¡Los colores que más os gustan solo recorren el mundo en la chimenea de nuestros barcos! Desde el Mediterráneo hasta Sudamérica, os llevamos a descubrir 10 lugares y atracciones de color amarillo y azul en la ruta de vuestros cruceros. ¡No os olvidéis de echar un vistazo a la galería!

"La Boca es el barrio más llamativo de Buenos Aires. Desde las casas del Caminito hasta los murales, el amarillo y el azul están por todas partes."

Las casas de la isla de Burano

La isla de Burano (Venecia) es una fiesta para los ojos, con sus casitas bajas de colores chillones: amarillos, azules (y muchos más). Si buscáis el escenario perfecto para vuestra fotografía de recuerdo, colaos por las callejuelas en búsqueda de la casa de Bepi Suà, la más variopinta de la isla.

La iglesia de Fira, en Santorini

Fira, en Santorini, es un pueblecito griego verdaderamente de postal. En el laberinto de las casas blancas, destaca la iglesia de San Stylianos, de colores amarillo y azul; desde la calleja que la bordea podréis disfrutar de una de las vistas más espectaculares de la caldera, con un mar increíblemente azul.

Plaza de España, en Sevilla

En la Plaza de España, en Sevilla, sentaos en uno de los 54 bancos (uno por cada provincia española) decorados con azulejos y arabescos en amarillo y azul, mientras escogéis el tablao al que iréis a ver un espectáculo de flamenco.

El Palácio da Pena, en Sintra

Frente a las excéntricas arquitecturas y al desfile de colores del Palácio Nacional da Pena, en Sintra (Lisboa) os sentiréis como en un cuento de hadas. Y cuando regreséis al centro, no os perdáis los mejores dulces típicos de Casa Piriquita, una histórica pastelería… ¡amarilla y azul!

Portobello Road, en Londres

No os preocupéis si en Londres os volvéis adictos a las compras, le pasa a todo el mundo. En Portobello Road os podréis mimar con cualquier capricho visitando las boutiques y las tiendas entre las casas en amarillo y azul que rodean la calle.

San Nicolás de los Marinos, en San Petersburgo

En San Petersburgo están de moda los colores Costa: por ejemplo, los podéis ver en el Palacio de Caterina o en la Catedral de San Nicolás de los Marinos, con sus paredes en azul claro y las cúpulas en forma de cebolla recubiertas de oro. Y después de los monumentos, disfrutad de una vuelta en barco por el río Nevá.

La playa de la Isla Catalina

No puede ser más cómodo: vuestro barco os lleva directamente a la paradisíaca playa privada de Costa de la isla Catalina, en Santo Domingo, con sus palmeras y cabañas en amarillo y azul. Aquí también os podéis relajar a bordo de un catamarán y bucear por la barrera de coral.

La Boca de Buenos Aires

La Boca es el barrio más llamativo de Buenos Aires. Desde las casas del Caminito hasta los murales, el amarillo y el azul están por todas partes y festejan al Boca Juniors, el equipo donde jugó Maradona: ¡visitad el campo de la Bombonera y sumergíos en la pasión por el fútbol!

El Ibn Battuta Mall de Dubái

Dubái no deja de sorprender. El Ibn Battuta Mall es el centro comercial temático más grande del mundo, dedicado a los viajes del explorador árabe de quien toma el nombre. Os quedaréis boquiabiertos ante la cúpula decorada con mayólicas zafiro y amarillo azafrán. El lugar perfecto para relajarse y hacerse con unos cuantos recuerdos.

Los tuk-tuk de Bangkok

Por las caóticas calles de Bangkok veréis pasar a toda velocidad los característicos tuk-tuk, los taxis de tres ruedas amarillos y azules. Ya solo contemplarlos mientras se manejan entre el tráfico es un espectáculo, pero montar en uno para dar una vuelta es aún más divertido. Único aviso: a menudo los conductores son un poco temerarios…

1 of 10

Credits Photo: Shutterstock