Conocer Noruega no es solo entrar en contacto con una naturaleza mágica y única, sino también sumergirse en una dimensión legendaria, empezando por los fiordos que, como cuenta la leyenda, fueron creados por el dios Odín para sorprender a los hombres. Dejaos guiar por la belleza y disfrutar de muchos paisajes que os dejarán sin aliento.
Desde Stavanger hasta Cabo Norte, vuestro viaje recorrerá las tradiciones y costumbres con un guía de excepción, una naturaleza sin contaminación.

Las casas de madera y el púlpito de roca

Stavanger será una agradable etapa en tu viaje lleno de sorpresas. Es uno de los baluartes de la historia marítima noruega, así como una localidad con un centro lleno de pintorescas casas de madera, rodeadas de bonitos jardines y antiguas farolas de gas. Los edificios se construyeron en el siglo XVIII y siguen manteniendo su atemporal encanto. Pero si lo que buscáis son una impresionantes vistas, dirigíos al Preikestolen, “un Púlpito de roca” que cae en picado al mar desde una altura de 604 metros. Sin duda, tendréis la mejor vista del año.

Las islas de Giske y Godøy

Cogiendo un ferri desde Ålesund podéis llegar a la Isla de Giske (la “isla de las sagas”) y descubrir las fascinantes aventuras del jefe del clan Rollo, antepasado de Guillermo el Conquistador. Los primeros asentamientos de este territorio se remontan a la Edad del Bronce. La excursión puede seguir hacia la isla de Godøy. Durante vuestro paseo podréis descubrir una verdadera joya: el faro de 1876 situado en el pequeño pueblo de pescadores de Alnes, una auténtica perla con vistas al océano Atlántico. Para disfrutar al máximo de la naturaleza y la esencia del lugar se pueden subir las escaleras de los cinco pisos de la estructura de madera que lleva hasta arriba del faro. Desde su balcón circular disfrutaréis de unas vistas únicas.

El fiordo que es Patrimonio Unesco

Ahora atravesamos otro lugar que os regalará unas vistas increíbles: Geiranger y su maravilloso fiordo son Patrimonio de la Unesco. Este pintoresco pueblo está rodeado de una variada naturaleza. Podréis admirar la cascada Storseterfossen a unos 600 metros del mar. Los amantes del senderismo podrán atravesar un sendero protegido y pasar justo por detrás de la cascada. El mirador de Flydalsjuvet es ideal para los que necesitan un tiempo para tomar fotografías; desde allí se disfruta de una vista fantástica sobre el fiordo.

La fascinación de Cabo Norte

Por fin hemos llegado. Con nuestras excursiones llegaréis hasta Cabo Norte, en el norte más norte de Noruega; donde se mezclan las gélidas aguas de los océanos Atlántico y Ártico. Os rodeará un acantilado a 307 metros sobre el mar. En el Centro de acogida turística disfrutaréis de una vista única. Allí podréis tomar algo en el bar o visitar la capilla más al norte del planeta. Y desde aquí podréis también admirar el espectáculo del sol de medianoche, un rito que se repite en estas latitudes cada año de mayo a julio.

Leyendas, paisajes encantados, rincones iluminados por los reflejos del sol y el privilegio de poder disfrutar del silencio ante el infinito. Noruega os regalará unas vacaciones poéticas junto a la naturaleza. Nosotros estamos listos para acompañaros hasta el corazón de la belleza.