Visitar Micenas es el sueño de muchos turistas: aquí se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Grecia y de Europa en general. En este sitio se pueden visitar los restos arqueológicos que son los testigos de la majestuosidad y la innovación de la sociedad micénica.

Este yacimiento, o sea la fortaleza de Micenas, es uno de los más famosos del continente europeo porque cuenta con unos restos emblemáticos del pueblo micénico, como la célebre Puerta de los Leones, el Tesoro de Atreo y la máscara de oro de Agamenón. Todas estas arquitecturas cuentan con un estilo artístico típico de la época micénica: por eso vas a poder conocer sus características y peculiaridades.

Si viajas a Grecia, entonces, tienes que visitar Micenas y hacer un sugestivo viaje a través del tiempo para conocer esta antigua y compleja sociedad que sin duda ha influido mucho en la historia del continente europeo. Descubre, pues, cuales son las atracciones que merecen ser visitadas en el sitio arqueológico de Micenas y unas informaciones útiles, como los horarios del yacimiento y los precios de las entradas:

Puerta de los Leones

La Puerta de los Leones es la entrada de la majestuosa fortaleza de Micenas, yacimiento arqueológico que se encuentra en la península del Peloponeso. La puerta es la primera construcción que se encuentra si se quiere visitar Micenas, la antigua fortaleza griega.

Esta puerta, que permite el acceso al sitio, ha sido construida en hojas de madera cubiertas por una copa de bronce. En las jambas y en el dintel todavía se pueden notar los huecos de algunos pernos que tenían que asegurar la estructura entera. Arriba del dicho dintel, además, se encuentra un triángulo de descarga, elemento típico de la arquitectura micénica en donde está colocado el relieve con los famosos leones, el más antiguo de Grecia y probablemente el más icónico de la sociedad micénica.

El relieve ha sido realizado en piedra caliza y está caracterizado por los animales que están apoyados sobre dos pequeños altares que mantienen una columna y el techo. Las cabezas de los dos leones están perdidas hace tiempo, pero se supone que estaban hechas de esteatita. Se asume, también, que la composición del relieve sea la misma del escudo de armas de la Casa de Atreo.

Murallas Ciclópeas

La dicha fortaleza de Micenas está rodeada por una gran muralla de protección que, según la tradición local, ha sido construida por los cíclopes. Las Murallas Ciclópeas han sido construidas probablemente en el 1350 a.C. y, luego, han sido modificadas varias veces. Cuentan, además, con dos muros paralelos hechos con piedra no tallada y con otros materiales menos valiosos, y todavía siguen en el sitio a pesar de los milenios.

Las Murallas, que se extienden por 900 m, cuentan con dos entradas a la fortaleza: la célebre Puerta de los Leones, ya mencionada, y la Puerta norte, muy parecida a la primera puerta, la principal. La considerable altura de la muralla, o sea 12 m, ha permitido proteger la fortaleza y sus habitantes por mucho tiempo. Las murallas representan, por lo tanto, un gran ejemplo de la genialidad y la innovación griega que ha caracterizado la sociedad micénica.

Círculo de Tumbas A

El Círculo A es un recinto de tumbas reales del siglo XVI a. C hasta 1250 a.C. El círculo se encuentra muy cerca de las Murallas Ciclópeas, que probablemente han sido modificadas a lo largo de los siglos para incluir las dichas tumbas en el interior de la fortaleza de Micenas.

El Círculo de Tumbas A está compuesto por dos filas concéntricas de lapides y piedras sepulcrales. Las tumbas reales aquí ubicadas están adornadas por obras artísticas. De hecho, hay muchos relieves que representan escenas típicas de la vida de la sociedad micénica, como actividades de caza, guerra y juegos atléticos. 

En las tumbas, además, han sido encontrados varios objetos valiosos, como máscaras de oro y plata y vasos muy estimados. Estos artefactos pueden ser visitados en el museo arqueológico que se encuentra en Atenas. Así, uno de los objetos funerarios más importantes que han sido encontrados en el recinto de tumbas A es la legendaria e invalorable máscara de oro de Agamenón, rey micénico fallecido aproximadamente en el 1600 a.C.

En el yacimiento arqueológico de Micenas, sin embargo, se encuentra otro círculo de tumbas, el Círculo B, ubicado a fuera de la antigua ciudadela. Este segundo recinto de tumbas también está caracterizado por unos artefactos de alto interés histórico y artístico. 

Ciudadela

La parte central del yacimiento de Micenas es la ciudadela, o sea la antigua acrópolis micénica, el pivote alrededor del que giraba toda la vida de esta antigua ciudad. La dicha ciudadela está delimitada por los dos muros paralelos de las Murallas Ciclópeas.

Para acceder a la fortaleza, o sea a la ciudadela, entonces, hay que pasar a través de la majestuosa Puerta de los Leones. Siguiendo el recorrido turístico señalado por unas indicaciones, pues, se pueden visitar las ruinas de la ciudadela que todavía, después de milenios, quedan bien conservadas. 

Gracias a la visita de la fortaleza  será, entonces, muy fácil imaginar la vida de los habitantes de Micenas y las características de esta fascinante y antigua sociedad. Por esta razón, la ciudadela es una etapa imprescindible para quienes quieran visitar Micenas y conocer todo del pueblo micénico.

Tesoro de Atreo

El Tesoro de Atreo, también conocido como Tumba de Agamenón, es el emblema de la arquitectura y del arte funerario de Micenas. Esta gran tumba ha sido construida probablemente alrededor del 1250 a.C. y es uno de los restos arqueológicos más importantes e imponentes de toda Grecia. Está caracterizado por la típica forma de “Tholos”, osea cúpula, como la mayoría de los monumentos funerarios griegos. 

Originalmente, el Tesoro de Atreo estaba suntuosamente decorado: algunos restos que se encuentran hoy en día en el Museo Arqueológico de Atenas indican la presencia de unas columnas de mármol verde  con unos valiosos ornamentos. Estos ornamentos, sin embargo, han sido dañados y perdidos a lo largo de los milenios. Por esta razón, hoy en día la tumba es sencilla y no lleva adornos. Asimismo, el interior de la Tumba de Agamenón también estaba adornado con piezas metálicas y mármoles. Se pueden notar, de hecho, las marcas de su presencia. 

A pesar de los daños que han ocurrido a lo largo de los milenios, esa estructura arquitectónica sigue siendo una de las más impresionantes de toda Europa y el testigo de una sociedad antigua y fascinante.

Tumbas Tholos en Micenas

En el yacimiento arqueológico de Micenas hay nueve tumbas “Tholos”, caracterizadas por la típica forma de cúpula de los monumentos funerarios griegos. De las nueve, cuatro se encuentran cerca de la ciudadela y pueden ser visitadas. Los expertos piensan que estas tumbas representen el acceso de una nueva dinastía a la realeza.

Hay que saber, además, que existen diferentes grupos de tumbas Tholos. Las más tardías son las de Atreo y Clitemnestra, caracterizadas por la ya mencionada entrada decorada con columnas suntuosas. La Tumba de Atreo, la Tumba de los Leones, que se encuentra cerca de la célebre Puerta, y la Tumba de Clitemnestra, la más moderna de las tres, son todos ejemplos de este tipo de Tholos.

Una de las más antiguas, al contrario, es la tumba de Egisto, que pertenece a otro grupo y ha sido construida alrededor del 1500 a.C.. Este tipo de tumba Tholos es mucho más sencilla de las otras en cuanto a detalles, ornamentos, decoraciones y arquitectura. Sin embargo, todos los Tholos representan restos arquitectónicos ejemplares de la sociedad micénica. 

Horarios y precios

Todas las atracciones mencionadas se pueden ver en el sitio arqueológico de Micenas, en una sola gran visita. Por lo tanto, hay que conocer los precios de las entradas y los horarios para visitar este sorprendente yacimiento arqueológico.

Ante todo, la entrada entera cuesta 12 euros y la reducida 6 euros. Con respecto a los horarios, hay que tener en cuenta que cambian al cambiar de la temporada. Es decir que en invierno, o sea desde los primeros días de enero, el sitio arqueológico puede ser visitado a partir de las 08:00 hasta las 17:00. En verano, o sea desde abril hasta agosto, el yacimiento abre a las 08:00 y cierra a las 20:00. En otoño, al contrario, hay pequeñas variaciones: en la primera mitad de septiembre el sitio cierra a las 19:30 y en la segunda mitad a las 19:00. En las dos primeras semanas de octubre, para terminar, el yacimiento cierra a las 18:30 y a partir del 16 de octubre cierra a las 18:00. Por último, para visitar Micenas hay que saber que en los días festivos los dichos horarios pueden subir variaciones.

Descubre el Mar Mediterráneo viajando con Costa

Así, el yacimiento arqueológico de Micenas es una verdadera joya de interés histórico y cultural incomparable. Aquí se encuentran, de hecho, unos de los restos más famosos y antiguos de la sociedad micénica, fundamental para la historia de Grecia y de toda Europa. Si viajas a esta zona del continente, entonces, tienes que visitar Micenas y sus valiosos restos arqueológicos.

Sin embargo, hay que saber que Costa Cruceros te puede llevar a muchos destinos icónicos y fascinantes del Mediterráneo en donde pasar unas vacaciones divertidas y relajantes y conocer las bellezas de Europa. ¡Solo te faltan elegir el destino de tus sueños y zarpar!