Paisajes que parecen cuadros, curvas llenas de adrenalina, la aurora boreal en todo su esplendor e incluso la “Ciudad de las Rosas”: es la Noruega que te estamos reservando.
Cangrejos reales, águilas, islas no contaminadas, pueblos llenos de arte, fiordos increíbles: tu viaje hacia Noruega está a punto de empezar

Ålesund: adrenalina pura

Ålesund es la primera parada que te proponemos: en esta pequeña ciudad podrás vivir una jornada fantástica entre los fiordos noruegos, a medias entre la belleza de su naturaleza y el encanto de los pueblos de las montañas. Un día entero para descubrir una carretera “vertiginosa”, la Trollstigen, con 11 curvas cerradas y un desnivel del 12 % y de un solo carril.  Un recorrido de 106 kilómetros que atraviesa toda su naturaleza, con una vistas únicas entre montañas, cascadas, fiordos profundos y valles. La zona ofrece además la pared vertical más alta de Europa (Trollveggen, la pared de los trolls), con 915 metros de altura.

Las islas Lofoten, 190 km de belleza natural

El mar de Noruega regala mucha belleza y rincones por descubrir. Una sola parada en las islas Lofoten bastará para que te des cuenta. En barco desde Leknes, podrás descubrir zonas pobladas por águilas, focas y todo tipo de aves. Con nuestra excursión más larga tendrás mucho tiempo para admirar montañas que caen en picado sobre el mar y una densa vegetación que tiñe los valles y los pueblos de pescadores: un paraíso que se extiende a lo largo de 190 kilómetros. Además, conocerás todos los secretos de la elaboración del vidrio y del bacalao, el principal producto exportado, que cuenta además con un museo.  

Molde, la ciudad de las rosas y los paisajes

Te presentamos Molde, la “Ciudad de las Rosas”. Será la oportunidad de tomar fotos increíbles: este destino increíble se asoma al mar interior del fiordo llamado Romsdalsfjorden. Y no debes perderte las vistas desde el mirador de Varden, a 400 metros sobre el nivel del mar, y los “svele”, unos dulces parecidos a las tortitas americanas. Por lo demás, si quieres caminar y aprender, tienes el museo de Romsdal, formado por 50 viejos edificios, algunos de ellos reconstruidos. Un viaje a la historia entre casas, graneros y almacenes.

Ahora ya sabes lo que te está esperando en nuestro crucero por el norte de Europa. Solo te queda llenar la maleta de curiosidad y entusiasmo y seguirnos.

Viaja con Costa Cruceros