El Etna es uno de los volcanes más espectaculares de Italia y de Europa en general. Se encuentra en la isla de Sicilia, particularmente a 30 kilómetros, más o menos, de la ciudad de Catania y cerca de la célebre Costa de los Cíclopes, o “Riviera dei Ciclopi”. Se trata de una de las atracciones más importantes, célebres y atractivas de esta zona de Sicilia. En efecto, este volcán ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representa un destino muy amado.

Hay que saber que es posible conocer las peculiaridades del volcán Etna, también conocido como “Mongibello”, gracias a las excursiones emocionantes y únicas organizadas por las guías alpinas del refugio Sapienza del Club Alpino italiano. No te pierdas, entonces, la oportunidad de explorar este lugar tan peculiar y de aprender todo sobre uno de los volcanes más activos de Europa que, a lo largo de los años, ha tenido centenas de erupciones.

Empieza la aventura junto a tu familia, a tu pareja o a tu grupo de amigos y conoce todo sobre el espectáculo natural del volcán Etna:

Geología

El Etna, o sea el volcán activo más alto de Italia, está ubicado en la Isla de Sicilia, en el sur del País, particularmente en la costa este de la isla, o sea en la zona en donde la Placa Africana se hunde bajo la Euroasiática. El volcán, también conocido como “Mongibello”, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2013.

El Etna cuenta con 3328 metros de altura y con un máximo de 45 kilómetros de diámetro, por un total de 1178 kilómetros cuadrados de superficie. Este volcán es muy célebre, ya que es uno de los más activos de Europa y del mundo entero, y frecuentemente entra en erupción. Está caracterizado, por último, por un cono y por cuatro cráteres, o sea “Voragine”, “Bocca Nuova”, Cráter Noreste y Cráter Sureste.

Rocas

El volcán Etna es muy conocido por las típicas piedras volcánicas de color negro que se forman con la solidificación del magma. En efecto, el volcán está caracterizado por una actividad intensa y por unas erupciones frecuentes y muy explosivas, en que el Etna expulsa una gran cantidad de piedras volcánicas y de lava.

Un ejemplo de la peculiaridad de las rocas volcánicas negras del Etna es la sugestiva Costa de los Cíclopes, o “Riviera dei Ciclopi” en italiano, que está caracterizada por varios acantilados de diferentes dimensiones y de formas muy particulares que se formaron gracias a la solidificación de la lava.

Erupciones

Como dicho anteriormente, este volcán cuenta con una actividad volcánica increíble: la primera erupción que se registró en la historia fue en el año 1500 a.C.. Sin embargo, a lo largo de los años el Etna ha tenido muchas erupciones. Particularmente, se han registrado 196 erupciones confirmadas y 23 que no tienen una confirmación oficial. Además, hay que saber que el Etna siempre está en actividad: por eso generalmente hay una columna de humo que sale de sus cráteres.

Algunas de las erupciones del Etna han sido particularmente devastadoras, como las de los años 1669, 1843 y 1979. Las erupciones espectaculares de este volcán, por último, son de tipo estromboliano, lo cual significa que el Etna expulsa con mucha violencia una cantidad increíble de lava, cenizas, piedras y bombas volcánicas, además de mucho humo.

Excursiones

Si quieres admirar el volcán y conocerlo desde cerca puedes participar en las excursiones que se organizan todos los días. Las varias excursiones que permiten subir al Etna difieren por el nivel de dificultad y por la duración, que puede variar entre unas horas y 5 días. Además de esto, es posible elegir entre las excursiones a pie, en bicicleta o en “quad”, un cuadriciclo similar a una motocicleta.

Todas las excursiones salen del refugio Sapienza del Club Alpino italiano. Las guías alpinas, obviamente, acompañan a los turistas en todas las excursiones. A lo largo del camino y con toda seguridad, además, muestran a todos los visitantes los cráteres y las peculiaridades del Etna.

Cómo llegar

Para llegar al volcán sin duda hay que pasar por la ciudad de Catania, en donde hay un aeropuerto y un puerto. Esto significa que es posible llegar a Catania desde España tomando un avión o, por supuesto, un crucero.

El volcán se encuentra a una distancia de más o menos 30 kilómetros de la ciudad: por consiguiente es posible tomar un autobús, o alquilar un coche, y dirigirse hacia el Etna. El viaje para llegar al volcán es bastante rápido, ya que es de más o menos una hora. Como dicho anteriormente, para participar en las excursiones hay que llegar al  refugio Sapienza del Club Alpino italiano, a casi 2000 metros de altura.

Informaciones para ascender al volcán

Antes de participar en una excursión y subir al volcán Etna con las guías alpinas hay que tener en cuenta unas importantes recomendaciones. Primero, hay que llevar ropa adecuada, ya que a la altura del Etna la temperatura y las condiciones climáticas varían muy rápido.

Además de esto, también hay que saber que está prohibido subir hasta la cima del volcán, porque se trata de una zona muy peligrosa. Es justamente por eso que hay multas muy caras para los visitantes que no cumplen con las reglas. Por último, hay que tener en cuenta que no todas las áreas del volcán pueden ser visitadas en todo momento. En efecto, dependiendo de la actividad del volcán, algunas zonas pueden estar cerradas.

Qué ver en los alrededores del Etna

Como dicho anteriormente, el volcán Etna se encuentra a unos kilómetros de distancia de la ciudad siciliana de Catania y de la sugestiva y peculiar Costa de los Cíclopes. Particularmente, Catania  es una ciudad increíble por la belleza de los edificios y de las calles antiguas de estilo barroco y, por supuesto, por la calidad de la comida local.

Las etapas obligatorias de la visita a la ciudad de Catania, por consiguiente, son Piazza del Duomo, Via dei Crociferi, o sea una calle caracterizada por varios edificios de estilo arquitectónico considerable, y el célebre Palacio de los Elefantes, símbolo de la ciudad.

Descubre el Mediterráneo viajando con Costa

En conclusión, no hay duda que visitar el Etna sea una experiencia increíble y única, sobre todo si es compartida con la familia, con la pareja o con un grupo de amigos. La belleza natural de este volcán, en efecto, sabe sorprender y fascinar a todos los turistas, gracias a la particularidad de sus rocas, a la actividad continua y al paisaje único que lo rodea.

Hay que saber, sin embargo, que este no es el único destino que caracteriza Sicilia, Italia y el Mar Mediterráneo. Es por eso que Costa Cruceros te ofrece la posibilidad de escoger tu favorito y zarpar hacia el viaje de tus sueños en compañía de tus seres queridos.