Alejada de la multitud de Madrid y Barcelona, Lanzarote es una de las islas más bonitas de España, concretamente de las Canarias. Bañada por las imponentes aguas del Océano Atlántico, este lugar espectacular se encuentra a pocos kilómetros de la costa de África y ofrece vistas de paisajes inolvidables, un crisol cultural de gran impacto y temperaturas subtropicales perfectas para unas vacaciones de playa en cualquier época del año. Por todo esto, Lanzarote se ha convertido en uno de los destinos más populares del turismo europeo.

Su origen volcánico ha dejado un recuerdo imborrable en la tierra. Naturaleza salvaje y virgen, rocas negras y arena que parecen haber sido transportadas hasta aquí desde un paisaje marciano. Hay muchos motivos para visitar Lanzarote, y casi todos giran alrededor de la naturaleza y sus increíbles playas.

Tanto si es la primera vez como si eres un experto navegante, Lanzarote es ideal para practicar surf. Hay muchas playas donde poder practicarlo, y cada una de ellas ofrece experiencias adaptadas a todos los niveles y necesidades. Y si prefieres las aletas y el tubo, siempre puedes disfrutar de algunas de las inmersiones más espectaculares que puedes hacer en las Canarias. Fondos majestuosos, restos de naufragios fantasmales y peces de colores te esperan bajo el agua, si sabes dónde buscar.

Si te apasionan las excursiones, no olvides visitar Timanfaya, el Parque Natural de la isla y uno de los lugares más bellos de Lanzarote. Aquí podrás pasear por caminos de lava negra que han dado forma a la isla que vemos actualmente, y admirar paisajes de otro mundo que difícilmente podrás encontrar en otros lugares de las islas Canarias. Desde las Montañas del Fuego hasta las rarísimas especies de plantas, hay mucho con lo que disfrutar aquí. Pensemos, por ejemplo, en el restaurante que encontraremos allí, que cocina sus platos al calor del volcán. Y por cierto, los viñedos que crecen en Lanzarote sobre suelo volcánico producen algunos de los vinos más preciados y exquisitos de España. ¿Cómo resistirse a una tarde de degustación entre tapas y algunas de las etiquetas especiales elaboradas por las bodegas locales?

Aunque estamos en Lanzarote, todavía no hemos hablado realmente de sus playas espectaculares. Desde el interminable encanto de Playa Blanca hasta las cálidas aguas azules de Playa Papagayo, esta isla tiene una playa para todos los gustos. Y lo mejor de todo es que casi todas son accesibles y se pueden disfrutar durante la mayor parte del año, con un agua que normalmente nunca baja de 20 °C.

Lanzarote, con algunas de las playas españolas más bellas, es el lugar perfecto para una escapada de playa a base de sol, playa y baños. Por este motivo hemos preparado una lista completa de las playas más hermosas de la isla, para que puedas sumergirte en la belleza del lugar sin tener que preocuparte demasiado por encontrar el lugar perfecto. ¡Te lo proponemos nosotros!

Playa de Famara

Bienvenido a la playa de Famara, un encantador tramo de costa rodeado de montañas sinuosas en el noroeste de Lanzarote, a unos 30 kilómetros del aeropuerto. En su origen, Famara no era más que un pequeño y apacible pueblo de pescadores. Pero con el tiempo y el debido impulso del turismo, este lugar se ha llenado de curiosos visitantes atraídos por la belleza bucólica de los paisajes y el encanto de sus playas de arena dorada. Además, esta zona también se ha convertido en una de las más populares entre los surfistas que acuden a las Canarias buscando la ola perfecta.

Famara se encuentra en la reserva natural del archipiélago Chinijo y ofrece unas vistas espectaculares de La Graciosa, un islote montañoso. La playa tiene unos 5 kilómetros de largo y cuenta con innumerables escuelas que ofrecen cursos de surf para todos los niveles. El clima, los vientos y las olas hacen que este lugar sea perfecto para practicarlo de manera segura, especialmente para los surfistas principiantes y los de nivel intermedio. Cuando la marea está baja, la playa se convierte en un espejo en el que se reflejan las montañas a lo lejos. Acércate con tu cámara y haz fotos inolvidables de Lanzarote.

En Caleta de Famara encontrarás todo lo que necesitas para disfrutar de un maravilloso día de playa: bares, supermercados, cuatro restaurantes especializados en pescado, tapas y otras delicias además de lo necesario para disfrutar de la vida de playa. 

Playa del Reducto

Arrecife, principal ciudad de Lanzarote, esconde un pequeño secreto que mucha gente conoce. La llaman la playa del Reducto, y es un maravilloso oasis junto al mar en un entorno urbano en el que perderse en los días soleados. El Reducto es una playa artificial de arena blanca creada específicamente para acoger a los turistas que no quieren alejarse demasiado del centro vital de la isla. Con aproximadamente medio kilómetro de largo, la playa desciende suavemente hasta un mar cristalino y transparente donde darse un baño es un auténtico placer. Sus instalaciones son fabulosas y ofrece numerosos servicios.

Puedes venir también con niños, ya que podrán nadar sin correr ningún peligro. Si encuentras el lugar adecuado, también podrás bucear y admirar el tranquilo y apacible fondo marino de El Reducto. Alquila una hamaca o extiende la toalla en la arena blanca y bien cuidada, y entre un baño y otro disfruta del auténtico relax gracias a los servicios que ofrecen los establecimientos cercanos. Ven y disfruta de una copa en uno de los muchos bares, o degusta la mejor cocina local en uno de los numerosos restaurantes. También dispone de servicios públicos como baños, duchas y vestuarios. Las personas con movilidad reducida pueden acceder fácilmente a la playa.

Fuera de la playa también cuenta con campos de vóley-playa y canchas de baloncesto. Con un poco de suerte, te podrás encontrar con alguno de los muchos artistas que acuden a El Reducto para crear esculturas de arena.

Playa de las Conchas

La maravillosa playa de las Conchas se encuentra al norte de La Graciosa, la isla más grande del archipiélago Chinijo, a pocos kilómetros al noroeste de Lanzarote. Este paraíso tropical parece surgir de la nada. Aquí la arena es blanca y fina, salpicada de pequeñas zonas de vegetación baja y flores amarillas. Las Conchas mira directamente a las islas deshabitadas de Montana Clara y Alegranza. La franja de costa tiene 600 metros de largo y ofrece al turista un entorno maravilloso donde encontrar relax absoluto, silencio y un paraíso para los sentidos. La presencia de islas cercanas hace que las aguas sean relativamente tranquilas, pero siempre conviene tener cuidado, especialmente si se viene aquí con niños.

Las corrientes profundas exigen cierta experiencia en el baño y, a veces, los días de viento pueden ser muy complicados si venimos acompañados de niños. Pero el entorno es tan hermoso que vale la pena cada minuto que estés aquí. Ti te gustan las actividades en la playa, no te la puedes perder. ¡Prueba a volar una cometa y disfruta de la belleza del paisaje que la rodea!

La zona no dispone de instalaciones ni servicios de baño. Si decides ir a Las Conchas, tráete una toalla de playa, el almuerzo y mucha agua fresca.

Charco del Palo

Bienvenido a Charco del Palo, en el norte de Lanzarote. Este pueblo es conocido por la presencia frecuente de turistas que buscan un lugar mágico y tranquilo para pasar sus vacaciones en las islas Canarias. El litoral del pueblo alberga una serie de playas que ofrecen todos los servicios para acoger a turistas que practican naturismo.

Charco del Palo es un lugar tranquilo y discreto, el lugar perfecto para refugiarse del turismo de masas en una isla tan turística como Lanzarote. La zona se caracteriza por las oscuras y agrestes rocas volcánicas, espectaculares desde todos los puntos de vista y perfectas para ofrecer a los turistas un espectáculo que parece venir directamente de otro mundo.

Aquí el oleaje es fuerte y suele dificultar el acceso al agua. Sin embargo, hay algunas calas o bahías protegidas por la forma natural de la isla. Aquí se puede nadar cómodamente e incluso los menos experimentados pueden darse un baño. Pero atención porque, como ya hemos dicho, en esta zona el turismo es principalmente nudista. De todas formas, la belleza virgen de la zona vale cada segundo de tu estancia aquí.

Playas de Papagayo

Las playas de Papagayo son una serie de tramos de costa que forman parte de Los Ajaches, el Parque Natural. Y aunque todas se llaman del “papagayo”, solo la última, la que se encuentra en la punta de Lanzarote, se llama realmente Playa Papagayo. Este hermoso tramo de costa de arena dorada se considera uno de los más famosos e importantes de la isla, y es fácil encontrarlo totalmente invadido por turistas fascinados por su fama.

Gracias a las rocas que la rodean, la playa de Papagayo está protegida de los vientos que forman las olas en la inmensa mayoría de las playas de la isla, y permite el acceso a diferentes circuitos de escalada, para disfrutar y acceder a paisajes inolvidables y vistas de Lanzarote que pocos pueden decir que han visitado. La zona no dispone de instalaciones ni servicios de baño, pero tiene acceso a un pequeño chiringuito en el parque no muy lejos de la playa. Aquí podrás disfrutar de una excelente comida y fabulosos platos de pescado en su terraza con vistas a la belleza natural de alrededor. ¡Vale la pena!

Puedes llegar hasta aquí a bordo de uno de los barcos que salen desde diferentes lugares de la isla para llevarte directamente a Playa Papagayo. Si lo prefieres, también puedes alquilar una bicicleta. El viaje será un poco más aventurero.

Playa Mujeres

Playa Mujeres forma parte del grupo de playas doradas incluido en el gran conjunto llamado “Playas de Papagayo”. Este maravilloso lugar ofrece arena dorada que desciende suavemente hacia aguas cristalinas, perfectas para nadar, y un hermoso entorno natural. Ven hasta aquí si buscas un lugar mágico para tender tu toalla al sol y sumergirte en las cálidas aguas del océano.

La zona no dispone de instalaciones ni servicios de baño, por lo que acuérdate de llevar el almuerzo y mucha agua fresca. Por lo demás, el viaje vale cada segundo de tu tiempo. Y si después de un chapuzón necesitas dar un paseo, en los alrededores se encuentran las ruinas de una antigua mina y numerosos búnkeres de la Segunda Guerra Mundial.

Para llegar a los restaurantes cercanos tendrás que caminar un poco para acercarte hasta playa Papagayo. Aquí podrás degustar excelentes platos de pescado recién pescado a un precio no muy competitivo, pero que definitivamente está a la altura de la belleza virgen del lugar. 

Charco de Los Clicos

Una espectacular laguna en el cráter de un volcán en Lanzarote: bienvenido a Charco de los Clicos. En la costa oeste de la isla, cerca de Yaiza, tendrás ante tus ojos un espectáculo realmente extraordinario. Aquí el cráter de un volcán extinto ha sido completamente sumergido por las aguas del Océano Atlántico y ha formado una laguna salada conocida como Charco de los Clicos, o Laguna Verde. La laguna está conectada al océano a través de túneles subterráneos. Declarado reserva natural, este rincón del paraíso de tonos verdes debe su nombre a las algas que tiñen el fondo marino y contrastan con gran belleza con el azul del cielo. El espectáculo que podemos ver es asombroso. A poca distancia el océano golpea la orilla con olas majestuosas que bañan la arena negra de origen volcánico.

Acércate aquí y quédate hasta el atardecer para disfrutar plenamente de una asombrosa luz rosada. Pero atención a la gran concentración de turistas. La zona suele estar superpoblada de personas que peregrinan hasta aquí para admirar con sus propios ojos un espectáculo natural único en el mundo.

Caleta del Mojón Blanco

Playa semidesierta y arena blanca como la nieve. Has llegado a la Caleta del Mojón Blanco, un paraíso de los pocos que quedan en Lanzarote. Se puede llegar a pie desde la carretera y te sorprenderá de inmediato la presencia de rocas negras pulidas que contrastan profundamente con el color de la playa.

Ven hasta aquí si buscas un paraíso tropical no muy lejos de casa. Extiende tu toalla y acuérdate de llevar mucha crema solar, el almuerzo y abundante agua. La práctica ausencia de servicios de baño hace que la Caleta del Mojón Blanco sea una zona bastante tranquila para disfrutar de un mar agitado por fabulosas olas y un viento cálido que suaviza el calor del sol. Durante los días de intenso viento, puedes refugiarte entre las rocas para disfrutar plenamente del encanto del lugar. El buceo ofrece gran satisfacción, pero se recomienda solo para nadadores experimentados. Alquila una sombrilla y disfruta del entorno, pero recuerda: ¡no es el lugar ideal para venir con niños!

Nadar aquí no es especialmente recomendable, pero en cambio, es un buen lugar para disfrutar de unas horas de surf. Si estás buscando un lugar para bucear, debes ir tierra adentro. ¡Encontrarás una pequeña laguna protegida del océano donde nadar se convierte en un verdadero placer!

Playa de la Cantería

La Cantería es uno de los muchos paraísos para los surfistas que encontrarás en tu viaje a Lanzarote. Este es quizás uno de los mejores destinos para vivir un día pegado a tu tabla, en busca de la ola perfecta. Y si no todos tus acompañantes son amantes de los deportes acuáticos, las playas de La Cantería también ofrecen un maravilloso paisaje natural muy agradable para tomar el sol, o incluso disfrutar de un paseo entre las rocas negras que parecen haber caído directamente desde un planeta lejano.

La arena dorada de La Cantería se encuentra a poca distancia del pueblo de Órzola, la conexión perfecta para llegar a La Graciosa y a todos los preciosos islotes del archipiélago Chinijo. Todos los surfistas más experimentados conocen la Cantería. Aquí las olas son majestuosas y no es fácil ganarle al océano si no se tiene un poco de experiencia. Si lo prefieres, simplemente extiende la toalla en la arena y disfruta de un día espectacular en un lugar donde el mar es el único sonido que llegará a tus oídos. Está prohibido el baño, por lo que no se recomienda venir con niños muy pequeños. 

El Jablillo

Bienvenido a El Jablillo, una playa espectacular de fácil acceso de arena dorada, vientos suaves y aguas ideales para el baño. ¡Toda una rareza en Lanzarote! Con casi 150 metros de largo, está considerada la playa más popular de Costa Teguise y se encuentra a poca distancia de la famosa playa de “La Cucharas”. Se puede llegar a El Jablillo en autobús, y la playa dispone de todos los servicios para la comodidad y relax de los turistas. Alquila una sombrilla y una tumbona y disfruta de los bares y restaurantes para refrescarte en las horas más calurosas del día. Disfruta de los excelentes platos de la tradición gastronómica local y no renuncies a las actividades acuáticas que puedes practicar aquí, donde las aguas son más tranquilas.

Ven a El Jablillo con los niños, pero debes saber que también puedes bucear o hacer snorkel para admirar el extraordinario fondo marino que caracteriza la zona que rodea la playa. Dispone de duchas y baños públicos para satisfacer las necesidades de las familias y los turistas. La presencia de socorristas que vigilan la costa los 365 días del año hace que nadar sea un auténtico placer, una verdadera rareza en Lanzarote, donde los vientos tienden a ser impetuosos y las aguas pueden resultar agitadas. 

Playa de las Cucharas

Si estás buscando una playa para toda la familia, esa es sin duda la playa de las Cucharas. Este trozo de costa de arena dorada desciende suavemente hacia un mar cristalino y transparente, de aguas cálidas que te animarán a bucear acompañado de tus hijos. Ubicada en la zona turística del pueblo de Costa Teguise, esta playa urbana es perfecta para toda la familia, hasta para los adolescentes más difíciles de complacer. Además de disponer de zonas donde se puede practicar surf y windsurf, puedes venir a Las Cucharas para bucear o realizar snorkel o incluso practicar vela.

Con sus 650 metros de longitud, Las Cucharas no ofrece todo pero casi. Rodeada de espectaculares jardines verdes y hermosos paseos, solo tienes que alejarte un poco de la arena para estar rodeado de bares y restaurantes donde encontrarás la mejor cocina local. ¿Vas a Las Cucharas con niños? Acércate a la parte norte de la playa. Aquí encontrarás numerosos parques donde los más pequeños también podrán divertirse mucho en un clima de total tranquilidad. El acceso a todas partes está adaptado para permitir el paso a turistas con movilidad reducida.

Playa Bastián

La encantadora playa Bastián se encuentra en la zona oeste de Costa Teguise, una zona turística donde puedes disfrutar de las playas de Lanzarote en un clima de relax con numerosas instalaciones y servicios de baño. Aquí la playa es de arena negra y está salpicada de numerosas palmeras que proporcionan toda la sombra que necesitas incluso en los días más soleados. La zona también está protegida del viento por una serie de formaciones rocosas que hacen que la estancia aquí sea un verdadero placer durante todo el día.

Ven a Playa Bastián con toda la familia, incluidos los niños. En algunos lugares el fondo marino es rocoso, pero en otros la arena es perfecta incluso para los pies delicados de los más pequeños. El origen volcánico de playa Bastián también hace que sea perfecta para practicar buceo y admirar misteriosos fondos marinos repletos de flora y fauna únicas. En esta playa te relajarás sin pensar en nada más. Muy cerca encontrarás numerosos bares y restaurantes, en los que disfrutar al máximo de la mejor cocina local de Lanzarote. 

Playa Flamingo

Al oeste de playa Blanca se encuentra playa Flamingo, muy cerca de un hotel del mismo nombre. Este hermoso trozo de costa de arena dorada es público y ofrece a sus turistas aguas cristalinas perfectas para nadar con toda tranquilidad. El fondo marino también es arenoso. Acércate hasta aquí, extiende tu toalla y disfruta de un día de sol, mar y baños acompañado de toda la familia. La zona está protegida y bien vigilada, por lo que no tendrás que temer la presencia de corrientes profundas que pueden comprometer la seguridad de tu baño.

La playa cuenta con baños públicos, papeleras, vestuarios y áreas de recreo con parques infantiles para que también los niños disfruten en los largos días de playa. 

Playa Dorada

Cerca de la maravillosa Playa Blanca se encuentra Playa Dorada, que debe su nombre, naturalmente, al color de la arena que la caracteriza. Muchos turistas la consideran una de las mejores playas de Lanzarote desde todos los puntos de vista. Además de estar protegida de los fuertes vientos que golpean el resto de la isla, aquí las aguas son tranquilas, cristalinas y espectaculares. Los alrededores están repletos de flores y la vista desde la playa te permitirá ver, a lo lejos, las siluetas de Fuerteventura y la isla de Lobos. Una parte de la playa cuenta con numerosos servicios y ofrece la posibilidad de alquilar sombrillas y tumbonas.

En Playa Dorada encontrarás bares y pequeños restaurantes, además de, naturalmente, zonas gratuitas en las que podrás disfrutar de la playa sin pagar por el alquiler de la sombrilla. ¡Ideal también para los niños!

Playa Chica

Pequeña playa de Lanzarote en la que disfrutar de la belleza natural de la isla sin preocuparse por las comodidades. Protegida del viento, es perfecta para dar largos paseos relajantes apartado de la multitud de turistas de las playas de alrededor.

Ven aquí con los niños, alquila una sombrilla y una tumbona y disfruta de un baño en las tranquilas aguas turquesas de la playa. Ponte el tubo y las aletas y practica snorkel en la zona para admirar los extraordinarios fondos marinos que rodean Lanzarote. Los peces de colores y la variedad de especies de algas locales te dejarán sin aliento. Alrededor de la playa hay bares y restaurantes donde podrás degustar la mejor cocina local y pescado fresco.

Playa, sol y descanso. Acércate hasta aquí y, si puedes, quédate hasta el atardecer para hacer fotos inolvidables de un paisaje único. A pesar de disponer de numerosos servicios, Playa Chica no está especialmente llena de turistas. Por tanto, no tengas miedo de ir si quieres disfrutar de la comodidad y evitar las multitudes.

Viaja a Lanzarote con un crucero Costa

Viaja a Lanzarote ahora con un crucero Costa. Tanto si quieres pasar unas vacaciones a base de surf y olas colosales en la playa de Famara como si prefieres pasar un día de relax en la playa del Reducto, Lanzarote es la isla de las Canarias ideal para todo tipo de turismo de playa. Su origen volcánico también la convierte en una joya de belleza geológica simplemente irresistible. ¿A qué estas esperando? Ven a visitarnos a bordo de uno de nuestros grandes barcos. 

Zarpa con Costa Cruceros