Los colores hablan de emociones, acompañan vuestras sensaciones y ayudan a estar bien. Sobre todo si son el amarillo y el azul, los colores de Costa. Juntos, recuerdan al instante el mejor momento del año, ¡las vacaciones! Amarillo como el sol y la luz, y azul como el mar y el cielo: en las paredes de casa, en las camas, en el estudio o en la mesa del comedor, te dan al instante ganas de salir de viaje.

"Recuerdos de viaje: las maravillosas mayólicas españolas —andaluzas, de Valencia—, los azulejos portugueses o las típicas de la costa amalfitana, o las sicilianas."

Bienestar en cada habitación

Los colores Costa te ayudan a estar bien: el amarillo da energía y alegría, ilumina la habitación y el corazón e incluso aumenta el metabolismo. El azul da paz y relaja, así ayuda a concentrarse para estar más activos (o para dormirse). Juntos son el símbolo del equilibrio: probadlos en las paredes de la habitación donde se estudia, o del salón donde uno se relaja, tal vez arrellanados en dos típicos pufs-saco de la marca Zanotta, que podéis elegir tanto en amarillo como en azul.

Mayólicas mon amour

Recuerdos de viaje: las maravillosas mayólicas españolas —andaluzas, de Valencia—, los azulejos portugueses o las típicas de la costa amalfitana, o las sicilianas. Son de muchos colores, muy decoradas y a menudo se funden los elementos del amarillo y el azul. Perfectas para adornar el baño o la cocina, para alternar en los suelos y dar ese toque especial, así es como os podéis llevar las vacaciones a casa.

Naturaleza viva sobre la mesa

El amarillo es naturaleza, flores y frutos, ganas de verano. Llevadlo a la mesa, por ejemplo, con un jarrón Kartell azul en policarbonato, transparente como el agua azul del mar, que contenga flores amarillas: como un ramillete de mimosas, tulipanes, narcisos y, como no, la freesia, la reina de los perfumes. O podéis escoger un jarrón Venini de vidrio soplado de Murano elaborado a mano color aguamarina, que se puede usar como frutero para dar un toque de clase y fantasía a vuestra composición con el amarillo de los limones y cedros perfumados, o de los pomelos que recuerdan las ganas de vitaminas del sol, perfecto también para acoger a los amigos en una comida como centro de mesa alegre y decorado.

Sentados a la mesa entre el mar y el sol

Cocina, sala, estudio: para pintar el ambiente de manera informal, podéis alternar las sillas con colores llamativos y radiantes del amarillo y el azul. Escoged sillas de paja para la cocina, estilo mesón antiguo. Y para la sala son ideales las sillas de diseño, como las Pantone® de la colección Seletti (código 14-0848 para la silla amarilla y 286 para la azul), son informales y fáciles de retirar; o las Tolix de metal de Xavier Pauchard, elegantes y minimalistas.

¡Manos a la obra y a poner un poco de color Costa en vuestro hogar!

Credits Photo: Courtesy of Kartell Flagship Store Trieste - Italy