Marsella, sin duda, es una de las ciudades más atractivas de la Provenza, en Francia. Se trata, en efecto, de un destino muy célebre y frecuentado, ya que cuenta con muchas atracciones y actividades para hacer. Entre los lugares de interés más peculiares hay seguramente las famosas Calanques de Marsella, o sea unos maravillosos acantilados blancos que crean varias bahías, algunas muy grandes y otras pequeñas, con playas divinas, una lujuriante y floreciente vegetación y unas aguas transparentes de un color azul turquesa, hogar de una considerable biodiversidad.

No es una casualidad, en efecto, que las Calanques hayan sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: se trata de un verdadero espectáculo natural, que forma parte del área protegida del Parque Nacional de Calanques. Las Calanques de Marsella, además de estar caracterizadas por el típico paisaje mediterráneo, ofrecen a los turistas numerosas actividades para hacer, como por ejemplo varios deportes, acuáticos y terrestres, y muchas excursiones. Por último, el parque cuenta con todas las comodidades que los turistas puedan desear, incluidos bares y restaurantes. 

Por consiguiente, conoce todo sobre las Calanques y la ciudad de Marsella:

Qué son las Calanques

Las Calanques son unas de las atracciones naturales más espectaculares de Francia: se trata de una verdadera joya capaz de dejar sin aliento a todos los turistas, gracias a los acantilados blancos que crean un paisaje mediterráneo inigualable. 

Las Calanques, en efecto, se extienden por varios kilómetros y forman parte del extraordinario Parque Nacional de Calanques, en que hay una variedad increíble de paisajes diferentes, entre pinares, playas, islotes e islas y acantilados altos y escarpados, con picos de varias formas y dimensiones. Los acantilados de las Calanques, por último, se extienden a lo largo de un tramo divino de la costa mediterránea, con aguas maravillosas y calmadas, de un color azul turquesa.

Parque Nacional de Calanques

El ya mencionado Parque Nacional de Calanques se extiende por 20 kilómetros e incluye toda la zona de los extraordinarios acantilados de las ciudades francesas de Marsella, Cassis y La Ciotat. 

El parque ha sido abierto en el año 2012 y es extremadamente grande, ya que comprende 80 kilómetros cuadrados de costa y 430 kilómetros cuadrados de aguas. Por lo tanto, el Parque Nacional de Calanques está caracterizado por una increíble biodiversidad y por varias especies de plantas y animales típicos de la costa mediterránea. Por ejemplo, el parque cuenta con 140 especies terrestres protegidas. Por último, este parque tan único es el lugar ideal para los amantes del deporte, ya que hay la posibilidad de hacer senderismo disfrutando de unos paisajes de ensueño.

Cómo llegar

Puede ser útil saber cómo llegar al Parque Nacional de Calanques desde Marsella, ciudad francesa extraordinaria. Pues, hay que saber que es posible llegar a las Calanques en metro, en autobús o en barco. 

En efecto, la distancia entre Marsella y las célebres y fascinantes Calanques no es mucha, ya que se trata solamente de 15 kilómetros. Por consiguiente, es posible llegar bastante rápido tomando las líneas 1 o 2 de la metro de Marsella y bajando en la parada “Castellane” o en “Rond-Point du Prado”. De otra forma, es posible también tomar el autobús número 19, bajarse en la última parada, o sea “La Madrague de Montredon”, y después subir al número 20. Por último, en algunas épocas del año es posible también tomar un barco, el “batobus”, directamente del centro de Marsella.

Cuándo viajar

Además de los transportes, puede ser útil también saber cuál es la mejor época para viajar a Marsella y visitar el Parque Nacional de Calanques. Pues, lo más recomendable es viajar en los meses de julio y agosto o en las primeras semanas de septiembre.

Se trata, en efecto, de la temporada alta, ya que estos meses son los más calurosos y soleados y menos lluviosos del año. Por consiguiente, en esta época es posible visitar el Parque Nacional de Calanques disfrutando de las lindas playas y tomando sol en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.

En-Vau

En-Vau es una de las Calanques más espectaculares. Sin embargo, es también de las más alejadas del Parque Nacional de Calanques, lo cual significa que hay que llegar en barco o caminando por unos kilómetros.

En-Vau está caracterizada por unos acantilados muy altos que crean una bahía bastante profunda. El punto fuerte de En-Vau sin duda son las aguas de la bahía, de un color azul turquesa, transparentes y calmadas. Hay que saber, además, que en En-Vau es posible practicar varios deportes: lo más recomendable, en efecto, es practicar senderismo y disfrutar de las aguas divinas en kayak y en paddle surf, haciendo snorkel y practicando buceo.

Sugiton

Otra de las Calanques más atractivas que dejan sin aliento a todos los turistas es la de Sugiton, que se encuentra muy cerca de la Universidad de Marsella. Se trata de unos acantilados que crean un paisaje inolvidable: salvaje e indomable. 

Como En-Vau, Sugiton está caracterizada por las aguas turquesas y transparentes y ofrece una vista espectacular sobre la costa mediterránea y los acantilados del Parque Nacional de Calanques. La particularidad de Sugiton, además, es que cerca de la costa se encuentra un pequeño islote muy peculiar, con forma de barco militar y llamado “ïlot du Torpilleur”. Sugiton es el lugar perfecto también para hacer snorkel y practicar buceo: se trata de una oportunidad única que permite admirar la vida submarina del Parque Nacional.

Sormiou

Sormiou es la más conocida y, por consiguiente, la más frecuentada de las Calanques de Marsella. Se trata también de una de las más grandes, ya que cuenta con más de 60 metros de largo. 

Se trata, en efecto, de un típico paisaje mediterráneo, coloreado y pintoresco, que ofrece una vista divina sobre los acantilados y las aguas turquesas de la zona. Además de esto, hay que saber que en Sormiou es posible dedicarse a varios deportes, como el senderismo y la escalada, gracias a las paredes rocosas y a los acantilados con picos de varias dimensiones y formas. Gracias al increíble mar cristalino y calmado, de otra forma, es posible practicar buceo y hacer snorkel. Hay que saber, además, que en Sormiou hay todas las comodidades que los turistas puedan desear: se trata entonces de un lugar perfecto para las familias con niños.

Morgiou

Morgiou se encuentra muy cerca de las Calanques de Sugiton y Sormiou. Se trata de unos acantilados que crean una bahía bastante profunda y estrecha, en que está ubicado un pequeño puerto pesquero, muy sugestivo y pintoresco. 

Morgiou, por consiguiente, está caracterizada por un paisaje extraordinario y cuenta con muchos bares y restaurantes perfectos para probar la comida francesa en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos. Además de esto, en Morgiou se encuentra una linda playa en donde broncearse y desconectar de la rutina. Por último, como en las otras Calanques, hay la posibilidad de practicar varios deportes, incluida la petanca.

Port Miou

Port Miou se encuentra a tres kilómetros de distancia de En-Vau. Como Morgiou, la bahía de Port Miou crea un pequeño puerto natural: se trata del lugar en donde salen varias excursiones por el Parque Nacional de Calanques. Sin embargo, a diferencia de las otras Calanques, en Port Miou no hay playa.

En todo caso, el paisaje es maravilloso, ya que las paredes rocosas de los acantilados están caracterizadas por una impresionante vegetación, incluso un bosque lujuriante de pinos. Además de esto, en Port Miou hay varios bares y restaurantes ideales para disfrutar de la comida típica mediterránea en compañía de tus seres queridos.

Información turística

Para visitar el Parque Nacional de Calanques puede ser útil conseguir un mapa, ya que las Calanques son muchas y el área del parque es muy grande. Después, hay que saber que es muy importante llevar ropa adecuada, sobre todo para los turistas que quieren hacer senderismo y escalar durante el verano, o sea cuando hace mucho calor.

Además de esto, hay que saber que en el parque se organizan varias excursiones, en barco o a pie, para ir a visitar algunas de las Calanques, sobre todo las más alejadas. Se trata de una oportunidad excelente para visitar las partes del parque menos accesibles y para pasar un día inolvidable.

Descubre el Mar Mediterráneo viajando con Costa

Queda muy claro que el Parque Nacional de Calanques cuente con unas atracciones naturales únicas. En efecto, los paisajes típicos del Mediterráneo, la variedad de deportes para practicar y la considerable biodiversidad caracterizan este destino de ensueño y saben dejar sin aliento a todos los turistas.

De otra forma, hay que tener en cuenta que Costa Cruceros te ofrece la posibilidad de zarpar hacia tus destinos favoritos del Mediterráneo, entre Grecia, Croacia, España, Italia y Francia. Solamente hay que elegir el recorrido de tus sueños y escoger las fechas. ¡Zarpa ya y empieza una nueva aventura!