Un crucero es siempre algo especial donde no faltan las sorpresas. Y si además habéis escogido unas vacaciones Costa durante la Semana Santa, las sorpresas que encontraréis a bordo serán muchas más entre placeres gastronómicos, grandes eventos y mucha diversión para compartir juntos. ¿Preparados para vivir una fiesta en la fiesta?

"Dejad un huequecito para la deliciosa pastiera napolitana, a base de pasta frolla rellena de crema de trigo y ricotta, con frutas confitadas y aromas de agua de azahar y especias."

Un barco vestido de fiesta y un cóctel especial

Una vez a bordo no tardaréis en veros envueltos por el ambiente alegre de la Pascua, gracias a la decoración temática creada para vestir de fiesta el barco, desde las zonas comunes hasta el centro de mesa. Y en el bar encontraréis los posavasos de edición pascual, que os podréis llevar a casa para vuestra colección de recuerdos; además, podréis degustar el Spring Rabbit, un cóctel creado en exclusiva para brindar por vuestras vacaciones.

Diversión para mayores y pequeños y relax en el Spa

Cada día, los talleres artísticos os recibirán junto a vuestros hijos para pintar los huevos y crear divertidos pollitos; mientras que, en la zona de la piscina, competiciones y divertidos desafíos pondrán a prueba vuestras habilidades. Y cuando os apetezca un momento solo para vosotros, el Spa os espera con dos especiales paquetes "Spring Freshness", con entrenador personal, plan nutricional a medida, tratamientos detox y masajes.

¡El domingo 1 de abril se juega y se baila!

Preparaos, porque el domingo de Pascua va a ser una concentración de pura alegría y diversión. Podréis participar en la búsqueda del tesoro, que culminará con la ruptura del gigantesco huevo de chocolate; también podréis desfilar junto a los más pequeños en el gran desfile de a bordo, con unas orejotas y la cara pintada de conejo. Y por la noche, gran fiesta de Pascua, la Easter Party, quién sabe, ¡tal vez con las orejotas todavía puestas!

Feliz Pascua y exquisitos sabores

Imbuidos por el espíritu festivo de a bordo, hemos preparado también un menú de Semana Santa especial. Serán muchísimos los platos para degustar, entre ellos, como manda la tradición, el cordero asado con ralladura de piel de limón y perejil, servido con petisú de alcachofas y puré de patatas. Dejad un huequecito para la colomba, el típico dulce italiano de Pascua, con fruta confitadas y una crujiente de capa glaseado y almendras; y para la deliciosa pastiera napolitana, a base de pasta frolla rellena de crema de trigo y ricotta, con frutas confitadas y aromas de agua de azahar y especias.