Un crucero Costa por el Caribe significa felicidad, relax y diversión. Y además de esto os da mucho más, porque os lleva a conocer realidades realmente curiosas. Como las que podréis descubrir en la República Dominicana, en Amber Cove, eligiendo dos CostaTours fuera de lo común, que os harán encontrar personas especiales en estas tierras bañadas por el sol. Se trata de algunas mujeres dominicanas que han fundado una pequeña empresa, y con su trabajo ayudan a la comunidad local. ¿Os gustaría pasar un día con ellas?

"Paseando en las plantaciones, veréis cómo se prepara el terreno para acoger las semillas de cacao y podréis intentar hacerlo vosotros mismos."

Los secretos del chocolate bio

Tras un tour panorámico en autocar por el exuberante interior dominicano, llegaréis a una pequeña comunidad que vive sumergida en el verde de las montañas de la Cordillera Septentrional. Aquí encontraréis a las mujeres de Altamira, un extraordinario grupo de mujeres capaces y emprendedoras. Son las propietarias de la Chocal, una empresa que produce delicias de cacao biológico de primera calidad. Las mujeres os desvelarán los secretos del chocolate. Paseando por las plantaciones, veréis cómo se prepara el terreno para acoger a las semillas y luego podréis intentar sembrar vosotros mismos una nueva planta. La visita continuará en la fábrica, para descubrir cómo nacen garrapiñadas y tabletas de chocolate de las habas de cacao. Aquí podréis satisfacer todas vuestras curiosidades y participar también en la producción y el envasado del chocolate. Sin duda os vendrán ganas de probarlo. Comprándolo ayudaréis a la cooperativa y a toda la comunidad y os llevaréis a casa también el sabor de esta experiencia inolvidable.

El papel renace

A poca distancia de Amber Cove, casi en la desembocadura del Río San Marcos, surge la aldea de El Javillar. Aquí os esperan las ingeniosas emprendedoras de la cooperativa RePapel Puerto Plata. Estas mujeres han creado un laboratorio de reciclaje del papel que produce, además de periódicos, cuadernos y tarjetas de felicitación, también pequeñas joyas como collares y pulseras de colores. Pasando un día con ellas, podréis probar a “lavar” e imprimir el papel, prepararéis las tinturas naturales con las que se pinta el papel y veréis cómo se “estrujan” las hojas maceradas para eliminar el agua. Pero sobre todo escucharéis muchas historias, aprendiendo a conocer esta tierra también desde el punto de vista único de quien la vive cada día con amor y pasión.

Créditos Imagen: Shutterstock.com