Son 342 las playas italianas que han recibido la Bandera Azul 2017, el reconocimiento asignado cada año por la Foundation for Environmental Education (FEE) por el mar limpio y la gestión sostenible del medio ambiente. Estas son 8 de entre las más bonitas y cercanas a las escalas de los barcos Costa. Todas capaces de encantar los sentidos.

"Las cabañas elegantes, los muelles y las pasarelas geométricas le harán revivir el encanto de la Belle époque y de las estrellas del cine."

Playa de Camogli (Génova, Liguria)

Nueva en la clasificación. El paseo marítimo de Camogli es una joya situada en una de las localidades más bonitas y características de la Riviera Ligure de Levante. Las casas en estilo, con las fachadas pintadas con diversas tonalidades cálidas, se asoman a esta media luna de piedras grises que termina bajo la sugestiva Basílica de Santa Maria Assunta.

Punta Carena, Anacapri (Nápoles, Campania)

Tan bonita como la vista de Capri desde el mar, íntima y aislada, es una ensenada de rocas que se sumerge en un mar de color esmeralda. Las rocas escarpadas crean una pequeña bahía y, más arriba, ocultas por las retamas, se pueden ver una antigua fortaleza y un pequeño mirador desde el cual es posible admirar los maravillosos farallones.

Cala San Vito, Polignano a Mare (Bari, Apulia)

Los amantes de la incomparable fusión italiana de arte y naturaleza, encontrarán un magnífico ejemplo de ello en esta pequeña bahía, 3 km al norte de la aldea de Polignano (Bari). Las aguas cristalinas con fondos de arena y escollos están dominadas por la antigua abadía benedictina y por la torre de vigilancia.

Mari Pintau, Quartu Sant’Elena (Cáller, Cerdeña)

Entre las playas de Cerdeña más bonitas, Mari Pintau se muestra como una obra de arte a los ojos de los amantes de la belleza. El nombre es revelador: en sardo significa “mar pintado” y deriva de las rocas del fondo marino que parecen dibujadas por un pintor.

Playa de Cammarelle, Sapri (Salerno, Campania)

Guijarros finos, agua de un azul intenso, barcos de colores y los promontorios del Cilento, una de las tierras más sugestivas del sur de Italia que la delimitan: Cammarelle es la playa del lado norte de Sapri. ¿Le gusta el snorkeling? Aquí puede practicarlo gracias a la presencia de una rica fauna marina.

Lido de Venecia (Venecia, Véneto)

A pocos minutos con el transbordador desde Piazza San Marco se llega a una playa de arena amplia y tranquila. Las cabañas elegantes, los muelles y las pasarelas geométricas le harán revivir el encanto de la Belle époque y de las estrellas del cine.

Bonassola, lado este y lado oeste (La Spezia, Liguria)

Bonassola, una joya de la Riviera de Levante, una de entre las playas más amplias de la Liguria y rodeada de colinas cubiertas de pinos, es la primera vez que recibe la Bandera azul. En el lado oriental dominan los arrecifes, mientras en el lado occidental, arena mixta con pequeños guijarros, perfecta para las familias con niños. Se encuentra cerca de las Cinque Terre, en una bahía con mar límpido, seguro y protegido, donde es posible encontrar tanto complejos playeros como zonas de playa libre.

Tor Caldara, Anzio (Roma, Lazio)

El antiguo bosque que cubría la costa de la región es una reserva natural del WWF en el centro de la ciudad de Anzio, con sus acantilados de toba amarillos y blancos que rodean parte de la playa y albergan la torre de vigilancia, baja y circular, construida en el siglo XVI contra los piratas.

Credits foto: Shutterstock

1 of 8