Nuestro viaje será especial, una aventura “sonora”. Cruzaremos el Mediterráneo cantando o volviendo a escuchar temas que nacieron para homenajear una ciudad costera o para retener un recuerdo relacionado con el mar, con un fragmento de su esencia. España, Portugal, Italia: las notas no tienen fronteras. Calentemos la voz y levemos ancla.
El mar y las ciudades como fuente de inspiración: de Freddie Mercury a Raphael Gualazzi y Andrea Bocelli.

Barcelona

Nuestro viaje empieza con un “acto de amor”. El cantante británico Ed Sheeran dedicó una canción a la ciudad catalana. “Es un lugar que me encanta”, declaró. En su éxito “Barcelona” no faltan las referencias a la Rambla y la Sagrada Familia. Incluso Freddie Mercury cantó para la capital de Cataluña. En 1988 cantó el himno oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona, junto a la cantante de ópera Montserrat Caballé.

Lisboa

Ahora cambiamos de tonalidad y de país porque nos vamos a Portugal. Son muchos los artistas que le han cantado a Lisboa, la ciudad de los mil matices y la patria del fado, un popular género musical que la Unesco ha reconocido como Patrimonio inmaterial de la Humanidad. Pero nosotros queremos recordar a un cantautor italiano que se quedó fascinado con la capital portuguesa: Franco Battiato. Aquí rodó el vídeo de su obra maestra “La cura” e incluso le dedicó una canción: “Segunda feira”. “Conmigo te llevo, segunda-feira de Lisboa, en mi antiguo mar, en el agua occidental, en el Mediterráneo”, cantaba.

El mar: de Francia a Italia

Las corrientes de la música y del Mediterráneo nos llevan ahora a Francia. Desde los años 60, el mar fue objeto de celebraciones musicales, como demuestra la famosísima canción “La mer” de Charles Trenet. Un clásico reinterpretado recientemente por el cantautor italiano Raphael Gualazzi. Y precisamente en Italia hay decenas de canciones inspiradas en el mar o que lo han convertido en su protagonista, empezando por la legendaria “Sapore di Sale” de Gino Paoli, para seguir con “Onda su Onda” de Bruno Lauzi. En los años 80, una de las canciones más populares fue “Gente di mare” de Umberto Tozzi y Raf, que se mantuvo durante semanas en los puestos más altos de las listas de éxitos. A veces, el mar no es solo un momento para disfrutar, sino que puede convertirse en un “trampolín de lanzamiento”. El primer tema cantado en 1994 por Andrea Bocelli, que se hizo famoso en todo el mundo, se titulaba “Il mare calmo della sera”.

El Mediterráneo no es solo un punto de salida o de llegada, sino una experiencia formada por destinos, sonidos, música y, sobre todo, historias. Esperamos poder escribir historias nuevas con vosotros, usando otros matices y tonos.