Playa Blanca, Lanzarote, es una localidad tranquila y muy célebre que se encuentra en la parte sur de la isla más peculiar del archipiélago español de las Canarias. Se trata del pivote alrededor del que gira gran parte del turismo de esta zona de Lanzarote, ya que Playa Blanca cuenta con todos los servicios que los turistas puedan desear y es muy frecuentada. En efecto, en esta pequeña ciudad se encuentran muchos bares y restaurantes en donde probar la comida típica, varios hoteles e innumerables tiendas en donde hacer compras.

Playa Blanca, además, se encuentra cerca de Playa Dorada, Playa Flamingo y Playa Papagayo, o sea las playas de arena blanca y fina más apreciadas del sur de Lanzarote. Por supuesto, estas playas cuentan con unas aguas cristalinas espectaculares y con unos acantilados que son el hogar de muchas especies de animales acuáticos y de una considerable variedad de vegetación submarina.

Por último, a pocos kilómetros de distancia de Playa Blanca se encuentran unas atracciones símbolo de Lanzarote, o sea los Charcones, las Salinas de Janubio, El Golfo, los Hervideros y el Parque Nacional de Timanfaya. Por consiguiente, déjate encantar por la belleza de Playa Blanca, Lanzarote, y descubre todo sobre esta localidad:

Cómo llegar a la playa

Playa Blanca se encuentra en Yaiza, o sea en el sur de la Isla de Lanzarote, una de las siete maravillosas islas del archipiélago español de las Canarias. Particularmente, Playa Blanca, Lanzarote, está ubicada enfrente de la Isla de Fuerteventura, en el Estrecho de la Bocaina, que separa las dos islas.

Obviamente, es posible llegar a Lanzarote tomando un avión o un crucero. Para llegar a Playa Blanca, además, es posible tomar un autobús para moverse en la isla o un barco. En este segundo caso, es posible llegar directamente al muelle de Playa Blanca saliendo en barco de Lanzarote o de la cercana Fuerteventura.

El sur de Lanzarote

El sur de Lanzarote ofrece muchos lugares de interés. Primero, en la parte sureste de la isla se encuentra la capital, o sea Arrecife, caracterizada por varias playas de ensueño y por los espectaculares conjuntos de arrecifes y corales que son el hogar de una considerable vida submarina. En el puerto de la ciudad, además, se encuentra una fortificación muy importante para la historia de la isla: el Castillo de San José.

Otras etapas recomendadas del sur de Lanzarote, son, obviamente, los Hervideros, unos fragmentos de costa acantilada muy característicos creados por la acción erosiva del mar. La particularidad de este lugar es que, cuando las olas del mar chocan contra la costa, los acantilados crean enormes columnas de agua muy sugestivas. Cerca de los Hervideros se encuentran, además,  las Salinas de Janubio y El Golfo, pequeño pueblo caracterizado por un paisaje impresionante. Por último, en esta zona se encuentran también el Parque Nacional de Timanfaya y los Charcones.

Marina Rubicón

Marina Rubicón es uno de los puertos deportivos más célebres de la isla de Lanzarote y se encuentra entre dos de las mejores playas de la zona, o sea Playa Blanca y Playa Papagayo. Este puerto cuenta con todos los servicios que los amantes del mar puedan desear.

Además de esto, en Marina Rubicón hay varias tiendas en donde hacer compras e innumerables restaurantes y bares en donde probar la comida típica de las Islas Canarias y de España. Por último, hay que saber que todos los sábados y los miércoles hay mercadillos con productos de artesanía y souvenir del viaje inolvidable a Lanzarote.

Los Charcones

A unos kilómetros de distancia de Playa Blanca, Lanzarote, se encuentra el extraordinario conjunto de piscinas naturales de los Charcones. En esta zona del sur de la isla la costa está caracterizada por numerosos acantilados de formas y dimensiones diferentes y por varios charcos.

Los charcos, muy sugestivos y peculiares, son de dimensiones, formas y profundidades diferentes. Sin embargo, todos están caracterizados por el agua cristalina de un color azul turquesa. Además, la protagonista de toda la zona de los Charcones sin duda es la atmósfera de sosiego y tranquilidad. Esta atracción, por lo tanto, es una de las más peculiares de Lanzarote y está perfecta para disfrutar del paisaje y conectar con la naturaleza en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.

Castillo de Las Coloradas

Cerca de la Playa Blanca, Lanzarote, en la zona de Punta del Águila y de la Playa de Las Coloradas, está ubicada una fortificación que es un ejemplo increíble de la arquitectura militar de la isla. Se trata del Castillo de Las Coloradas, también conocido como Castillo del Águila, que forma parte del municipio de Yaiza.

El castillo, que cuenta con una forma redonda muy peculiar, fue construido en el año 1741 en piedra, cal y madera con el objetivo de proteger la zona del Estrecho de la Bocaina de los ataques de los piratas. Hoy en día sigue muy bien conservado y es un símbolo de la zona sur de Lanzarote y un elemento característico del paisaje.

Playa Dorada

Playa Dorada es, junto a Playa Flamingo, una de las playas más paradisíacas y frecuentadas de Yaiza y del sur de Lanzarote. A pesar de su nombre, Playa Dorada es una hermosa playa de arena blanca y fina. No es muy grande, ya que cuenta con 300 metros de largo y 10 metros de ancho. Sin embargo, está caracterizada por una linda atmósfera de sosiego y tranquilidad.

En consecuencia, Playa Dorada es el lugar perfecto para las familias y los niños, ya que las aguas transparentes están muy calmadas. Además de esto, hay que saber que la playa cuenta con todas las comodidades que los turistas puedan desear.

Playa Flamingo

Playa Flamingo, ubicada muy cerca de Playa Blanca y de Playa Dorada, es una playa muy pequeña, de apenas 200 metros, que está caracterizada por la arena blanca y fina típica de Lanzarote. A pesar de su dimensión, Playa Flamingo es bastante frecuentada, ya que cuenta con todos los servicios y con todas las comodidades que los turistas puedan desear.

En efecto, las aguas cristalinas de esta playa, que siempre están calmadas, están perfectas para practicar buceo y hacer snorkel, admirando la espectacular vida submarina del sur de Lanzarote. Por último, Playa Flamingo, como Playa Dorada, es uno de los lugares más indicados para las familias con niños.

Qué ver en Lanzarote

Lanzarote, como las otras islas del archipiélago de Canarias, cuenta con una naturaleza increíble y con unos paisajes inigualables, entre playas paradisíacas, aguas cristalinas de un espectacular color turquesa, grutas volcánicas, piscinas naturales, acantilados y conjuntos de corales que son el hogar de una impresionante vida submarina. Es justamente por eso que Lanzarote ha sido declarada Reserva de Biosfera en el año 1993.

No te pierdas todo esto y empieza la aventura junto a tus seres queridos. Desvela todo sobre lo mejor de Lanzarote y visita cada parte de esta joya de las Islas Canarias.

Descubre el Océano Atlántico viajando con Costa

Playa Blanca, Lanzarote, es una verdadera joya del sur de esta magnífica isla del archipiélago español de las Islas Canarias. Es evidente que esta zona de Lanzarote cuenta con un patrimonio natural inigualable y con innumerables actividades para hacer y atracciones para visitar junto a la familia, a la pareja o a un grupo de amigos.

Obviamente, Playa Blanca no es el único destino considerable de Lanzarote y de las Islas Canarias. El Océano Atlántico, en general, tiene mucho que ofrecer a los turistas. Costa Cruceros, por lo tanto, te lleva a tus lugares favoritos: solo hay que elegir cuando zarpar. ¡Empieza la aventura!