Música, diseño, muy buen ambiente y una pizca de naturaleza mezclada con historia: el norte de Europa puede ser un cóctel muy apetecible. Vive con nosotros las bellezas de Helsinki, Estocolmo y San Petersburgo.
El norte de Europa te ofrece un viaje hacia la historia y los mitos; vive con nosotros lo mejor de todo ello.

Helsinki de película

La Unesco la coronó como capital del diseño, pero Helsinki tiene otros valores: es una ciudad sostenible y sorprendente. ¿Alguna vez has oído hablar de sus barrios de madera? Käpylä, Vallila y Kumpula parecen salidos de un set cinematográfico. Tu mirada se posará en sus jardines y en sus maravillosos rincones que han fascinado a artistas, actores y músicos. Prepárate para visitar pequeñas aldeas encantadoras, donde las casas, de perfecto estilo nórdico parecen abrazar las calles y en las que los pubs son también la sede de exposiciones de arte moderno. En Kumpula es muy conocida la magnífica área recreativa de madera, construida por los habitantes de la ciudad en 1927.

Estocolmo, corazón pop

En la capital sueca late un corazón pop: aquí está el único museo existente dedicado al grupo Abba, la histórica banda sueca, capaz de vender 400 millones de copias en todo el mundo. Vuelve a vivir la historia de Agnetha, Benny, Björn y Anni-Frid, sus éxitos, escucha sus confesiones y prepárate para dar lo mejor de ti en el escenario. No será una simple visita, sino una experiencia multisensorial y un viaje interactivo: podrás probar el Polar Studio, la sala de grabación del grupo y bailar junto a Abba gracias a los modernos hologramas en 3D.

Dos días en San Petersburgo

En su historia ha cambiado de nombre tres veces: Petrogrado, Leningrado y San Petersburgo, lo que no ha cambiado ha sido su belleza. Se puede empezar admirando la plaza del Palacio, donde se alza la Columna de Alejandro: 600 toneladas que se mantienen en equilibrio sin cemento ni metal: un verdadero misterio. Los tesoros que allí se pueden visitar son innumerables: el Palacio Peterhof, el Palacio de Caterina y el histórico museo Hermitage. Pero no te preocupes, dispondrás de dos días de tiempo y de uno de nuestros guías que te ayudará a apreciar cada obra de arte.  

Museos, naturaleza, rincones y tesoros escondidos: el norte de Europa es una verdadera postal.

Viaja con Costa Cruceros