Cualquiera que sea la ocasión romántica, se debe elegir cuidadosamente dónde ir de vacaciones, dónde puede sentirse bien, dónde relajarse y experimentar un agradable viaje romántico con su pareja. Playas apartadas, mares azul claro, acogedoras cabañas, pintorescos pueblos de montaña, ciudades históricas de arte, atmósferas románticas y mucha diversión son ingredientes perfectos para revivir el amor y hacer de sus vacaciones una experiencia inolvidable. La elección del lugar debe basarse en los intereses y la visión romántica de cada uno. Hay quienes ven, por ejemplo, en los fiordos noruegos una oportunidad de combinar romance, naturaleza y cultura, y quienes ven en Atenas, Mykonos y Santorini esa solución donde el amor triunfa gracias a un mar cristalino y bellezas culturales invaluables. También se deben elegir unas vacaciones románticas en función de las necesidades de la pareja. Por ejemplo, quienes favorezcan la calidez de la gente, la cultura y la música folclórica definitivamente optarán por Sudamérica: Brasil, Argentina, Uruguay, estos son todos países que pueden brindar a la pareja la mezcla perfecta de relajación y alegría gracias a la belleza natural del lugar y sus costumbres y tradiciones. En definitiva, un viaje romántico alrededor del mundo para ser evaluado en base a los propios sentimientos y emociones:

Fiordos

Los fiordos son el símbolo típico de la belleza de Noruega. Son uno de los atractivos naturales más asombrosos del mundo. De hecho, la escarpada costa atlántica de Noruega tiene profundas ensenadas, que se extienden cientos de kilómetros tierra adentro, y ofrecen paisajes de cuento de hadas, todo para ser visitado y fotografiado. El Nærøyfjord y el Geirangerfjord, entre los más largos y profundos, son los fiordos noruegos más famosos y han sido incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO por su excepcional belleza natural debido a las paredes de roca que se elevan hasta mil 400 metros sobre el nivel del mar y 500 metros más abajo. Un crucero por los fiordos ofrece a los turistas la oportunidad de admirar paisajes únicos y descubrir rincones encantadores de Noruega. Cascadas, bosques caducifolios y de coníferas, lagos glaciares, glaciares y montañas escarpadas conforman el escenario de estos encantadores valles. El Sognefjord es el fiordo más largo de Noruega y llega a los parques nacionales de Jotunheimen y Jostedalsbreen, mientras que Aurlandsfjord y Hardangerfjord se encuentran entre los más fascinantes, especialmente en primavera.

Mediterráneo oriental

La mejor época para hacer un agradable viaje al Mediterráneo oriental es durante el verano. Solo así es posible disfrutar de días largos y luminosos para apreciar las bellezas naturales e históricas de los distintos lugares. Atenas, Mykonos, Dubrovnik, Venecia: todas ciudades encantadoras donde puedes admirar la belleza artística que se cruza con las de la naturaleza. Para los amantes de la cultura, la visita guiada del Partenón y la Acrópolis de Atenas, así como el Palacio Ducal y la Basílica de San Marcos en Venecia, son los destinos ideales para combinar la historia con el romance. Para aquellos que quieran reconciliarse con la naturaleza, los molinos de viento y la playa de Platys Gialos Mykonos, así como la excursión por las laderas del volcán y las ruinas de Akrotiri en Santorini, son los destinos ideales. La unión justa entre naturaleza y cultura está perfectamente representada por Dubrovnik. Famosa por las murallas circundantes, construidas en varias fases desde la antigüedad hasta la actualidad, junto con el puerto, Lord Byron lo definió como "la perla del Adriático". Situada en el sur de Croacia, tiene algunas de las playas más hermosas de  este pais, rara vez concurridas y perfectas para veladas románticas junto al mar.

Caribe

Unas vacaciones en el Caribe se asemejan para muchas personas al ideal de las vacaciones perfectas: largas playas de arena blanca, mar cristalino, islas de naturaleza exuberante, poblaciones acogedoras, el encanto de las ciudades coloniales y mucha música día y noche. Un crucero por el Caribe puede tener muchas facetas: puede ser relajante, aventura o divertido. Lugares paradisíacos donde podrás satisfacer tus deseos. De las Antillas a la República Dominicana, de las Bahamas a Barbados: todos lugares únicos donde podrás admirar paisajes fabulosos y relajarte mientras disfrutas de las bellezas de la naturaleza. La mejor época para ir al Caribe, a pesar de las diferencias entre isla e isla, generalmente se considera que es la que va desde diciembre hasta mediados de abril.

Océano Pacífico

Un crucero por el Océano Pacífico es uno de los más impresionantes e interesantes para aquellos que buscan unas vacaciones relajantes. Entre los destinos que debe perderse se encuentran las islas Fiji, Vanuatu, el archipiélago de Samoa, Nueva Caledonia y las hermosas islas de Papeete y Tonga. Todos paraísos naturales extraordinarios, caracterizados por atolones, playas blancas y aguas transparentes. No debe perderse las competencias con piraguas como en la época de los Maohi y las excursiones en jeep en la isla de Bora Bora por sus rutas montañosas desde las que se pueden apreciar las vistas. Una maravillosa adición serán las variadas actividades náuticas y el buceo. La mejor época para realizar un crucero de este tipo es entre Mayo y Octubre, que por lo tanto corresponde al invierno austral. Las temperaturas de esta estación fresca y seca rondan los 26 grados; clima propicio para disfrutar de todo lo que estos fantásticos lugares tienen para ofrecer.

Sudamerica

Un crucero a América del Sur brinda la oportunidad de descubrir un mundo rico en historia, tradiciones milenarias, naturaleza virgen y diversos grupos étnicos. Todo esto se puede experimentar reservando un crucero a Sudamérica. Un continente espléndido donde es posible encontrar paisajes capaces de dejar sin aliento, combinados con construcciones arquitectónicamente avanzadas. Navegando en el Océano Atlántico, puede detenerse en muchos países diferentes, desde Brasil hasta Argentina y Uruguay, ahondando en la historia y tradiciones de las distintas ciudades, llenas de auténticos tesoros escondidos. Desde la selva amazónica y las favelas de Brasil, pasando desde la Cordillera de los Andes hasta las grandes llanuras de la Pampa Argentina, terminando en la costa este del Río de la Plata y Montevideo en Uruguay: todos lugares únicos que permiten a los turistas regresar desde el viaje relajado y enriquecido culturalmente.

Grandes ciudades de Europa

Para los amantes de Europa, en cambio, nada mejor que tomar un crucero donde poder visitar Italia, Francia y España o uno en el Mar Báltico. Dos soluciones diferentes para dos estilos de vacaciones opuestos, tanto desde un punto de vista cultural como relajante. Si quiere optar por Europa Occidental, puede mimarse con las bellezas de ciudades como Palermo, Marsella y Barcelona. Tres hermosas metrópolis, con tres culturas e historias diferentes. En cuanto a la ciudad italiana, la mayor cantidad de monumentos de la ciudad se encuentran dentro del centro histórico. Entre los diversos sitios culturales, destacan la Catedral construida por el arquitecto Ferdinando Fuga, por recomendación de Carlos de Borbón en la segunda mitad del siglo XVIII, a la Iglesia de la Martorana, construida en 1143. Igual de extraordinaria es la capital de Cataluña donde, gracias a Gaudí, se puede admirar el Parc Güell, la Casa Batllò y la Sagrada Familia. Para los amantes del románico bizantino, solo queda visitar la hermosa Marsella. En particular, es imprescindible acudir a la Catedral de Notre-Dame de la Garde. Igualmente, interesante es la visita al barrio de Le Panier, donde se encuentra la encantadora Iglesia de los "Accoules". Aquellos que buscan paisajes sugerentes, en cambio, se dirigen al Mar Báltico. Un viaje en crucero que puede permitirle visitar hermosas ciudades como Copenhague, San Petersburgo y Helsinki. Tres destinos donde reina la naturaleza, ofreciendo a los turistas paisajes asombrosos y momentos de relajación nunca vividos.

Emiratos Árabes Unidos

Un crucero por los Emiratos Árabes Unidos es una experiencia única para vivir. La única oportunidad de disfrutar del esplendor de Oriente Medio. Las hermosas playas y los tranquilos oasis ofrecen a los Emiratos Árabes Unidos un impresionante telón de fondo para disfrutar hasta el final. Una mezcla de belleza natural, historia y desarrollo tecnológico y constructivo: una concentración que permite a los turistas disfrutar plenamente de todo lo que puedan desear durante sus vacaciones. Dubai es la ciudad de los sueños y las sorpresas donde se encuentra el Dubai Mall, que es el centro comercial más grande del mundo. Igual de asombroso y divertido es Aquaventure, el hermoso parque acuático de Atlantis. La formabilidad y riqueza de esta ciudad radica en el hecho de que lo moderno se encuentra con lo antiguo. Un poco diferente pero igualmente fascinante es la ciudad de Abu Dhabi. La Gran Mezquita Sheikh Zayed contrasta con la majestuosidad de los rascacielos de reciente construcción. Nada menos que Heritage Village, un museo vivo al aire libre creado en 1997 en la zona histórica de Al Shindagha en el distrito de Bur Dubai. Por último, no te puedes perder la visita a las islas de Saadiyat y Yas: dos lugares donde el entrelazamiento de la naturaleza y las estructuras modernas resaltan la grandeza y el progreso realizado por el hombre.

Descubre el Mediterráneo navegando por el mar con Costa

La gama de soluciones que ofrece Costa Cruceros permite a los amantes de los viajes elegir sus destinos en función de los intereses del momento. Incluso si el objetivo principal es pasar momentos románticos con tu pareja, de Atenas a Copenhague, de Barcelona a Dubai, existen todas las posibilidades para disfrutar plenamente de una estancia entre la naturaleza y la cultura. Una playa fina, un mar cristalino, una tradición local, un monumento antiguo, largos paseos: todo encerrado en la magia de un viaje romántico. Emociones y momentos únicos fruto de la demostración de lo mucho que el hombre, tanto en el pasado como en la actualidad, ha sabido construir, realzando así la belleza del lugar. Sitios culturales únicos, que permiten al visitante enriquecerse culturalmente, quedando asombrado por la habilidad de los antepasados. Paisajes folclóricos y únicos, que quedarán para siempre en la mente de quienes tengan la suerte de poder verlos y disfrutarlos de cerca. Todo esto es posible gracias a los viajes organizados por Costa Cruceros. Una solución para aquellos que quieren combinar unas vacaciones románticas con su pareja con la oportunidad de relajarse entre la naturaleza y las tradiciones locales. Costa Cruceros, cuando el sueño se hace realidad.