Patong, Karon, Kata y Kamala: son las magníficas cuatro, las playas más hermosas y amadas de Phuket que podréis gozar en plenitud gracias a una larga parada de dos días con el crucero Costa Fortuna. ¡Descúbrelas con nosotros!

"En Karon la arena es suave y finísima y cuando camináis se siente un sonido especial, ¡como si cantase!"

Patong, la más fiestera

Patong es el centro más famoso y vivaz de la isla. Su playa es una media luna de arena clara que se extiende a lo largo de 3 km, con el mar azul de Andamane de un lado y una hilera de palmeras, restaurantes y chiringuitos del otro. Podéis gozar del relax, o bien probar la emoción del parasailing (el vuelo en paracaídas arrastrado por una lancha). Al caer la tarde desciende el sol y aumentan las ganas de saborear la cocina tailandesa: ¿street food o restaurante? ¡En Patong encontraréis todo lo que deseáis!

Karon, donde la arena “canta”

A poca distancia de Patong, a un cuarto de hora de camino hacia el sur, se encuentra Karon, una playa ideal para quien busca tranquilidad: larga y amplia, os permite gozar del mar con absoluto relax. ¿Su característica particular? La arena es suave y finísima y cuando camináis se siente un sonido especial, ¡como si “cantase”! Después de un baño de sol, ¿por qué no visitar el cercano templo budista Wat Suwan Khiri Khet? La variedad de estatuas de Buda, de serpientes gigantes y de seres sobrenaturales son un verdadero espectáculo.

Kata, una playa de postal

¿Os apasiona la fotografía? ¡No hay un sujeto mejor! Kata, una playa perfecta, de postal. Se encuentra algo más al sur, superando una pequeña colina encontraréis otro fabuloso escenario que inmortalizar: la «hermana menor» de Kata, la pequeña y tranquila Kata Noi. Pero vuestro “selfie tour” no termina aquí. A pocos minutos de la playa Kata, sobre una colina, os espera Karon (o Kata) View Point, el mirador más hermoso de la isla, desde el cual gozar la espectacular vista de las tres bahías: Kata Noi, Kata y Karon. ¡Subid al atardecer para apreciar su máximo esplendor!

Kamala, relax y aventuras en el mar

Si os deleita el snorkeling y el buceo, la pequeña bahía Kamala, con sus aguas cristalinas os ofrece una experiencia única gracias a la espléndida barrera coralina y a su variada fauna, un lugar para explorar a pocos metros de la playa. Y después de las emociones del arrecife, gozad de un paseo por la pequeña aldea de pescadores a espaldas de la playa, entre bares, locales y un folclórico mercadillo de pescado, fruta exótica y artesanías.

1 of 4