la “Nueva Torre de Tokyo”, el Tokyo Skytree es el edificio más alto de Tokyo y cuenta con 634 metros de altura. Se trata de una torre panorámica de radiodifusión que ha sido construida en 2012, en la que hay un restaurante, un bar, unas tiendas y dos miradores espectaculares. Este edificio es el más alto de Japón y del mundo en general y, además, es la estructura artificial más alta del mundo después del Burj Khalifa, símbolo de la ciudad de Dubai.

Subiendo a este edificio tan alto es posible disfrutar de una vista increíble sobre todo lo que hay que ver en Tokyo. Por consiguiente, el Tokyo Skytree es una etapa obligatoria para quienes quieran disfrutar de la belleza de la ciudad desde un punto de vista muy especial.

El Disneyland de Tokyo

Se trata de uno de los parques de diversiones más grandes y más visitados de todo el mundo, que ha sido el primer parque de Disney en el continente asiatico, inaugurado en 1983. Por consiguiente el Disneyland de Tokyo siempre ha sido una de las atracciones más amadas y frecuentadas de toda la ciudad y de todo el País.

La magia del mundo Disney, en efecto, sabe encantar a todos, niños, jóvenes y adultos: por eso este parque recibe millones de visitantes todo los años y es el segundo parque más visitado en el mundo. El parque, extremadamente grande, cuenta con varias áreas temáticas, como Fantasyland, Adventureland, Tomorrowland, World Bazaar, Toontown, Critter Country y Westernland.

Odaiba

Odaiba es una isla artificial ubicada en la bahía de Tokyo, que está conectada a la ciudad gracias al puente Rainbow Bridge. Odaiba ha sido construida alrededor del año 1850 para defender a la ciudad: por eso cuenta con seis fortalezas. Hoy en día, sin embargo, se ha desarrollado como importante centro económico y atracción turística.

En efecto, en Odaiba hay gente a toda hora. Aquí hay muchas tiendas y centros comerciales en donde hacer compras, varios museos para visitar, locales nocturnos en donde asistir a exhibiciones y pequeños parques de diversiones. Por último, hay que saber que el Rainbow Bridge ofrece un espectáculo de luces de todos los colores que de tarde y de noche constituye una de las atracciones principales de la isla artificial.

Meiji Jingu

Meiji Jingu, o sea el santuario sintoísta Meiji, es otra de las atracciones más importantes que hay que ver en Tokyo. Este santuario ha sido construido en 1920 y está dedicado al emperador Meiji, que ha reinado en la segunda mitad del siglo XIX, y a su mujer, Shōken.

El santuario Meiji es un lugar símbolo de la cultura, de la historia y de las tradiciones japonesas. Incluye dos zonas principales, o sea Naien y Gaien. La primera zona es el recinto interior, caracterizado por los edificios del santuario y por el museo del tesoro. Gaien es el recinto exterior, en donde hay una galería de pinturas e ilustraciones, una sala memorial para celebrar bodas y unas atracciones deportivas considerables, como el estadio nacional japonés.

Jardín Nacional Shinjuku Gyoen

El Jardín Nacional Shinjuku Gyoen es el jardín botánico de Tokyo, un parque de más de 53 hectáreas de extensión. Se trata de uno de los lugares más lindos de Tokyo, ya que hay una vegetación floreciente y lujuriante, varios lagos e islotes, puentes sugestivos y flores de todos los colores.

Por consiguiente, Shinjuku Gyoen representa un lugar verde muy tranquilo y quieto en donde poder pasear junto a tus seres queridos y descansar un rato rodeado de muchas especies de plantas diferentes, de todas las dimensiones. Aquí se encuentran, obviamente, varios árboles de cerezo, símbolo de Tokyo y de Japón en general. En marzo y abril, por consiguiente, hay la posibilidad de admirar el esplendor de estos árboles tan icónicos de la cultura japonesa.

Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Tokyo, también conocido como Kōkyo, es la residencia del Emperador japonés. El palacio está rodeado por unos hermosos jardines que se extienden por más de un kilómetro y está dividido en cuatro sectores muy grandes

El Palacio se encuentra en el lugar en donde anteriormente estaba ubicado el castillo Edo, construido en el año 1457. La que hoy en día es la residencia del Emperador, sin embargo, ha sido reconstruida en 1855 y es muy sugestiva y particular, ya que está caracterizada por estilos de varias épocas diferentes. La única parte del Palacio Imperial que está abierta y puede ser visitada por los turistas es la de los jardines orientales. 

Parque Ueno

El Parque Ueno es otro de los parques más hermosos que hay que ver en Tokyo y se encuentra en el barrio Taitō-ku. Este Parque ha sido inaugurado en el año 1873 y está ubicado en donde anteriormente había un templo budista.

El Parque Ueno es la sede de una sala de conciertos y de varios museos, como el Museo Nacional de Tokyo, el Museo Nacional de Ciencia de Japón y el Museo Nacional de Arte Occidental. Además de esto, el parque es muy famoso por el florecimiento de los cerezos: en efecto, este parque constituye una de las atracciones principales de la ciudad, particularmente en primavera, por la hermosura de los árboles símbolo de Tokyo y de Japón.

Templo Zojoji

El Templo Zojoji es otro de los más importantes que hay que ver en Tokyo. Este edificio muy importante ha sido construido en 1393 y desplazado en el año 1598. Está ubicado muy cerca de la Torre de Tokyo, o sea de Tokyo Skytree, lo cual crea una atmósfera muy singular, ya que hay una mezcla muy interesante de antiguo y nuevo y de estilos arquitectónicos completamente diferentes. 

En efecto, el templo es muy interesante porque incluye varias partes construidas o reconstruidas en épocas diferentes. Al lado del templo Zojoji, además, se encuentra el Parque Shiba, muy frecuentado en primavera por los cerezos e ideal para pasear rodeados de una floreciente y coloreada naturaleza.

Museo Samurái

El Museo Samurái de Tokyo es el emblema de la cultura y de las tradiciones de Japón. Los Samuráis son guerreros del Japón de la Edad Media, bastante similares a los caballeros europeos, e iconos de la historia fascinante de Japón. Es por eso que el Museo Samurái es uno de los lugares que hay que ver en Tokyo, sin duda.

La visita al Museo permite conocer más sobre el legado histórico y cultural japonés: particularmente se puede admirar una colección muy grande de armaduras y armas, incluidas las célebres “katanas”, unas espadas típicas, largas y afiladas, conocidas en todo el mundo. Además de esto, el Museo organiza varias actividades interactivas, como representaciones de batallas con espadas y clases de caligrafía.

Tokyo Midtown

Tokyo Midtown es un conjunto de seis edificios y rascacielos que está ubicado en el barrio de Akasaka. Se trata de un conjunto de edificios extremadamente modernos e innovadores, en los que se encuentran oficinas, residencias privadas, tiendas, hoteles, varias actividades para el tiempo libre y un museo. En Tokyo Midtown también se encuentra la célebre Torre Midtown, o sea un rascacielo de 248 metros de altura que es el más alto del conjunto. 

Por consiguiente, Tokyo Midtown está perfecto para pasear rodeados de edificios de arquitecturas fascinantes y modernas, símbolos de la ciudad, y para pasar un rato junto a tu familia, tu pareja o tu grupo de amigos.

Museo Nacional de Ciencias Emergentes e Innovación

El Museo Nacional de Ciencias Emergentes e Innovación, también conocido como Miraikan, se encuentra en el islote artificial de Odaiba, en Tokyo, y ha sido inaugurado en el año 2001. 

Se trata de un Museo muy especial, ya que permite conocer en detalles todos los aspectos de la relación entre seres humanos, universo, tecnologías e innovación. Por consiguiente, en el museo hay varias exhibiciones espectaculares y fascinantes, incluida la más famosa de todas: Geo-Cosmos, o sea una reproducción con una resolución increíble y en tres dimensiones de la Tierra. Además de esto, en el Museo hay también un salón recreativo, un planetario y varias tiendas para hacer compras.

Descubre el Lejano Oriente viajando con Costa

En definitiva, hay muchísimo que ver en Tokyo, ya que se trata de una ciudad poliédrica e innovadora en donde hay innumerables lugares de interés y actividades que hacer. En efecto, entre los fascinantes templos, los jardines florecientes y llenos de colores, los museos, los templos y los parques de diversiones, sin duda es imposible aburrirse.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Tokyo y Japón no son los únicos lugares de interés del Lejano Oriente: entre Corea del Sur, Singapur, Vietnam y Tailandia, los destinos ideales para pasar unas vacaciones únicas son innumerables.