Costa Mediterranea, Costa Deliziosa, Costa Luminosa, tres barcos diferentes para tres recorridos diferentes, todos con un destino mágico como punto central: Atenas. Una ciudad única, cuna de la civilización clásica y occidental, al tiempo que una localidad dinámica en continua transformación. Encanto, historia y también una cocina sin igual: tus vacaciones están servidas.
“En un momento pasarás de caminar las calles que pisaron los filósofos, a sumergirte en barrios característicos de la zona y llenos de vida”.

La plaza donde condenaron a Sócrates

Mitología, drama, filosofía y democracia: todo empezó en Atenas. En sus estructuras y restos se revive una historia con más de tres mil años de antigüedad. Sus tesoros son los que nos hablan de su identidad. La Acrópolis es uno de los primeros lugares que visitarás. Sobre esta colina de 156 metros de altura hallarás el Partenón y los demás monumentos (los Propileos, el Erecteón y el templo de Atenea Nike). Disfruta de la puesta de sol en el marco del complejo arquitectónico más grande de la Antigua Grecia. Y luego pasea por el Ágora, que era el centro neurálgico de la ciudad. Aquí se celebraban reuniones, debates políticos, competiciones y acontecimientos religiosos. En esta área de 12 hectáreas es donde se decretó la condena a muerte del célebre filósofo Sócrates.

Al descubrimiento de los Evzones

Ahora cierra los ojos y teletranspórtate a la actualidad. Estás en la plaza Sintagma, el corazón cultural y social de la ciudad actual. Un lugar lleno de monumentos, fascinación y vida cotidiana. Aquí podrás disfrutar de un poco de relajación junto con un café mientras esperas para ver el cambio de los famosos guardias presidenciales. Los majestuosos Evzones: tienen un característico uniforme inspirado en los guerreros de las montañas que lucharon en la guerra de independencia. Desde la plaza Sintagma se pueden visitar los museos más interesantes o los barrios más agradables para ir de compras. Para no cambiar de tema, dirígete al barrio Monastiraki, símbolo de Atenas y muy conocido por su mercado de segunda mano. Allí encontrarás de todo: desde ropa a vinilos, pasando por herramientas o cuadros. Y ya que estás ahí, podrás probar el gyros pita, una de las comidas preferidas por los griegos y que consiste en un pan de pita relleno de carne, verdura y patatas fritas.

Atenas es así: llena de colores, oportunidades y eternamente fascinante, un viaje entre el pasado y presente. Piensa en el futuro y prepara ya tus vacaciones.

1 of 3