¡Bienvenidos a Grecia! A veces, podrías sentirte como si estuvieras parado en un atolón de las Maldivas, si no fuera por los contornos de olivos y la mata mediterránea que rodean las playas más hermosas de Grecia.

Todas son preciosas, ya sea por la forma de las rocas, el color del mar o el verde escenario donde, a veces, emergen majestuosas ruinas. El ritual del aperitivo en la playa, aquí, es un encanto: la diversión está enmarcada por fantásticas vistas y el deseo de relajarse y sumergirse en la vida nocturna.

Si no te gustan las fiestas salvajes, puedes optar por las bahías y tabernas más resguardadas con vistas panorámicas, desde las que podrás ver la puesta de sol solo o en compañía.

Las mejores islas de Grecia ofrecen una interminable colección de bahías paradisíacas y oasis cubiertos de arena blanca, donde el tiempo vuela y la naturaleza cautiva con su aspecto salvaje. Es difícil elegir, pero algunos destinos son prácticamente obligatorios.

Aquí están las 25 playas más hermosas de Grecia que podrás descubrir, quizás, gracias a uno de nuestros magníficos cruceros:

Playa de Balos (Creta)

Una foto de película: esto es la Playa de Balos con su laguna de belleza irreal. La ubicación también contribuye a la magia. Ir a este oasis es una de las cosas que tienes que ver en Creta, de difícil acceso, excepto para los viajes en barco. Conquistar el paraíso poco a poco tiene su encanto: para ello se atraviesa una zona deshabitada y un camino de tierra que hay que recorrer a pie en el último tramo.

Una vez allí te sorprenderás: la arena, formada por corales y conchas, es de color blanco rosado y está dispuesta en pequeñas dunas. El fondo marino es poco profundo y cristalino. Alternativamente, puedes usar una máscara y hacer snorkel. La Playa de Balos un lugar con un encanto exótico y entre las mejores playas de Creta, especialmente para aquellos que buscan la paz y la tranquilidad.

 

Playas de Lassi (Cefalonia)

Entre las playas más populares de Cefalonia están las Playas de Lassi, en la costa sur de la isla. Completamente cubierta de arena, Makris Gialos es la más concurrida, pero no hay falta de espacio, porque la costa es muy amplia y ofrece tanto acceso privado como zonas libres. La arena dorada contrasta con los colores azules caribeños del agua. Si el mar está en calma, es perfecto para que los niños jueguen, ya que el fondo marino es poco profundo: cuando el mar se pone bravo, los más atrevidos pueden divertirse saltando a través de las olas. Makris Gialos se desvanece en la playa de Platis Gialos, separada por un pequeño promontorio y enmarcada por el verde bosque de pinos. ¡Descubre esta fantastica isla y todas las cosas que puedes ver en Cefalonia

Playa de Lindos (Rodas)

Desde lo alto de la acrópolis de Lindos, la vista se extiende sobre una encantadora vista, formada por las características casas blancas y una playa muy acogedora. La Playa de Lindos, cubierta de suave arena dorada, invita a disfrutar de sus tranquilas y cristalinas aguas, ideales para familias con niños. Junto con la Bahía de Anthony Quinn, es una de las más populares de Rodas y también muy popular entre los barcos y lanchas que compiten por conquistar el paisaje: verdaderamente único, con las ruinas destacadas en el fondo. Después de tomar el sol, no puedes perderte un paseo por las estrechas calles de Lindos y, quizás, una visita a la acrópolis.

Playa de Cape Drastis (Corfú)

Sólo unos minutos a pie con una super panorámica y llegarás al Cabo Drastis, una de las mejores playas de Corfú: la alternativa es llegar en barco, pero la vista desde arriba es incomparable. La playa de Cape Drastis está situada en el extremo noreste de la isla y cautiva con su espectacular cala rocosa, esculpida por la naturaleza con la mano de un artista. Incluso Lord Byron alabó su belleza, comparándola con los acantilados de Dover. Este escenario natural enmarca cuevas y playas bañadas por aguas claras.  Puedes sumergirte en el mar directamente desde las rocas o tomar el sol, tal vez haciendo un poco de peeling con arcilla: ¡tu piel te lo agradecerá! Ya que estás en la isla, aprovecha para descubrir las mejores cosas que ver en Corfù. 

Playa Roja (Santorini)

Seguramente la has visto mil veces en las fotos, pero verla esta maravilla en persona es otra cosa. La Playa Roja de Santorini no defrauda las expectativas: el color de la arena y de las rocas de origen volcánico te dejarán boquiabierto, sin mencionar la transparencia del mar. Entre las playas de Santorini, es sin duda la más famosa y fotografiada. El velero es sólo una de las posibles estrategias para llegar a tu destino: si no te asusta una corta caminata puedes llegar a pie y buscar tu rincón de relajación. Si la costa está llena de gente, puedes compensarlo haciendo un poco de snorkel: la belleza del fondo marino te seducirá.

No te pierdas un paseo por el cercano pueblo de Acrotiri, desde donde podrás ver la puesta de sol y la caldera del volcán. De gran importancia es el sitio arqueológico con sus interesantes ruinas desenterradas de las cenizas volcánicas. ¡Esta son solo algunas de las cosas que ver en Santorini!

Playa de Ornos (Mikonos)

La playa de Ornos es una playa tranquila situada a pocos kilómetros de la ciudad de Mikonos. Amplia y arenosa, ofrece una variedad de bares, restaurantes y servicios para deportes acuáticos. Una de las mejores playas de Mikonos, está llena de sombrillas y tumbonas que bañan el mar claro: la privacidad sigue siendo una opción, pero vale la pena compartir el espacio con otros veraneantes, dada la atmósfera. Bien protegida del viento, la playa de Ornos también ofrece una pequeña zona libre y es ideal para disfrutar de los baños de sol al ritmo de la música.  

Playa de Elafonisi (Creta)

Para describir la playa de Elafonissi sólo se necesita decir una cosa: ¡Es el Caribe del Mediterráneo! Su laguna, con aguas transparentes y poco profundas que acarician la arena blanca, es una maravilla. En algunos lugares, la arena adquiere tonos rosados, creando un impresionante contraste con el azul del mar. El contexto es salvaje y se enriquece con una pequeña isla, situada frente a la playa: dependiendo del mar, se puede llegar a ella caminando por una lengua de arena blanca o moviéndose un poco por el agua. Una verdadera joya: Elafonissi (y no es de extrañar) se cuenta entre las playas más bellas de Creta... ¡y de Europa.

Bahía de San Pablo (Rodas)

Nos encontramos de nuevo en la isla de Rodas para descubrir una de sus playas más singulares: la Bahía de San Pablo. Situada a pocos pasos de Lindos, cuenta con una ensenada rocosa bañada por aguas esmeraldas. Llegar a ella en velero es ideal y te aconsejamos que llegues temprano para no perderte el espectáculo. Es una increíble piscina natural, casi completamente rodeada de acantilados. El fondo marino es poco profundo y transparente y con una máscara se pueden admirar un montón de pequeños peces. La capilla dedicada al Santo domina la bahía desde arriba. Si aún no lo has hecho, has de concederte un agradable paseo por Lindos.

Playa del Naufragio (Zante)

La Playa del Naufragio, en la isla de Zante, es una auténtica leyenda: gracias a su perfecta estética, es la quintaesencia de la relajación, situada entre blancos acantilados y aguas paradisíacas. La intensidad cromática también se debe a la presencia de fuentes termales sulfurosas y al contraste con la blancura de la roca. La particularidad de la playa viene dada por el naufragio de una embarcación que, alrededor de 1980, encalló al pie del mar: oxidada por el tiempo, se ha convertido ahora en parte integral del paisaje. Esta playa, también llamada Navagio Beach, sólo es accesible por mar, aprovechando las excursiones que parten de Agios Nikolaos y que permiten bañarse en este entorno de cuento de hadas. Alternativamente, hay un mirador para observar la bahía desde arriba: hacerse una foto aquí es una tentación tentadora, pero lo mejor es disfrutar del momento.

Playa de Myrtos (Cefalonia)

La playa de Myrtos, la más grande de la isla de Cefalonia, es también una de las más famosas de Grecia. Formada por una lengua de piedras blancas, se encuentra al pie de escarpados acantilados y se puede llegar a ella por mar o por un serpenteante camino. A lo largo de la costa que lleva a Asos se puede parar y admirar la playa en toda su belleza, aprovechando los mejores miradores. La vista es majestuosa: especialmente con el mar agitado, cuando el azul adquiere tonos eléctricos, casi fosforescentes.

La costa es muy amplia y se extiende por aproximadamente un kilómetro, ofreciendo zonas libres incluso en los períodos más concurridos. La playa de Myrtos está cubierta de piedras blancas y arena en la orilla. El fondo marino se inclina abruptamente y esconde sugerentes cuevas. No faltan los chiringuitos de playa, donde relajarse con una copa y disfrutar del espectáculo: lo ideal es quedarse hasta la puesta de sol, cuando el agua es más caliente y el cielo se vuelve rosa.

Playa de Paleokastritsa (Corfú)

La zona de Paleokastritsa es una de las más famosas de Corfú por la belleza de su costa, formada por bahías y calas que alternan la arena y la grava, rodeadas de un entorno salpicado de olivos. Algunas de ellas están reservadas a los que desembarcan por mar: la playa principal, por otro lado, es de fácil acceso, arenosa y bien servida. El agua es turquesa y en los alrededores hay muchas cuevas para explorar: un viaje en barco para descubrir las más bellas es muy recomendable.

Playa de Plaka (Naxos)

El relax en estado puro: La Playa de Plaka es una joya de tranquilidad y una de las mejores playas de Naxos. En gran parte gratuita, ofrece varios establecimientos equipados y zonas salvajes particularmente apreciadas por los naturistas. Te deslumbrará la claridad del mar y te divertirás contando sus matices que van del azul al verde. Las dunas de arena y la Isla de Paros en el horizonte, contribuyen al encanto: una vista sensacional al atardecer.

Paradise Beach (Mikonos)

No una, sino muchas son las Paradise Beach de Grecia. Una de las más conocidas es la de Mikonos, la Playa de Kalamopodi. Aquí, de hecho, hay algunos de los locales más famosos: después de la puesta de sol la playa se convierte en un enorme escenario con fiestas playeras y música hasta altas horas de la noche. Si quieres experimentar lo moderno de Mykonos, estás en el lugar correcto. No muy lejos está la playa Super Paradise Beach, igual de festiva y muy alternativa. 

Playa de Perissa (Santorini)

La Playa de Perissa se extiende por kilómetros y te hechiza con su suave y oscura arena de intenso color. Por todos lados, el paisaje volcánico de Santorini crea el escenario perfecto: no es de extrañar que la playa, situada a poca distancia de Fira, sea literalmente asaltada especialmente por los jóvenes. El mérito no es sólo el escenario, sino también los bares chill-out donde la diversión continúa hasta altas horas de la noche, al ritmo del la musica de un DJ. Es difícil quedarse quieto: también se puede aprovechar la amplia gama de deportes acuáticos disponibles en los alrededores.

Playa de Canal D'Amour (Corfú)

Según una leyenda, los que nadan por todo el canal se enamoran de verdad y la magia dura toda la vida. Esta no es la única razón para visitar el Canal D'Amour, una de las playas más emblemáticas de Corfú. Situado cerca de Sidari, tiene el aspecto de un pequeño fiordo bordeado por rocas planas: quien lo desee, puede atreverse a bucear para sentir la adrenalina. La playa es una joya microscópica, situada en un estrecho marco rocoso: con un poco de suerte, puedes conquistarla con tu sombrilla y disfrutar de esta romántica vista. 

Playa de Fakistra

La Playa de Fakistra hay que conquistarla un poco: para descubrirla hay que armarse de zapatos de trekking, pero vale la pena, dado el panorama que te espera. Situado en Pelión, está rodeado de paisajes salvajes y cuevas de interés histórico y naturalista. Fuera de los caminos trillados, esta perla de la Grecia continental se rodea de un entorno exuberante, reflejado en las aguas esmeralda. La cala es un pequeño y remoto paraíso: aquí no encontrarás camas solares y paraguas esperándote, sino sólo una belleza sin límites y una naturaleza intacta, con un encanto primordial.

Playa de Tsigrado (Milos)

Nos trasladamos a la isla de Milos para sumergirnos en el encanto de la Playa de Tsigrado: protegida por un alto acantilado rocoso, la playa está bien protegida y casi escondida. Puedes experimentar la emoción de llegar a ella desde arriba, con la ayuda de una cuerda, o más cómodamente en barco. Cualquiera que sea la estrategia, estarás feliz de haberla incluido en tu itinerario: el paisaje cautiva el alma y el fondo marino es un espejismo para los amantes del snorkel. La playa no está equipada, pero con gusto renunciarás a las comodidades para broncearte en un lugar tan hermoso. 

Playa de Kleftiko (Milos)

Las formaciones rocosas de Kleftiko están entre las vistas más clásicas de los paseos en barco en Milos: erigiéndose en medio del mar, estos gigantes de roca llaman la atención, dibujando cuevas y arcos bajo los cuales desfilan los barcos. Los barrancos rocosos son fantásticos para explorar en un bote, saltando al agua con equipo de snorkel.

La bahía también es llamada la "playa de los piratas" porque ofrecía un refugio ideal por sus impresionantes rocas y sus muchos escondites: la leyenda dice que hay un tesoro escondido en algún lugar. Ciertamente, nadar en estas aguas, y explorarlas con haciendo snorkel es en sí mismo una experiencia única: la belleza es el verdadero tesoro. Excepto por una ruta intransitable, sólo se puede llegar a Kleftiko por mar. No te pierdas un viaje en barco: será inolvidable.  

Playa de Kolona (Citnos)

Citnos, una pequeña isla con auténtico encanto, es conocida por sus viñedos y apreciada por sus playas cubiertas de arena fina. La más imperdible es la Playa de Kolona, famosa por la franja de arena que la conecta a un islote rocoso. Esta delgada lengua separa el mar turquesa, creando dos playas encantadoras: unos solitarios tamariscos completan el paisaje. La playa de Kolona es el destino de muchos barcos atraídos por el escenario excepcional.  La playa no es un lugar lujoso de servicios, pero también hay una buena taberna donde puedes tomar algo. 

Playa de Voutoumi (Antípaxos)

La playa de Voutoumi se encuentra en Antípaxos, una pequeña isla al sur de Paxos. La playa es una parada popular para los yates y los viajes en barco desde Corfú. Vale la pena navegar por el mar para llegar a ella y bañarse en sus aguas caribeñas: la blancura de la arena, te dejará sin palabras. Con unas pocas brazadas se puede llegar a las más bellas calas, rodeadas de una espesa vegetación. Si te apetece dar unos pasos, puedes sentarte en el famoso restaurante panorámico con vistas a la bahía: perfecto para un aperitivo y para una cena típica muy romántica. 

Playa de Lalaria (Skíathos)

La isla de Skíathos cuenta con playas extraordinarias: la Playa de Lalaria, en particular, es conocida por sus cuevas marinas y el arco natural que desemboca en el mar turquesa. La silueta de esta formación rocosa, animada por un movimiento invisible, es increíble. Si viaja en barco, el consejo es llegar por la tarde, para evitar las horas de más afluencia y disfrutar de la vista sin ser molestado. Al ser una de las playas más hermosas de Skíathos, es el destino de muchas excursiones organizadas que a menudo combinan una visita a las cercanas grutas Skotini spilia ("cueva oscura") y Galazia spilia ("cueva azul"), que son adoradas por los buzos.

Playa Sarakiniko (Milos)

Si la Luna tuviera playas soleadas bañadas por un mar paradisíaco, probablemente se parecerían a la Playa de Sarakiniko: la isla de Milos, de hecho, es conocida por su paisaje lunar único. Entre las maravillas naturales más fotografiadas del Egeo, la playa de Sarakiniko debe su apariencia a los brillantes acantilados de perlita. La vegetación está completamente ausente y las rocas, esculpidas por la intemperie, adquieren formas extrañas: si tienes la oportunidad de hacerlo, puedes mirar el paisaje después del atardecer, cuando la playa está iluminada por la luz de la luna. Un lugar simplemente único.

Playa de Kolymbithres (Paros)

La Playa de Kolymbithres, situada en la isla de Paros frente a la bahía de Naoussa, es inconfundible por la forma de sus rocas lisas: un lugar muy especial y de aspecto salvaje que ofrece una gran variedad de servicios. Puedes ponerte a tomar el sol en una de las calas, o sentarte en las rocas esculpidas por el mar y el viento: los espacios son pocos, pero el agua es espléndida y el fondo marino es poco profundo y cristalino. Si tienes hambre puedes almorzar en la taberna de la playa.  

Playa de Agios Prokopios (Naxos)

Una visita obligada en Naxos es la Playa de Agios Prokobios, que ofrece una larga playa de arena fina y mar claro, galardonada repetidamente con la Bandera Azul Europea. Ideal para disfrutarla con calma, observando las dunas de arena protegidas de los fuertes vientos. Dependiendo de tus preferencias, puedes elegir entre la zona más meridionales, equipada con tumbonas y alquiler de equipo de deportes acuáticos, o las zonas libres, generalmente más tranquilas. Después de relajarte en la playa puedes pasear por el pueblo, donde te esperan las tabernas y los bares con vistas al mar. La continuación natural de Agios Prokobios es la Bahía de Agia Anna, cubierta con una mezcla de arena y rocas y muy popular.

Playa de Prasonisi (Rodas)

Situada en el extremo sur de Rodas, la Playa de Prasonisi se encuentra al pie del promontorio del mismo nombre. El mar, aquí, a menudo bravo, se convierte en uno de los lugares más populares para los surfistas. La playa está formada por una lengua de arena que se extiende hasta un islote, a cada lado del cual hay dos bahías encantadoras. La vista es idílica y la playa está bien equipada, satisfaciendo a los amantes de los deportes acuáticos: si te apetece desafiar las olas, puedes alquilar la tabla y el mejor equipo. La mejor época es en julio y agosto, cuando se crean las condiciones de viento ideales.

 

Descubre las playas de Grecia con Costa Cruceros

¿Ya has elegido tu oasis favorito? Con un Costa Cruceros se pueden visitar cómodamente las islas y playas más bellas, pasando de maravilla a maravilla. Si no te basta con soñar, y quieres admirar estas perlas de cerca... ¡Zarpa con nosotros hacia Grecia

¡Zarpa con Costa Cruceros!