La primavera en Japón es una ola con mil matices de color rosa. Son los de las sakura, las flores de cerezo que entre febrero y mayo florecen desde el sur hasta el norte de la isla, y que en el budismo zen son una metáfora de la naturaleza efímera de las cosas. Detenerse a contemplarlas es una ofrenda a la vida vivida intensamente y a la belleza fugaz, que reúne en los parques de las ciudades a millones de personas durante largas jornadas festivas. Y es una experiencia única para sumergirse en la vida del Japón moderno, descubriendo su lado más alejado de los ritmos frenéticos.

"Detenerse a contemplar las sakura es una ofrenda a la vida vivida intensamente y a la belleza fugaz."

Cuándo ir

¿Habéis decidido vosotros también buscar la belleza en el color rosa de las flores japonesas? Consultad las meticulosas “previsiones del florecimiento” en línea y escoged vuestra zona: en Naha, en la isla de Okinawa, los sakura se abren ya en enero, en una nube color ciclamen. En cambio, en Tokio la cita es entre marzo y abril en los parque Ueno Onshi o Shinjuku-Gyoen para celebrar el florecimiento con un pícnic entre relax, cantos y danzas tradicionales. No es extraño ver a la gente coger sitio bajo los árboles ya desde primera hora de la mañana.

Consejos para vuestra fiesta hanami

La contemplación es un arte que requiere tiempo, así que será esencial ponerse cómodos y llevar ropa abrigada si estáis en el norte de Japón. Pasad por un súper o puesto del mercado para comprar vuestros hanami bento, los recipientes con varios compartimentos preparados para la ocasión con recetas, a menudo, a base de flores. No os perdáis el sakuramochi, el dulce a base de arroz y pasta de azuki (judías rojas japonesas) envuelto en una hoja salada de cerezo, o el helado con pétalos y capullos. ¡Ya podéis empezar vuestro pícnic! Escoged vuestro lugar en el parque y extended en el suelo una tela impermeable para no mojaros de rocío. Si la tela es muy grande, la podéis compartir con otras personas: la mejor manera de hacer nuevos amigos.

Credits Photo: Shutterstock