El encanto de un barrio que recuerda los ambientes venecianos, el relax de las playas, que son muchas y todas diferentes (ideales para relajarse o para desmelenarse) y muchas tradiciones por descubrir en sus bares. Así es Mikonos, una isla con varias almas que podrás visitar con Costa Luminosa y Costa Deliziosa.
Little Venice, el barrio más característico, las playas perfectas para todos, los lugares de marcha. Y con Costa Deliziosa, en Mikonos te espera una escala larga de un día y una noche.

Las casas de colores, los balcones y las tiendas

En Mikonos es posible perderse entre los perfumes de balcones floridos, admirar las puertas de colores de las casitas y las aceras blancas.  En la pequeña ciudad de Chora (la capital de Mikonos), las callejas se amontonan y regalan delicados rincones para tomar fotos. El barrio más antiguo y sugestivo es Little Venice, la pequeña Venecia. El nombre le viene de la presencia de la antigua República marítima de Venecia, en especial de los edificios históricos que se construyeron prácticamente sobre el agua. Actualmente esas casas son tiendas y refinadas tabernas. Una ocasión para pasar una romántica y exclusiva tarde, con los molinos de viento como fondo perfecto para admirar a la puesta de sol.

Diversión o relax en la playa

La isla es famosa especialmente por sus playas. Casi todas están en la costa meridional, la más protegida de los vientos, mientras que en el norte están las playas más salvajes. Paradise Beach es la más popular, especialmente entre los jóvenes, gracias a sus clubes de moda y a una noche que parece no tener fin

Aunque también hay rincones y playas para disfrutar a un ritmo pausado. ¿Un consejo? Descubre Paraga Beach con nuestra excursión más larga. A bordo de un cayuco llegarás a una playa íntima de arena fina, rodeada de árboles y con una sombra maravillosa. En cambio, para los amantes del surf es ideal la playa de Kalafatis.

Descubrir la gastronomía y los pueblos detenidos en el tiempo

Si nos alejamos un poco de las playas, hallamos toda la cultura que nos ofrecen los pueblos, empezando por Ano Mera. La plaza principal está cerca de un monasterio bizantino y hay dos molinos de viento que nos hablan de un pasado construido a base de trabajo y tradiciones. Aquí podrás degustar las especialidades locales como el louza, sabroso jamón tradicional de la isla.

Relax, música en la playa, rincones de ensueño, comida sabrosa y todo ello ante un panorama mágico: sea cual sea tu ritmo, en Mikonos te esperan unas vacaciones perfectas.

Viaja con Costa Cruceros