¿Buscáis ideas para vuestras vacaciones? ¿Os habéis planteado alguna vez ir de crucero con Costa? ¡Aquí tenéis cinco motivos para subir a bordo por primera vez!

“En un crucero con Costa hay infinitas posibilidades de diversión, cada uno puede hacer lo que más le guste.”

1) Un crucero son muchas vacaciones en una, todo incluído.

Un crucero Costa combina lo mejor de las vacaciones en un solo viaje: a bordo encontraréis un equipo dispuesto a mimaros y estarán pendientes de todos vuestros deseos. El barco puede ser el primer destino de vuestras vacaciones, en él encontraréis muchísimos restaurantes, bares, cubiertas por “explorar” y mucha diversión tanto de día como de noche con fiestas temáticas, espectáculos de teatro, música, baile… ¡Y los más pequeños también van a estar muy entretenidos con Peppa Pig¡ Para los deportistas y amantes del bienestar, hay un gimnasio muy equipado y un maravilloso spa, ambos con vistas al mar. ¿Y si hablamos de sabores? Nuestros chefs empiezan al alba a hornear pan y delicias para vuestro desayuno, y durante todo el día os ofrecerán especialidades gastronómicas únicas. Sólo a bordo de un crucero Costa podréis saborear un menú exclusivo firmado por el chef Bruno Barbieri. Y todo esto rodeados por el mar.

2) Las vacaciones desde la perspectiva del mar son otra cosa.

Un crucero Costa os llevará a descubrir el mundo desde un punto de vista único: el del mar. Esto añade una nueva visión de nuevos destinos, mientras desde el barco podeís ver como os acercaís a ellos. Y en unas vacaciones en el mar todas las experiencias se vuelven especiales. Mientras observas la estela que el barco deja sobre el agua, podrás disfrutar de un buen desayuno, una gran cena, aperitivo con amigos, spa, sesiones en el gimnasio… tienen un sabor completamente nuevo.

3) Cada día un destino diferente, sin hacer y deshacer las maletas.

Con un crucero Costa descubrirás cada día un destino diferente: el barco viaja por la noche, y os despertáis como por arte de magia cada día en un lugar nuevo, cómodamente y sin hacer y deshacer las maletas. No hay otras vacaciones así: mar, naturaleza, cultura, tradiciones diferentes… todo en un solo viaje.

4) ¡Un crucero Costa hace que todos estéis de acuerdo!

Viajad con quien queráis, todos lo pasaréis de fábula: en un crucero con Costa hay infinitas posibilidades de diversión, cada cual puede hacer lo que más le guste. Así, mientras disfrutáis del spa, los niños juegan en el Squok Club, los deportistas disfrutan del gimnasio, los jóvenes pasean por la cubierta con sus nuevos amigos… y luego os volvéis a reunir todos, tal vez para la merienda o para una excursión. ¡Eso es la felicidad al cuadrado!

5) ¡Un crucero es siempre un regalo inolvidable! Y si sois miembros de CostaClub, es aún más especial.

Además otro motivo añadido para hacer un crucero Costa son nuestras buenas tarifas y ofertas adecuadas a tus necesidades.. ¿Queréis más? Entráis a formar parte de CostaClub, el programa de fidelidad de Costa, y vuestras ventajas se multiplican: tendréis salidas especiales para sólo para miembros del club, las Salidas privilegio y cruceros con descuentos exclusivos de hasta el 20 %. Y a bordo os esperan muchas ventajas y regalos exclusivos. Registrarse en CostaClub es sencillo y gratuito, podéis hacerlo incluso antes de embarcar en vuestro primer crucero.

Elige tu crucero Costa