Alemania es sin duda un destino muy fascinante para los amantes de los viajes, particularmente para los turistas que quieran descubrir cada detalle sobre la historia, el arte y la cultura de este país sugestivo y atractivo. Pues, lo más recomendable para hacer una verdadera inmersión en el legado histórico y cultural de Alemania es visitar sus mejores castillos.

En efecto, en Alemania hay numerosos castillos que son un verdadero espectáculo arquitectónico: parecen salidos de un cuento de hadas o de una película animada, están caracterizados por una atmósfera fantástica y legendaria considerable y están rodeados de una excelente y floreciente naturaleza. Se trata, de hecho, de unos elementos fundamentales de la tradición alemana que saben robar el corazón tanto de los adultos como de los niños. Muchos de estos castillos, además, se encuentran a considerables alturas, lo cual significa que ofrecen unas vistas divinas sobre los paisajes típicos de Alemania.

Por consiguiente, desvela todos los secretos de los mejores castillos en Alemania y planea una visita de los más emblemáticos y sugestivos en compañía de tus seres queridos:

Castillo de Neuschwanstein

El Castillo de Neuschwanstein es de los mejores castillos en Alemania y se encuentra en Baviera, particularmente a 4 kilómetros de distancia de la ciudad de Füssen. Este monumento, cuyo nombre, traducido en español, significa “Nuevo cisne de piedra”, representa una de las atracciones clave de esta zona de Alemania y una de las más frecuentadas del país.

Esta fortaleza enorme fue construida en el año 1869 y es sin duda un monumento increíble, ya que cuenta con un conjunto de torres muy sugestivas y con una interesante mezcla de estilos arquitectónicos diferentes. En efecto, el Castillo de Neuschwanstein y el paisaje que lo rodea parecen salidos de un cuento de reyes y reinas.

Palacio de Schwerin

El Palacio de Schwerin es uno de los edificios más importantes de la ciudad de Schwerin, es decir la capital del estado federal alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Este palacio es muy antiguo, ya que probablemente ha sido construido en el siglo X y, a lo largo de los años, ha sido la residencia de varios duques. Hoy en día, sin embargo, representa una de las atracciones más relevantes de la ciudad y es la sede del Parlamento Regional.

La particularidad de este edificio sin duda es su ubicación: el palacio, en efecto, se encuentra en el medio del lago de Schwerin. La zona del castillo, además, cuenta con numerosos parques y otros once lagos, que crean una atmósfera de sosiego y paz considerable y están perfectos para practicar deportes acuáticos de todo tipo.

Castillo de Wartburg

Otro de los mejores castillos en Alemania sin duda es el de Wartburg, ubicado cerca de la ciudad de Eisenach, en Turingia, y construido en el año 1067 en el borde de un gran precipicio de más de 400 metros. 

Este edificio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999, ya que representa un elemento muy importante de la historia, de la cultura y de la arquitectura románica de Alemania. No es una casualidad, en efecto, que sea el más célebre y probablemente el más importante del país. Además de disfrutar de las vistas hermosas sobre el paisaje de los alrededores de Eisenach en compañía de la familia, de la pareja  o de un grupo de amigos, visitando esta joya es posible hacer un verdadero viaje a través del tiempo hacia la Edad Media.

Castillo de Hohenzollern

El Castillo de Hohenzollern se encuentra a una altitud de más de 850 metros y ha sido un elemento fundamental de la historia y de la cultura de Alemania, ya que la familia Hohenzollern ha gobernado Prusia y Brandeburgo de la Edad Media hasta la Primera Guerra Mundial. 

Esta fortificación, que está ubicada cerca de Stuttgart, ha sido construida durante el siglo XI, posteriormente destruida y reconstruida a mitad del siglo XV en estilo neogótico. Hoy en día, el Castillo de Hohenzollern, que es enorme y cuenta con innumerables habitaciones, se encuentra muy bien conservado y está caracterizado por una atmósfera fantástica y romántica inigualable.

Castillo de Heidelberg

El Castillo de Heidelberg también es de los mejores castillos en Alemania y, a diferencia de los anteriores, no se encuentra perfectamente conservado, ya que está parcialmente en ruinas. Sin embargo, se trata de un monumento medieval muy importante para el país y de un lugar de interés considerable, ya que está ubicado en un cerro y, por lo tanto, cuenta con unas vistas excelentes sobre el paisaje de los alrededores de Heidelberg.

La parte más antigua de esta fortificación ha sido construida en el año 1214 y posteriormente ampliada. En efecto, el Castillo de Heidelberg ha sido dañado y reconstruido varias veces a lo largo de los siglos: por consiguiente, está caracterizado por una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos muy sugestiva y mítica.

Palacio de Nordkirchen

Conocido como “el Versalles de Westfalia”, el Palacio de Nordkirchen es un monumento construido entre el año 1703 y el año 1733 en estilo barroco y es de los castillos más particulares de Alemania, ya que está rodeado por numerosos fosos y canales que crean una atmósfera de película inolvidable.

El Palacio de Nordkirchen se encuentra en el estado federal de Renania del Norte-Westfalia y es el palacio rodeado de agua más grande de la zona: se trata por lo tanto de una atracción muy fascinante. Por último, esta fortificación está también caracterizada por unos grandes jardines y unos sugestivos bosques decorados con varias estatuas de mármol y esculturas barrocas de alto interés artístico y cultural.

Palacio Zwinger

El Palacio Zwinger se encuentra en el casco antiguo de la ciudad de Dresde y es un excelente ejemplo de arquitectura barroca. Esta fortificación ha sido construida en el siglo XVIII en donde anteriormente había otra fortaleza: en efecto, su nombre indica justamente el muro exterior de las fortalezas antiguas.

El Palacio Zwinger es sin duda una de las atracciones clave de Dresde ya que, además de ser un edificio maravilloso que vale la pena admirar en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos, es la sede de varias colecciones de arte y ciencia muy valiosas. Por ejemplo, en el interior del palacio es posible disfrutar de las obras de artistas como Rafael, Tiziano y Pedro Pablo Rubens.

Castillo de Drachenburg

El Castillo de Drachenburg, o sea el Castillo del Dragón, se encuentra a pocos kilómetros de distancia de la ciudad alemana de Bonn, particularmente en Königswinter. Esta fortificación ha sido construida en el año 1882 y es sin duda uno de los castillos más sugestivos de Alemania, ya que parece el escenario de un cuento de hadas. 

Este castillo está caracterizado por un estilo arquitectónico historicista considerable y, obviamente, puede ser visitado. En efecto, se trata de un excelente centro turístico, ya que el edificio sabe robar el corazón de todos los turistas, así como el parque enorme que lo rodea, que está perfecto para un paseo en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.

Palacio de Charlottenburg

El célebre Palacio de Charlottenburg se encuentra en Berlín, la capital de Alemania, y es una antigua residencia prusiana. Esta fortificación, en efecto, ha sido construida en los últimos años del siglo XVII y, posteriormente, ha sido ampliada y modificada: hoy en día, por consiguiente, representa uno de los símbolos de la tradición prusiana. Este palacio, además, es enorme, ya que está rodeado por unos jardines muy grandes y acogedores.

La visita al Palacio de Charlottenburg, uno de los monumentos más célebres y elegantes de Berlín, por lo tanto, permite hacer una verdadera inmersión en la cultura, en el arte y en la historia de Alemania en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.

Descubre el Norte de Europa viajando con Costa

En conclusión, Alemania, gracias a sus numerosos y sugestivos castillos, cuenta sin duda con un legado histórico, artístico y cultural excelente que vale la pena conocer en compañía de tus seres queridos. Por lo tanto, queda claro que los castillos en Alemania mencionados anteriormente permiten descubrir todo sobre este país tan fascinante.

De otra forma, no te olvides de la posibilidad única y valiosa que Costa Cruceros ofrece a todos los amantes de los viajes, es decir, explorar cada rincón del Norte de Europa: ¡solo tienes que elegir las fechas y el itinerario de tus sueños!