Sus playas, su clima cálido, los parques y sus fascinantes cuevas son una convincente tarjeta de visita, pero Palma es la reina de la isla de Mallorca y os sorprenderá con su versatilidad, su fascinante folclore y sus tradiciones. Vamos a descubrir muchos lados inéditos de una de las etapas principales del crucero de Costa Smeralda con salida el 1 de mayo.
La capital de la isla es una ciudad verde, con muchos atractivos y con una vitalidad que hay que apreciar en todos sus matices.

Aventurera

Mallorca sabe unir el encanto de grandes largas de arena fina a la belleza salvaje de calas y cuevas que puedes visitar incluso en una excursión en kayak a lo largo de la accidentada costa de la isla, que esconde ensenadas, rincones con vistas impresionantes y piscinas naturales a las que solo se puede llegar por mar. Las Cuevas del Drach, donde las aguas han creado un lago subterráneo, son un marco maravilloso y el idílico escenario de conciertos de música clásica. Pero el mar no es la única manera de descubrir el corazón de Palma: se puede usar la bicicleta para recorrer sus callejuelas y las plazas de su centro histórico.

Sabor

Vuestra estancia estará también llena de sabor, como ya es tradición en la cocina ibérica. Preparaos para probar tentempiés, tapas y empanadas en una de las típicas tascas. Un episodio especial merecen los embutidos, especialmente la sobrasada, un embutido crudo típico. El pescado será protagonista en cualquiera de sus variantes (frito o en ensalada), mientras que la ensaimada es el plato fuerte entre los postres.

Hay otro suculento aspecto de la ciudad unido a su historia y que ha dejado símbolos llenos de antiguedad: los baños árabes, la iglesia de Santa Eulalia y la catedral gótica de Santa María, que fue reestructurada bajo la dirección del célebre arquitecto Antoni Gaudí a principios del siglo XX.

Refinada

La isla de Mallorca es famosa por sus perlas. Un recuerdo elegante y lleno de encanto que decora los escaparates de tiendas y talleres. Entre los productos típicos también están las “avarcas” o mallorquinas, un pintoresco calzado de piel confeccionado artesanalmente. Y si queréis otro regalo original podéis elegir un objeto de diseño de cristal modelado nacido de la creatividad de los artesanos. Y en Palma tampoco faltan los objetos creados a partir de hojas de palma secas: mochilas, cestas, bolsos y sombreros.

Ecológica, adrenalínica, elegante y llena de cultura: las mil almas de Palma a vuestro alcance en un solo crucero. Solo tenéis que zarpar con nosotros a bordo de Costa Smeralda y disfrutar de vuestras vacaciones.