Róterdam es la ciudad de Países Bajos en que se encuentra el puerto más grande de todo el continente europeo. Ciudad famosa por su legado histórico y cultural, Róterdam cuenta con una arquitectura extravagante, innovadora, modernista y única en el mundo, que desde hace unas décadas fascina a todos los turistas. 

¿Qué ver en Róterdam, entonces? La ciudad portuaria ofrece muchas actividades que te permiten descubrir más sobre su historia, la cual está caracterizada por los daños causados por los bombarderos de la Segunda Guerra Mundial en 1940. Así, entre varios museos, parques, barrios históricos y los famosos molinos de viento típicos de Países Bajos, puedes apreciar cada aspecto de su cultura. 

Róterdam, por lo tanto, es un destino interesante, divertido y atractivo tanto para familias como para grupos de amigos y parejas. Esta ciudad, de hecho, sabe sorprender a todo tipo de turista. Pues, descubre qué ver en Róterdam para disfrutar de tu viaje hacia los Países Bajos. Aquí encuentras las mejores atracciones qué ver y las actividades qué hacer:

Markthal

El Markthal, el primer mercado cubierto de Róterdam y el más grande de los Países Bajos, te está esperando. Se trata de un mercado enorme, que cuenta con todo tipo de comida, restaurantes y bares, tanto para hacer compras, como para comer y tomar algo. El Markthal cuenta, de hecho, con más de 100 puestos de comida. Es un lugar extremadamente vivaz, lleno de luces, colores y comida de todo tipo.

El Markthal está inspirado en los antiguos mercados españoles de Barcelona y Valencia, sin embargo está caracterizado por una arquitectura muy moderna. El edificio ha abierto en 2014, después de varios años de construcción. A pesar de la inspiración, se trata, en efecto, de un edificio moderno y singular, cuyo símbolo es el icónico arco.

Así que si la buena comida es tu pasión, este es el lugar perfecto para una experiencia gastronómica que nunca vas a olvidar.

Delfshaven

Si tu deseo es ver la Róterdam antigua, anterior a la destrucción que caracterizó la Segunda Guerra Mundial, el lugar perfecto para hacerlo es el barrio Delfshaven. De estilo clásico y distintivo de la arquitectura típica holandesa, Delfshaven permite hacer un pequeño viaje a través del tiempo hacia el pasado.

Róterdam, de hecho, es la ciudad de la innovación, de la arquitectura moderna. Ver la otra alma de la ciudad, sin embargo, permite conocer otra etapa de la historia de la ciudad neerlandesa y otro aspecto de la cultura local. En este barrio peculiar y sugestivo, entonces, se encuentran monumentos únicos como la Iglesia Pelgrimvaderskerk y una réplica de una embarcación del siglo XVIII.

Durante tu paseo a través de la historia de Róterdam no puede faltar una visita a la cervecería municipal De Pelgrim, típica de la ciudad. Asimismo, en este barrio hay muchos bares y restaurantes en donde se pueden probar las especialidades neerlandesas.

Maritime Museum

El Museo Marítimo, o sea el Maritime Museum, es el museo más grande de la ciudad de Róterdam. Cuenta con más de un millón de artefactos y objetos para admirar. Por eso, visitar el Maritime Museum permite aprender todo sobre la historia y la cultura de Róterdam, ciudad con el puerto más grande de Países Bajos y de toda Europa.

La visita al museo permite hacer una inmersión en la cultura de la ciudad, escuchar todo sobre la historia local y participar en varias actividades, como por ejemplo la visita a una embarcación de 1868, muy bien enclaustrada y rica en detalles.

El museo está perfecto para una visita con toda la familia: el programa para niños del “Profesor Splash” permite a los visitantes más chiquitos aprender algo nuevo y vivir una experiencia única y original.

Miniworld

Si quieres descubrir la ciudad desde una perspectiva diferente, que te permite notar detalles nuevos y fascinantes de la arquitectura local, y explorar cada rincón de Róterdam tanto de día como de noche, hay que pasar por el Miniworld. El mundo en miniatura de Róterdam te permite, en efecto, vivir la belleza de la ciudad bajo el sol durante el día y bajo las estrellas durante la noche. Cada 24 minutos la luz cambia ofreciendo una vista diferente de la ciudad y permitiendo apreciarla también en las horas nocturnas. 

Asimismo, Miniworld deja apreciar a la vez las dos caras de la ciudad, o sea la antigua, anterior a los bombarderos de la guerra, y la moderna e innovadora. Este mundo en miniatura representa una experiencia divertida de hacer turismo tanto para los niños como para los adultos. Está perfecto, de hecho, para toda la familia.

Museo Boijmans Van Beuningen

El Museo Boijmans Van Beuningen, fundado en 1849, es uno de los museos más antiguos de los Países Bajos, que cuenta con una colección muy grande de pinturas, esculturas, artefactos y exposiciones. En cuanto a dibujos y estampados, además, este museo es uno de los más famosos en todo el mundo. La colección pertenecía al abogado Frans Jacob Otto Boijmans y, años después, se ha unido a la de Daniël George van Beuningen.

Lamentablemente, el Museo ha cerrado en 2019 a causa de la necesidad de realizar mantenimientos y reformas. Por esta razón, el museo estará cerrado por 7 años, o sea probablemente hasta 2026. 

Sin embargo, visitar las obras que forman parte de la gran colección del museo no es un problema. Parte de la colección, en efecto, se encuentra actualmente en otros museos bajo el título “Boijmans bij de Buren”, lo cual significa “Boijmans en casa de los vecinos”. Entonces, sigue siendo posible admirar las obras únicas de artistas extremadamente famosos que han hecho la historia del arte occidental: Rembrandt, Mondrian, Monet, Kandinsky, Van Gogh, Rothko, Dalì y muchos más.

Iglesia Sint-Laurenskerk

Grote Kerk, o sea “grande iglesia” o simplemente St. Laurenskerke, Iglesia de San Lorenzo, es una catedral magnífica, de estilo gótico tardío. Se trata del único edificio de la Edad Media que queda en la ciudad neerlandesa de Róterdam.

Este antiguo edificio ha sido construido entre 1449 y 1525 y siempre ha sido el emblema de la ciudad. Lamentablemente, la catedral ha sido dañada a causa de los bombarderos de la Segunda Guerra Mundial, en 1940. 12 años después, en 1952, ha sido por fin reconstruida. Hoy en día, la antigua iglesia está en buen estado y se puede visitar. Es posible, entonces, admirar la belleza de las puertas de bronce, de los sepulcros de los héroes del mar Kortenaar y de la típica arquitectura medieval.

Las Casas Cúbicas

Puede parecer un caleidoscopio, pero es una forma de arquitectura única en el mundo y extremadamente bizarra. Por esta razón, las Casas Cúbicas de Róterdam, “Kubuswoningen” desde hace muchos años llaman la atención de todos los turistas.

Se trata de un proyecto innovador y modernista realizado por el arquitecto holandés Piet Blom. Estas casas con forma de cubos inclinados a 45 grados están organizadas para aprovechar todo el espacio disponible. Están construidas, además, de una manera asimétrica, así que recuerdan la forma de un bosque.

Si estás interesado en saber como se puede vivir en una casa con forma de cubo, puedes visitar la casa museo “Kijk-Kubus” o pasar unos días en el hostal “Stayokay Hostel” de  Róterdam, que también tiene esta impresionante forma cúbica. Sin duda, si visitas la ciudad de Róterdam, no puedes perderte esta atracción única en el mundo.

Molinos de viento de Kinderdijk

¿Qué ver en Róterdam que sea típico de la cultura neerlandesa? Pues, sin duda, los molinos de viento, el emblema de los Países Bajos. Si quieres visitar Róterdam, no puedes perderte esta etapa obligatoria. Los molinos de Kinderdijk, símbolo de la cultura neerlandesa, son patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde 1997. 

Se encuentran cerca de Róterdam y de Dordrecht, en una zona con abundante agua. Los diecinueve molinos, de hecho, han sido construidos a partir de 1740 para reducir el riesgo de inundaciones y para mantener seca la zona. El conjunto de estos hermosos molinos hace de este lugar el típico paisaje neerlandés, caracterizado por una maravillosa naturaleza que bien se funde con la presencia humana. Los molinos, el agua y las presas crean por lo tanto un paisaje sugestivo emblema de esta fascinante zona.

Euromast

Si quieres apreciar toda Róterdam y las ciudades más cercanas, la vista espectacular desde arriba del Euromast te está esperando. El Euromast es la torre más alta de la ciudad, construida por el arquitecto H.A. Maaskant  en 1960 para la Floriade, o sea la exposición mundial de horticultura.

Originalmente, la torre medía 100 metros y tenía que ser el edificio más alto de Róterdam. Sin embargo, algunos años después de su construcción, el Euromast ha sido superado por otro edificio, que se ha vuelto el más alto de la ciudad. Por esta razón, se ha decidido modificar el edificio añadiendo unos 85 metros más de altura para que la torre volviera a tener el título.

Hay que subir arriba del Euromast para disfrutar de una vista espectacular que cuenta con todas las atracciones que hay que ver en Róterdam, desde Delfshaven hasta el puerto, el Markthal y la Iglesia Sint-Laurenskerk. De esta altura, en efecto, se ve claramente hasta 80 kilómetros de distancia. 

En el edificio, por último, hay un restaurante y unas suites para quienes desean disfrutar de una cena y una noche en este lugar especial.

Diergaarde Blijdorp

¿Y, en fin, qué ver en Róterdam para pasar un día de relajación y diversión? Sin duda, el Diergaarde Blijdorp, el zoológico de Róterdam, uno de los más hermosos de toda Europa. En este zoológico hay la posibilidad de ver desde muy cerca los animales más fascinantes del mundo.

Los animales se encuentran en unos recintos muy grandes que están construidos para resultar lo más semejante posible a sus hábitats naturales, así que visitar el zoológico es como hacer un viaje alrededor de todo el mundo.

El Diergaarde Blijdorp es un destino divertido para toda la familia. En efecto, además de admirar la belleza de todos los animales del zoológico, los niños pueden jugar en el Parque infantil Biotopia. Tiburones, mariposas, tigres, jirafas, cebras, osos y muchos animales más te están esperando ahí.

Descubre el Norte de Europa viajando con Costa

Entre historia, cultura y arte hay mucho que ver en Róterdam. Sin duda, es una ciudad que ofrece muchas actividades y atracciones peculiares y divertidas. Se trata de un destino ideal tanto para familias como para parejas y grupos de amigos.

Sin embargo, Costa Cruceros ofrece mucho más que esto. La compañía de cruceros, de hecho, propone a los amantes de los viajes destinos interesantes y atractivos en todo el continente europeo y en todo el mundo. No pierdas la oportunidad de viajar hacia tu ciudad favorita y vivir una experiencia única: desvela todas las oportunidades que Costa te dedica.