De a bordo al burgo: los barcos Costa os llevan derechos al corazón de la belleza italiana con las nuevas excursiones nacidas de la colaboración entre Costa Crociere y la Associazione de I Borghi più belli d’Italia (Asociación de los burgos más bonitos de Italia). Ya os hemos hablado de ellos aquì, presentándoos algunas de las localidades que podréis descubrir: a esta lista de los “rincones escondidos” de Italia a los que llegaréis por mar se han añadido los burgos de Arquà Petrarca, Montemarcello, Montalbano Elicona, Castiglione di Sicilia, Locorontondo y Atrani, verdaderas joyas de un turismo alternativo a las rutas más visitadas, que podréis visitar durante las escalas en Savona, Civitavecchia, Palermo, Venecia, Bari y Messina de Costa Diadema, Costa Luminosa y Costa Deliziosa. Las personas que viven en el burgo serán las encargadas de recibiros y acompañaros a descubrir las rutas a pie diseñadas junto a la administración los guías locales, os mostrarán el verdadero espíritu de los lugares, hecho de historia, naturaleza, tradiciones y sabores. Paseando por calles, callejones y senderos, escuchad atentamente: son muchas las historias que cada burgo puede contar.

"Las personas que viven en el burgo serán las encargadas de recibiros y acompañaros en su descubrimiento"

Tesoros del norte

En Arquà Petrarca, en Veneto, os acompañarán a la casa y la tumba de uno de los mejores poetas italianos, Francesco Petrarca, escuchando los relatos de sus últimos años inmersos en la luminosa paz de las Colinas Euganeas.

En Montemarcello, encaramado en las colinas de La Spezia que miran al mar, podéis hacer que os expliquen dónde están los “binei”, los higos locales, o el típico queso de oveja “pecorino” en aceite para llevaros a casa.

Al Sur entre historia y sabores

En Locorotondo, provincia de Bari, os cegará el cándido blanco de las casas, que apreciaréis todavía más después de un plato típico de “macco di fave” de la Apulia (una crema de habas secas).

En Atrani, en la costa de Amalfi, os sorprenderéis ante la maraña de arcos, callejones, plazas y casas de colores que parecen asomarse a la pequeña playa desde donde, cuando cae la tarde, salen las barcas de pescadores.

En Montalbano Elicona disfrutaréis de una perspectiva privilegiada de las islas Eolias y de la historia de Federico II de Aragón, cuyo eco podréis sentir en el laberinto de callejas del centro.

En Castiglione di Sicilia descubriréis la herencia bizantina, barroca y normanda que ha marcado la estética del burgo, entre el majestuoso perfil del Etna y las aguas turquesa de la cañada del Alcantara (“gole dell’Alcantara).

Credits Photo: Shutterstock

1 of 6