Aguas cristalinas, recónditas bahías, cuevas que explorar, mucho relax y leyendas que se mezclan con los mitos: muchas de las playas de Corfú son famosas por su belleza, pero algunas tienen de verdad un algo especial. Exploremos juntos las espectaculares costas de Paleokastritsa, una bahía que se recorta en forma de trébol con infinidad de calas, playas y cuevas: naturaleza y colinas llenas de bosques y olivos. Paradise Beach, Rovinia, Barbati y Glyfada son las playas más hermosas de Corfú, pero tampoco os podéis perder las cuevas durante vuestro crucero por Grecia
"Paradise Beach es un rincón de paraíso escondido y remoto: sólo se puede llegar por mar."

Paradise Beach: nadar y explorar

Empezamos desde un rincón de paraíso oculto y apartado: Paradise Beach. Solo se puede llegar por mar, y la primera sorpresa nos llega ya desde la barca que te acompaña hasta allí: Pontikonissi, un islote que, según la leyenda, es el barco de Ulises transformado por Poseidón. Será difícil resistirse a la llamada de las aguas color esmeralda y a la playa color miel rodeada por un auténtico anfiteatro de rocas.

Rovinia: fuga de la civilización

¿Tienes espíritu aventurero y te gusta el contacto con la naturaleza? Entonces esta es la excursión perfecta para ti: en 4x4 sobre carreteras poco traficadas y senderos desterrados hasta llegar a la playa de Rovinia, con su cueva abierta sobre el mar, completamente por explorar.

Para llegar hasta allí hay que bajar por un sendero que atraviesa un bosque de olivos, que se asoma al espléndido panorama de la costa. Llegarás en una pequeña cala cerrada por dos grandes escullos cubiertos de verde que se reflejan sobre el mar.  Relajación total y un baño regenerador es todo lo que necesitas.

Barbati: relajación y deportes acuáticos

La playa de Barbati es un auténtico “retrato” de Grecia. A tu espalda, los bosques de olivos y la montaña más alta de la isla, el Pantokrator; ante ti, una extensión de piedras blancas y rosa, que lleva hasta un mar premiado con la bandera azul. Muchos la consideran una de las playas más bonitas de Corfú, perfecta para los más pequeños. Encontrarás una tumbona y una sombrilla reservados para que puedas dedicarte al bronceado, tal vez saboreando una bebida o una Tsitsibira (la típica cerveza de Corfú, a base de zumo fresco de limón, agua, azúcar y jengibre molido); pero también hay muchas actividades deportivas que puedes probar dentro y fuera del agua.

Glyfada: relax de 5 estrellas y los sabores de Grecia

Tus ganas de mar y sol encontrarán aquí el destino perfecto: un “club náutico” donde practicar deportes de agua o sencillamente tomar el sol en tumbonas y sombrillas reservadas. Te espera una playa de arena y piedras que se asoma sobre un mar espléndido. También la comida será una sorpresa de la que disfrutar con toda comodidad y con vistas al mar. El chef del club náutico te sorprenderá con una demostración en directo de las especialidades locales como la musaca, la ensalada griega y la salsa tzatziki. ¿No te das ganas de estar ya allí? 
1 of 4