Ibiza es la tercera isla de las Baleares, una joya que conjuga sabiamente naturaleza, relax y patrimonio artístico y que está incluida dentro de los tesoros de la Unesco. Vamos a vivirla juntos.
¿Playas relajadas o desenfrenadas o bien paseos por el centro histórico? Ibiza es ideal para todo tipo de exigencias

Bronceado, mar y deporte

Pasar un día fantástico bajo el encanto del mar, del bronceado y del relax en la tumbona con una bebida en la mano: es lo que te propone Nikki Beach, uno de los clubes más exclusivos de la isla. Alternando entre un chapuzón y otro, rodeado por la música y el glamour del local, podrás degustar la cocina local e internacional de su restaurante. Para conocer la playa más divertida del Mediterráneo es obligatorio hacer una parada en Playa d'en Bossa, 3 kilómetros de diversión entre locales de moda, deportes acuáticos y vistas espectaculares desde la torre de guardia. Llegar en barco es ya un espectáculo.

El centro histórico, las salinas y la aventura

Para quien desee disfrutar de ambientes únicos inmortalizados con un selfie, el centro histórico en Ibiza será el lugar ideal. Dalt Vila (la ciudad vieja) es el símbolo de las distintas culturas que forjaron la historia de la isla: fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes, hasta la conquista catalana. Un rincón natural e íntimo se puede disfrutar en Las Salinas, uno de los lugares más sugestivos de la isla, donde se encuentra la milenaria estructura de extracción de sal. Ibiza es también un lugar inesperado para descubrir con un toque de aventura a bordo de un todoterreno. Descubre las playas más hermosas, conquista el punto más alto de la isla y atrévete a visitar Es Vedrà, un islote envuelto en mil leyendas.Será también posible hacer una parada a base de paella y sangría.

Formentera, joya y reserva Unesco

Desde Ibiza es posible después llegar a Formentera, pequeña joya de las Baleares declarada Patrimonio Unesco y reserva natural. Relajarse en la playa Ses Iletes con una arena finísima, cielos azules y mar cristalino, justo lo que necesitas. ¡Para vivir la naturaleza no hay nada mejor que un paseo en bote descubriendo el islote privado Espalmador en la reserva Ses Salines, bucear y admirar la rica fauna y flora submarina pero también disfrutar de un “baño de fango” regenerador en una pequeña laguna! Una experiencia para no perderse.

No importa la idea de vacaciones que tengas, Ibiza te gustará.

Embarca con Costa Cruceros