Siempre han sido grandes, coloridos y bulliciosos, pero en la era del redescubrimiento de los auténticos sabores los mejores mercados de pescado del mundo se han convertido en centros de atracción turística, capaces de atraer a miles de visitantes cada día. Ya no es sólo una cuestión de acaparar el pescado fresco del día: tanto en Tokio como en Hamburgo, dar una vuelta por el mercado de pescado también significa curiosear por boutiques características, probar platos típicos de entre centenares de ofertas gastronómicas o bien, sencillamente, disfrutar del espectáculo de las subastas, sumergidos entre los perfumes salobres que llegan de los puestos colmados de hielo y sal. He aquí una selección de los mercados de pescado que, por una razón u otra, gozan ya de fama internacional.

"Está situado en la Bahía de Blackwattle, en el barrio de Inner West de Pyrmont, a 2 kilómetros al oeste del distrito de negocios de Sydney. Es el mayor mercado de pescado en el hemisferio sur, superado sólo por Tokio por la variedad de pescado."

Mercado de Pescado de Tsukiji – Tokio (5-Chome 2-1 Tsukiji, Chuo)

1700 puestos de venta, más de 500 productos de pescado (incluyendo algas, peces globo, cangrejos y mejillones de tamaño gigante), más de 60.000 operadores: son los números locos del mayor mercado de pescado del mundo, ubicado en el barrio de Tsukiji, en el distrito especial Chūō, a 10 minutos andando de la estación de metro. La subasta del atún, el verdadero rey del mercado local, se produce poco después de las 5 de la mañana y representa un espectáculo único, que recompensa a los turistas por el necesario madrugón. De origen antiguo, se encuentra en un área subterránea e incluye puestos para la venta al por menor, tiendas pintorescas y restaurantes microscópicos donde se puede degustar el sushi y el sashimi más frescos del mundo a precios razonables.

Fish Market de Sydney(SFM) – Sidney (Bank & St Pyrmont Bridge Road)

Está situado en la Bahía de Blackwattle, en el barrio de Inner West de Pyrmont, a 2 kilómetros al oeste del distrito de negocios de Sydney. Es el mayor mercado de pescado en el hemisferio sur, superado sólo por Tokio por la variedad de pescado (hay cientos de especies subastadas al día). Enormes puestos rebosantes de pescado fresco se alternan con otros puestos donde se exponen ostras de todo tipo, que se pueden abrir y probar allí mismo. La densa área gastronómica ofrece una gran variedad de platos calientes, que se pueden disfrutar dentro del mercado o en las mesas colocadas a lo largo de los muelles (¡pero cuidado con las gaviotas!). Abierto desde las 7 hasta las 16.

Mercado de la Nueva Viga – Ciudad de México (Canal de Río Churubusco S/N, Delegación Iztapalapa)

Nacido de las cenizas del viejo Mercado La Viga (hoy reducido a un puñado de bares y restaurantes), se encuentra dentro de la Central de Abastos, un inmenso centro de distribución de productos alimenticios ubicado en la zona oriental de Ciudad de México. Por su tamaño, ocupa un segundo lugar después del mercado de Tokio. Por aquí pasa el 60% de los productos pesqueros nacionales, muchos de los cuales provienen del Golfo de México. Concurrido y ruidoso desde las primeras horas de la mañana (abre a las 4), proporciona alrededor de 500 toneladas de pescado fresco y 1000 toneladas de pescado congelado al día. En sus puestos se hallan tiburones, lubinas y especies de todo tipo, pero el producto principal está representado por las gambas, seguido en popularidad por la dorada.

Fischmarkt – Hamburgo (GroßeElbstraße, 9)

Nacido en 1703, el Fischmarkt es una institución en la ciudad de Hamburgo, verdadero lugar de culto incluso para quienes no enloquecen por el pescado. Se encuentra cerca del río Elba, en la zona portuaria, y sólo abre los domingos de 5:00 a 9:30 de la mañana en verano y de 8:00 a 10:00 en invierno. Ruidoso y folclórico, su corazón se sitúa en Fischauktionshalle, el majestuoso edificio en el que una vez se llevaban a cabo las subastas de pescado. Hoy aquí se bebe cerveza, se canta y se baila hasta el cierre y se desayunan, entre otras cosas, bocadillos de arenque crudo y cebolla. Un espectáculo dentro del espectáculo son los llamados Marktscheier, los “pregoneros” que recitan en voz alta la calidad de sus productos pesqueros.

Mercado de Billingsgate – Londres (Trafalgar Way)

Se creó hace casi 700 años (1327) y hasta el siglo XIX fue el mercado de pescado más grande del mundo. Debe su nombre al distrito Billingsgate donde nace, en principio, a lo largo de las orillas del Támesis: desde 1982 se ha trasladado a la Isla de los Perros, península del East End de Londres, a pocos pasos del distrito financiero de Canary Wharf. Muy ruidoso y poco turístico, se respira un ambiente amistoso muy británico y casero (la verborrea colorida de los vendedores ha hecho que la palabra “Billingsgate” se transforme en sinónimo de lenguaje vulgar). Para desenvolverse bien entre la amplia selección de pescado (principalmente calamares, besugos, lubinas, cangrejos, gambas) es necesario poner el despertador temprano: las horas de apertura son de 4 a 9:30 de la mañana.

Otros mercados de pescado que hay que visitar

En Lisboa, no hay que perderse el Mercado da Ribeira, casi enfrente de la estación de Cais de Sodré, donde destacan los puestos de los vendedores de bacalao (en Portugal hay 365 recetas dedicadas a este pescado, una para cada día del año). En Atenas, en cambio, está el mercado de Ichthyoskales, el más importante de Grecia, donde se puede comprar pescado fresco de todo tipo de lunes a sábado. En Helsinki, Finlandia, una etapa obligatoria es Kauppatori, una gran plaza de mercado donde destacan los puestos de pescado cocido para comer allí mismo (sobre todo salmón, pulpo, cangrejo, sardinas). Pequeño, pero también importante es el Fisketorget de Bergen (Noruega), un mercado centenario situado a poca distancia de Bryggen, el encantador barrio marítimo salpicado de casas de madera; su puzzle de puestos ofrece algunos manjares típicamente locales, como carne de ballena o el impresionante cangrejo real, que se pueden degustar al instante gracias a los puntos de cocción de los que algunos stands están dotados.

Credits photo: AGE/MONDADORI PORTFOLIO